Artículos etiquetados como Conducir de noche

Reformas de importancia (6): Dispositivos de alumbrado y señalización

faros

Añadir cualquier elemento, dispositivo o sistema independiente de alumbrado y señalización está sujeto a las directrices marcadas en el Manual de Reformas en vehículos. Realizar un cambio de importancia en nuestro coche como, por ejemplo, poner más luces de la cuenta imitando al coche deportivo Pontiac Firebird en la serie de cine de ciencia ficción El Coche Fantástico o, simplemente, instalar luces de neón de color azul por todo el contorno interior del vehículo y que se enciendan cuando el vehículo está parado o cuando se abra alguna de sus puertas conlleva, por parte del propietario o titular, pasar una homologación, es decir, certificar las posibles reformas realizadas.

Para saber si estamos ante una reforma de importancia tenemos que remitirnos al Anexo X del Reglamento General de Vehículos que es donde se detalla, a través de diversas tablas, los distintos tipos de luz que se pueden llevar en un vehículo automóvil, el número de luces, el color, la situación donde deben estar colocadas y si son obligatorias o no.

Leer más…

‘La tercera oportunidad’ (2): Mientras la ciudad duerme

La tercera oportunidad

Seguimos con ‘La tercera oportunidad‘, este repaso que venimos realizando a la serie ‘La segunda oportunidad‘. Hoy nos encargamos de la conducción nocturna en ciudad, pero no tanto por los peligros que pueda entrañar la falta de visibilidad de la vía o el cansancio del conductor, sino a un nivel mucho más primario que tiene que ver con las actitudes frente a la conducción segura.

Así es. En el episodio de hoy no hay falta de pericia en el manejo del automóvil, sino falta de control en la figura del conductor. El ocio nocturno desemboca en prisas por llegar a casa, mezcladas con alcohol, exceso de confianza y falta de respeto por las normas de circulación más elementales. El resultado ya lo podemos imaginar…

Leer más…

Si te cruzas con un peatón de noche, cuidado con las luces

3788063426_6d1e08f9bc_o

Este es uno de esos artículos que salen de una vivencia, o de varias, y posiblemente os parezca que esté hecho a propósito con el fin de ofrecer moralina gratis a todos los que pasen por aquí. No es así, ni mucho menos. Cuando hablamos de paseos nocturnos solemos hacerlo centrándonos en coches y su alumbrado, en ciclistas y sus reflectantes, e incluso en peatones que caminan por carreteras rurales.

Seguro que mi caso es muy particular, pero ¿qué pasa si circulamos por una carretera secundaria, o de menor entidad, y nos cruzamos con un peatón de noche que camina alegremente por un carril bici, separado de la calzada? En realidad, nada cambia: el peatón deberá llevar algún material reflectante (porque a pesar de estar separado de la calzada, sigue estando en un carril compartido, y nada menos que por bicicletas), y el conductor deberá respetar al peatón, por mucho que estén separados. ¿Y cómo se “hace” eso? Al menos, alma de cántaro, ten la decencia de quitar las luces de largo alcance.
Leer más…

‘Road Intelligent Lighting’, iluminación para carreteras

492356922_ebacaa2e96_o

Habrá que esperar a que se ponga en marcha este prototipo de iluminación inteligente en carretera para saber los efectos secundarios de esta medida que se presenta más como una medida de ahorro que de prevención. No obstante, no es la primera vez que se plantea apagar por la noche los semáforos, por parte de algún que otro municipio para ahorrar en tiempos de crisis, pero, ¿cómo podría afectar en una carretera que ya tiene su propio alumbrado?

De momento, el sistema Road Intelligent Lighting está preparado para que al detectar un vehículo con suficiente antelación y dependiendo del tipo de vía eleva automáticamente el flujo luminoso al 100% y lo mantiene mientras el vehículo circula por la zona iluminada. Por tanto, el problema de la conducción nocturna, visto así estaría igualmente solventado pero existen otros inconvenientes. Si no, vean.

Leer más…

Conducir de noche tiene más miga que la que podemos pensar

Conducción con lluvia, de noche
Conducir de noche tiene una atracción especial para muchos conductores que, paradójicamente, han conducido pocos kilómetros con oscuridad total, o con condiciones de baja visibilidad… aparte de la propia oscuridad. No negaré que sí, tiene algo especial, siempre y cuando nos encontremos con unas condiciones estupendas, como puede ser encontrarnos solos en un tramo de carretera o autovía, con la noche despejada y pudiendo utilizar toda la potencia de nuestro sistema de luces.

Pero si, por poner un ejemplo, nos encontramos haciendo kilómetros en una carretera secundaria con bastante tráfico en ambos sentidos, sin conocerla y con lluvia, la cosa cambia. Conducir de noche deja de ser un placer banal para convertirse en un suplicio de libro, una prueba de fuego para nuestra resistencia y nuestra capacidad de atención. Y puede ser peligroso, para qué negarlo. Vamos a dar unos pocos consejos para conducir seguros por la noche. Cosas de sentido común, por otro lado, que todos podemos concluir con un poco de esfuerzo.
Leer más…