Artículos etiquetados como Conductor novel

¿Qué coche comprar a un conductor novel?

Conductor novel

¿Tienes un hijo que se acaba de sacar el carnet y buscas el primer coche en el que comience a ganar experiencia? Lo común es buscar al conductor novel un coche viejo de algún familiar que no se use o comprar un coche de segunda mano un poco antiguo y barato para que el joven con su carnet reciente se vaya haciendo a la conducción. Cuesta gastar un dinero importante en un coche que probablemente acabe lleno de bollones y marcas en pocas semanas.

“Coche viejo familiar o usado antiguo y barato”. Es decir, un coche con tecnologías de seguridad anticuadas, tal vez sin ABS y muy probablemente con cientos de piezas en la mecánica y el tren rodante en las últimas necesitando sustitución. ¿Crees que es el tipo de coche que necesita una persona con apenas experiencia?

Leer más…

La Seguridad Vial, asignatura de libre configuración

simulador de conducción

Aprender Seguridad Vial en la Universidad como se viene haciendo hasta ahora, aunque sea de forma transversal, es una necesidad de cara a la formación de nuestros jóvenes como futuros conductores. Lo vimos, hace tiempo, cuando hablamos de los cursos de conducción avanzada para estudiantes universitarios en Cataluña y, ahora, la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid retoma nuevamente este asunto para ofrecer a sus alumnos, durante este curso académico, un programa de Formación en Seguridad Vial y Movilidad.

Para ello, contarán con simuladores de conducción que complementarán el contenido presencial y práctico de sus cursos. Un avance para el aprendizaje del aspirante conductor que no queremos pasar por alto por representar una nueva forma de enseñar las habilidades necesarias para manejar los mandos de cualquier vehículo ante situaciones que se nos pueden presentar durante la conducción real. De ahí, que aprovecharemos esta noticia de actualidad para hablar sobre los simuladores como material específico dentro de la formación de los conductores.

Leer más…

¿Cuándo y para quién están recomendados los cursos de conducción?

cursos de conducción
Sobre cursos de conducción hemos hablado ya en este espacio, y existen una gran variedad de ellos, dirigidos a los conductores menos experimentados algunos, otros expresamente recomendados para mejorar técnicas de conducción o para introducirse en al competición. Elegir un curso de conducción ya plantea una serie de dudas, pero quizás lo que más dudas puede generar (si es que las genera) es responder a la pregunta: “¿Necesito un curso de conducción? ¿Por qué?”.

Estamos acostumbrados a leer y escuchar en las noticias que existen cursos de reciclaje para conductores que hayan perdido todos los puntos del carnet de conducir, y por tanto puede parecernos, a veces, que esto de los cursos de conducción está orientado a los malos. No solo a los malos conductores, sino a los malos, los que cometen infracciones y son poco menos que “delincuentes”. Esta visión está un poco limitada y condicionada por las noticias, porque en realidad un curso de conducción le conviene a cualquier persona.

Leer más…

Si eres conductor novel, tómate en serio estos consejos

conductor novel
Obtener el carnet de conducir es un gran evento vital, o al menos lo es para muchas personas. Significa, en la mayoría de los casos, ser mayor de edad, poder conducir (obviamente) y pasar a la edad adulta con una prueba en forma de tarjeta que nos permite, además, identificarnos como lo que ya somos: conductores. Cuando sacamos el carnet, casi de las primeras cosas que oímos sí o sí es que saber circular no es lo mismo que saber conducir. Y es verdad, pero también es cierto que no hay por qué agobiar a nadie.

Nosotros hablamos a diario de seguridad vial, preferentemente educación vial, y de sistemas de seguridad, de cómo hacer esto o lo otro, de cómo tratar de ser mejores conductores y tener la máxima precaución posible al volante. De conducir con inteligencia y pensar que el trayecto es menos importante que llegar al destino. Pensando en el conductor novel, creo que lo que nos falta es hablar de tú a tú con él, o ella, y decirle que sí, que conducir es una gran responsabilidad, pero que puede hacerlo perfectamente sin necesitar 100.000 km de experiencia.
Leer más…

Conocimientos del conductor novel, se le suponen

Drew's first driving lesson Por akarmy

novel.
(Del cat. novell, nuevo).
1. adj. Que comienza a practicar un arte o una profesión, o tiene poca experiencia en ellos. U. t. c. s.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Esa es la definición del diccionario de la Real Academia Española. Sin embargo, para la casa grande que expide las autorizaciones para conducir, novel al volante significa llevar la letra ‘L’, es decir, la letra impresa en blanco sobre fondo verde, en la parte posterior del vehículo por el tiempo de un año a partir de la fecha de expedición del permiso de conducir. Un año que sería como una fase de experimentación o aprendizaje aunque sin el acompañamiento del profesor de autoescuela.

