Artículos etiquetados como Condiciones

El cambio de hora, factor de riesgo en la conducción

13474820354_960dfaca5c_z

Dentro de unas horas, es decir, en la madrugada de este sábado al domingo, los relojes se van a adelantar una hora. Esto quiere decir que a las 02.00 serán las 03.00 para comenzar el horario de verano y que se traduce en restar una hora de sueño o dormir una hora menos. Todo lo contrario, es decir, atrasar el reloj una hora será el horario de invierno y que se realizará en la madrugada del sábado 25 al domingo 26 de octubre próximo. Unos cambios de horas que se hacen todos los años en los mismos meses y que suponen una modificación de las horas de luz y oscuridad y, en consecuencia, una serie de alteraciones neurohormonales en nuestro organismo pero que llegan a superarse entre dos o cuatro días según algunos estudios científicos.

Así, nos lo contaba Josep Camós hace unos años para darnos algunos consejos sobre el cambio de hora y que volvemos a recordar por considerar que estos cambios de luz a lo largo del año, dormir una hora menos o no dormir cuando toca, es decir, si no descansamos debidamente puede afectar a nuestro organismo y por tanto a nuestra capacidad para conducir un vehículo. Por mucho que nos hablen de ahorro económico y descenso de contaminación, tenemos que tener claro que no somos máquinas programadas a la hora de manejar un vehículo.

Leer más…

La lluvia, factor de riesgo en la conducción

4320399530_1686bcd3e9_z

La lluvia es un factor climatológico adverso para la conducción. Conducir con lluvia o suelo mojado requiere una atención especial y al mismo tiempo un control sobre el vehículo acorde a las circunstancias. Un vehículo que tiene que estar bien preparado para soportar cada estación del año y así poder afrontar en estas fechas, la niebla, el viento y las lluvias que nos trae el otoño.

Una conducción adaptada al estado de la vía para poder maniobrar con seguridad y evitar situaciones de riesgo. La lluvia provoca la disminución de adherencia del neumático sobre el asfalto y en consecuencia debemos incrementar la distancia con los vehículos que nos preceden, reforzar nuestra atención y anticiparnos para evitar las reacciones tardías o las maniobras evasivas erróneas.

Leer más…

Con el frío llegan las heladas

Hielo en el retrovisor por fernand0

Durante la presente semana, según información de la Agencia Estatal de Meteorología, estamos sufriendo un episodio de frio, viento, lluvia y nieve. No es para alarmarse pero se prevén fuertes bajadas de temperatura y reducción de la cota de nieve. Al parecer, este frío que empezó en el norte de Europa quiere continuar hasta el fin de semana.

Por tal motivo si deciden viajar en coche, será imprescindible llevar cadenas para evitar quedarse retenido. Además, si el viaje se hace por zonas de sombra o de madrugada tenemos que estar muy atentos a las placas de hielo. Tampoco podemos olvidar que previamente al viaje es conveniente revisar: neumáticos, anticongelante y frenos del vehículo.

Éstos y algunos consejos mas nos pueden venir muy bien para estos días, así que tomen nota.

Leer más…

Legañas al volante

Tres señoras durmiendo

El otro día, como cada mañana, salía caminando de mi casa en dirección a la estación de cercanías. Es algo que llevo haciendo mucho tiempo, desde que era un simple estudiante. Y, ahora, incluso con permiso para conducir y vehículo propio, sigue siendo mi opción preferida por su reducido coste (tanto para mi bolsillo como para el ambiente), relativa puntualidad, elevada comodidad y seguridad.

Como yo, muchas otras almas cada mañana deciden acercarse al lugar de trabajo o estudio con transporte público. Una de las ventajas de este tipo de transporte es que uno puede elegir a qué dedica el tiempo del trayecto. Por contra, si uno elige el vehículo particular, no hay elección: debemos dedicar el 100% del tiempo a intentar sobrevivir un día más a la jungla de asfalto.

