Artículos etiquetados como Distracciones al volante

Si escribes, no conduzcas

Si-escribes-no-conduzcas

¿Recuerdas, o al menos te suena, ese eslogan que dice “si bebes, no conduzcas”? Es de una campaña de la DGT de 1985 protagonizada por, nada más y nada menos, el cantante americano Stevie Wonder, para concienciar a los conductores españoles de que beber alcohol y conducir son dos cosas totalmente incompatibles. Pues tan vital como ese eslogan debería ser este otro: si escribes, no conduzcas.

Es un mensaje claro, y conciso, y habrá que repetirlo muchas veces, pues (salvo honrosas excepciones) estamos enganchados a los telefónos móviles. Si escribes, no conduzcas. Por favor, por lo que más quieras, por tus hijos, por ti mismo, por los demás, por ese niño que está cruzando la calle, porque es una irresponsabilidad, porque no te das cuenta de lo peligroso que es… por lo que quieras, pero si escribes, no conduzcas.

Leer más…

De cómo valoramos los riesgos, y por qué lo hacemos tan poco

Riesgos
Un riesgo es la “contingencia o proximidad de un daño”, y una contingencia es la “posibilidad de que algo suceda o no suceda”. Como tal posibilidad, se puede estimar en un porcentaje desde el 0% hasta el 100%, y podríamos decir que el riesgo de sufrir una colisión es del 100% si circulamos hacia un muro y no frenamos, o que el riego de sufrir una colisión contra un muro es de casi el 0% si tenemos el coche apagado (casi, porque alguien puede empujarnos por accidente).

Sea como sea, el riesgo es algo que está presente en todas y cada una de las acciones que hacemos a diario: levantarnos en la cama, entrar en la ducha, desayunar, salir del portal, meternos en el coche, arrancar, ir al trabajo. Todo tiene un riesgo de salir mal: podemos torcernos el pie al levantarnos de la cama, resbalar en la ducha, atragantarnos con una madalena, recibir un macetero en la coronilla al salir del portal… ¿sigo? Lo que sucede es que la percepción del riesgo se puede relajar si su probabilidad es lo suficientemente baja. Y eso se suele confundir con “si esto nunca me ha pasado…”.
Leer más…

¿Por qué distrae el manos libres?

Manos libres distrae

Cuando hablamos de las distracciones, el manos libres aparece como esa solución de compromiso que nos hemos dado los conductores para poder mantener un cierto equilibrio entre la agilidad que nos proporciona seguir con nuestro día a día mientras vamos circulando, por ejemplo sin desatender las urgencias del trabajo, y la seguridad de poder hablar por teléfono sin tener un aparato ocupándonos las manos.

Sin embargo, hay estudios (Instituto Tecnológico de Virginia, 2009; Univesidad de Utah, 2013; AAA Foundation for Traffic Safety, 2014) que demuestran que utilizar un manos libres distrae, por más que mantengamos la mirada en la carretera. Distrae tanto que dejamos de percibir hasta la mitad de las señales cuando ha pasado un minuto y medio de conversación. ¿Que por qué distrae el manos libres? En realidad, es sencillo de explicar.

Leer más…

El último mensaje

Mensajes de móvilQue escribir mensajes mientras conducimos representa un grave riesgo vial es algo que hemos comentado hasta la saciedad. De vez en cuando, sin embargo, la forma de transmitir este peligro nos llega de la peor forma posible, como el ejemplo de algo que ha sucedido realmente.

Es el caso que nos ocupa hoy, con la imagen de este teléfono móvil que simboliza la muerte de Alexander Heit, un chico de 22 años. Estas que vemos fueron sus últimas palabras. Alex las dejó por escrito mientras dialogaba con un amigo:

Amigo: — Seh, mola XD sin problema. (…) Eh, tío, salgo durante una hora.
Alex: — Suena bien, tío, nos vemos pronto, ya te paso un tweet.

Esto fue lo último que escribió Alex justo antes de sufrir un gravísimo siniestro vial. No llegó a enviar su mensaje. Se salió de la vía y volcó con su coche. Resultó herido grave y falleció en el hospital. Leer más…

¿Quién iba a imaginar que estaría ahí?

Atención en carretera sin visibilidad

Me ha hecho gracia encontrar una campaña de la DGT en la que se trata de la distracción al volante con la misma imagen que utilizaba yo en el aula para explicar a mis alumnos los peligros de un camino excesivamente conocido: la falta de atención. Explicarlo por escrito resulta complicado, porque para transmitir la idea me iba de una punta a la otra de la zona magistral, reconvertida en escenario de mis payasadas; pero creo que podré con el reto.

La cosa es que explicaba yo cómo, por efecto del exceso de confianza, un conductor —al que daba vida yo mismo muy metido en mi papel— iba degenerando en el arte de acudir con su coche de casa al trabajo y del trabajo a casa. De casa al trabajo y del trabajo a casa. De casa al trabajo y del trabajo a casa.