La famosa ‘L’ es la inicial de la palabra inglesa Learning, aprendiz y ha de permanecer bien visible en todo momento, para dar a entender al resto de conductores de la condición de principiante al volante. Todo un clásico que seguimos manteniendo a pesar de las últimas novedades de nuestra legislación y todavía sigo con mi duda: Y si… durante el primer año tras obtener el permiso de conducir, no se conduce; pasado ese año, ¿se considera novel?

Leer más…

Lo que cambia el panorama tras un año como novel

conductor.jpg
Hace tiempo leímos a Jaume contándonos lo que es estar en el meollo de la ciudad, y lo que hay que aguantar en él. Sin duda son situaciones estresantes, exigentes psicológicamente y sobre todo, muy incómodas desde cualquier punto de vista. Siendo novel, las cosas se ven también así, pero si queréis un poco amplificadas: literalmente a mí no me gustaba nada conducir en ciudad, y reconozco que aún hoy lo evito si tengo oportunidad. ¿Miedo? No. Simplemente, si tengo que hacerlo lo hago sin ningún problema, pero solo como medio de llegar a un lugar cómodo y dejar el coche estacionado. Por ejemplo, un parking.

Llamadme cómodo, o inexperto, pero creo que en muchas ocasiones el hecho de conducir a diario y de manera intensiva por ciudad trae más quebraderos de cabeza que otra cosa. Es cierto que existen muchos casos en los que es inevitable, pero también hay otros casos en los que podemos optar por alternativas y no lo hacemos. Hay horarios a los que adaptarse si nos quedamos con el transporte público, hay que caminar (deporte sano como ningún otro), hace calor o frío. Hoy os quiero aburrir con lo que ha cambiado el panorama desde mi punto de vista tras un año como conductor, y claro, novel.
Leer más…

Se acabó la limitación a 80 km/h para conductores noveles

practicasl.jpg
Va de novatos, o noveles. Ayer mismo Javier Costas nos contaba las manías del conductor novel, y hoy nos tomamos el aperitivo con la interesante noticia de que el límite de 80 km/h para conductores noveles pasa a mejor vida. En efecto, a partir de mañana sábado, los conductores noveles tendrán una restricción menos y una responsabilidad más, la de saber administrar su velocidad como cualquier conductor.

Allá por septiembre del año pasado, una proposición no de ley pero sí muy esperanzadora nos contaba cómo estaba previsto revisar esta limitación que venía imponiéndose durante los últimos treinta y algo años. Me encanta tener la oportunidad de comentar este tema porque creo que se va a formar un buen debate, y me remito para mi argumentación al artículo de Josep en el que da su particular y certera visión al respecto.
Leer más…

Las manías del conductor novel

Fernando Alonso novelEnhorabuena, ya tienes el carnet de conducir. A partir de ahora, puedes circular por las carreteras libremente, siempre y cuando respetes las reglas del juego. Pero ojo, que tu aprendizaje no ha terminado, no ha hecho nada más que empezar. Y este momento es especialmente sensible.

Cuando dejamos de tener al plasta de la autoescuela a nuestra derecha, si viajamos solos nadie va a corregirnos ni a detectar manías y malas costumbres que podemos estar empezando a adquirir. Por ejemplo, mi profesor siempre me daba un manotazo cuando veía que mi mano derecha iba demasiado pegada al pomo del cambio.

Justo cuando uno empieza a “soltarse” y gana confianza, es cuando pueden aparecer algunas manías. Si eso no se corrige a tiempo, pueden dilatarse en el tiempo lo suficiente como para que dejarlas sea más difícil que abandonar el tabaco.

Veamos algunas manías comunes:

Leer más…

Un 83% de los jóvenes se posicionan a favor de la tasa cero de alcoholemia para conductores noveles

Dummy bebiendo en un coche

El RACC y la ANFABRA acaban de presentar un estudio según el cual la práctica totalidad de los jóvenes de 18 a 34 años, un 92% de los encuestados, creen que se debería potenciar el consumo de refrescos como alternativa al alcohol cuando hay que conducir. De la misma forma, una amplísima mayoría (83%) está a favor de que a los conductores noveles no se les permita beber ni una gota de alcohol.

Dejando de lado el interés más o menos altruista que pueda tener la ANFABRA en este tipo de contiendas, desde Circula Seguro siempre hemos insistido en que alcohol y conducción son incompatibles, incluso cuando uno tiene la percepción de que no ha bebido tanto y de que, en definitiva, controla la situación. Por este motivo, que sean ahora los jóvenes quienes comienzan a ver en el alcohol un problema cuando se mezcla con el volante no puede pasarnos por alto.

Leer más…