Leer más…

Hazlo porque somos amigos

No escribas mientras conduces
Hoy arranco con fuerza. Los amigos son una parte muy importante de nuestras vidas, y entre ellos podemos encontrarnos, por supuesto, a nuestros familiares. Familia y amigos forman nuestras vidas y les dan sentido la mayoría de las veces. Por eso debemos ser los primeros en tener un gran interés porque hagan lo correcto, porque no corran riesgos innecesarios ni se pongan en peligro, ellos mismos primer, y a los demás.

Sobre esto versa una interesante campaña de publicidad que ha realizado Volkswagen, en la que lo más importante es que se resalta el papel de nuestra propia presión social sobre nuestros amigos y familiares. Porque nosotros no podemos dejar de sentir la lealtad suficiente por ellos como para decirles “no escribas mensajes mientras conduces”, “no bebas si vas a conducir”, y tantos otros mensajes.
Leer más…

¿Qué es más peligroso mientras conducimos, doblar la tasa de alcoholemia o enviar un SMS?

Drinking a lot El perrrro de Roque no tiene rrr…

Curiosa pregunta, y clara respuesta para cualquiera con algo de sentido común… y no seré yo quien dude de vosotros, nuestra audiencia. Si alguien plantea así la pregunta, está claro que siempre es lo segundo, enviar un SMS mientras conducimos, lo más peligroso. No voy, tampoco, a entrar a la batalla eterna de si es necesario hacer estudios ultra exhaustivos para contarle a las personas que hacer otra cosa que no sea conducir mientras vamos al volante, es peligroso.

Lo que no me termina de cuadrar exactamente es la necesidad de comparar algo muy malo con algo peor. Es decir, si yo digo que es peligroso tragarse un sable escribir un SMS es peligroso que duplicar la tasa de alcoholemia, ¿qué estoy transmitiendo exactamente? ¿Sabe cualquiera de nosotros cómo es exactamente la sensación de duplicar la tasa de alcoholemia? ¿Se trata tan solo de un mensaje con impacto? Lo que quiero decir es que no acabo de ver el punto de una comparación tan peregrina: creo que es peligroso escribir un SMS al volante, y nunca he conducido con el doble de la tasa de alcoholemia.
Leer más…

Al volante, ¿está prohibido fumar?

Tabaco por Norto

Si fumar perjudica seriamente la salud, según las autoridades sanitarias; al volante, podría decirse que está más que justificado. Por dos razones: la primera, fumar mientras se conduce, además de limitar los movimientos del conductor puede también ser motivo de una distracción, sobre todo, a la hora de encender o apagar el cigarrillo, buscar el cenicero del coche y no digamos si cae ceniza sobre su propio cuerpo. La segunda razón, la salud de las personas, nos referiremos a los ocupantes que van en el interior del vehículo.

De momento, la Organización Médica Colegial propone la prohibición de fumar en el interior de los coches, al menos cuando haya niños. Y razón, no les falta pues tenemos que comprender que si en muchos sitios públicos no dejan fumar, con más razón, por cuestiones meramente de salud, en un espacio tan reducido como es el interior de un coche, tanto el conductor como sus ocupantes tendrán que tener en cuenta que el humo del tabaco les puede molestar.

Leer más…

Tres buenos anuncios que nos hablan de Seguridad Vial

Anuncios de seguridad vial

Andaba yo buceando en internet a la búsqueda y captura de contenidos diferentes, y me he encontrado con tres anuncios sobre Seguridad Vial que cumplen con las expectativas. Por aquellas casualidades de la vida, los tres son spots de Volkswagen y los tres se emitieron hace ya un tiempo en la gran meca de la publicidad que es Argentina. En España no hemos tenido la suerte de verlos en la tele, y quizá por eso también me han llamado la atención.

Se trata de tres historias diferentes que aluden a tres factores de riesgo: cansancio, estrés y distracción, aunque quizá lo más destacable no es el qué sino el cómo. Acostumbrados como estamos a grandes campañas plagadas de efectos especiales que nos zarandean sin pudor, quizá el valor de estos vídeos es acercarnos al problema sin sangre y sin perder la capacidad de hacernos reflexionar.

Leer más…

Siri en el iPhone, un aliado para nuestra seguridad: cuantos menos clicks, mejor

iPhone soporte coche

Manejar los controles de nuestro auto-radio es una tarea delicada, ya que nunca debemos desviar la vista de la carretera al volante. Las marcas de automóviles nos lo ponen cada vez más fácil y prestan mucha atención a esta parcela de nuestros desplazamientos que tiene que ver mucho con la seguridad. Rara es la marca que no ofrece sistemas compatibles para conectar y manejar los últimos dispositivos del mercado mediante botones o mandos en el volante sin interferir en el ejercicio de la propia conducción o manejo del vehículo.

Eso es un avance y esta muy bien, pero por desgracia no todos disponemos de un vehículo de última generación, entre los cuales, me incluyo. Es muy habitual ver todavía sistemas de conexión alternativos para poder usar reproductores de mp3 o teléfonos en nuestros coches. Desde tomas auxiliares en los frontales de los equipos de audio hasta aparatos que emiten en una frecuencia de radio determinada. El popular teléfono de Apple, iPhone, y su asistente Siri, ahora disponible en castellano, nos facilita mucho esta tarea. Leer más…