En el tren, hay entretenimiento para todos los gustos: hay quien lee un libro, repasa apuntes, escucha música, juega con algún aparato electrónico, o simplemente observa las musarañas. Yo soy de la opinión de que la forma más productiva de invertir el rato es dormir, con lo que el trayecto nunca es lo suficientemente largo.

Leer más…

Urgencia

urgencias.jpg

Hoy se suponía que tenía que hablaros un poco sobre las gafas de sol… Pero hay veces en que una llamada de teléfono lo cambia todo. No importa los planes que tengas para escribir en Internet, o para quedar el fin de semana. Suena el teléfono, obstinado. Sin aviso previo, nuestro universo está a punto de cambiar.

Cuelgas el teléfono y se te queda la cara en blanco. Y el cerebro. No sabes como reaccionar. De repente, es como si viviéramos en un universo diferente, donde predomina una sola idea: la urgencia. ¿Qué hacer? Hay que ir lo más rápido posible al hospital.

Leer más…

Cinco minutos de cambio eterno

lleno.jpg

Os propongo un pequeño experimento. Elegid una intersección cualquiera entre dos o tres vías medianamente concurridas, sentaos en un banco y observad un rato. Sencillamente, mirad.

Yo lo realicé de forma involuntaria no hace mucho. Había quedado, y llegué un poco antes de tiempo. O quizá el otro llegaba un poco tarde, da igual. En cualquier caso, no me quedaba más remedio que sentarme y esperar.

Ante mis ojos, llenando la práctica totalidad del espacio visible desde mi posición, se desarrollaba en todo su esplendor el gran espectáculo de la intersección de dos de las arterias más importantes de una gran ciudad. Tantos y tantos coches…

Leer más…

Tela de agua

cold.jpg

El próximo lunes 21 de diciembre, a las siete menos doce minutos de la tarde hora española (peninsular), llega el invierno. Pero el frío, aunque dubitativo este año, cada vez está más instalado en el ambiente. Y con él, llegan las prendas gruesas, las mantas, la calefacción, bocanadas de vaho… y las ventanas enteladas.

Cuando se produce condensación en las superficies acristaladas de los vehículos, las consecuencias negativas sobre la seguridad vial son bastante obvias. Si no podemos ver el mundo que nos rodea, no nos podemos mover por él de forma segura. Hoy me propongo intentar entender por qué se entelan los cristales cuando hace frío.

Leer más…

Parte médico de incapacidad vial, ¿utópico o posible?

Médico y paciente

Imaginemos una situación como otra cualquiera de las que suceden cada día en España. Se presenta una persona en la consulta del médico y le confiesa con sorna que desde hace unos meses tiene una gran dificultad para distinguir las señales de tráfico. Vamos, que no las ve hasta que no las tiene a un palmo de sus narices… El médico, atónito, hace la exploración de rigor y tras confirmar una pérdida de agudeza visual deriva al paciente hacia el servicio de oftalmología para que le echen un buen vistazo.

Cuando por la tarde el médico cuelga la bata y el fonendoscopio, se va a su casa y allí se sienta en el sofá a ver la tele, de pronto repara en un detalle aterrador. Aquel paciente ha acudido a la consulta conduciendo su coche… y se ha marchado de vuelta a casa conduciendo su coche. ¿Cuántas señales no habrá visto por el camino? ¿Cuántos coches, camiones, motos, bicis y peatones le habrán salido de la nada si ese hombre ha tenido que circular contra la luz del sol vespertino?

Al médico se le han quitado las ganas de cenar. ¿No hay nada que él pueda hacer?

Leer más…

¿Por qué ocurre el aquaplaning?

lluvia desierto.jpg

Se acerca la época en que en muchas zonas de nuestro estado más llueve, y de forma más torrencial. Sin ir más lejos, mi propia calle se convierte en un torrente varias veces cada otoño. Alguna vez ha llegado a arrastrar coches aparcados (¡suerte que tengo garaje!). Por lo tanto, incrementa la posibilidad de que un charco traicionero nos haga perder el control de nuestro vehículo.

Como ya expliqué extensamente en El invento de la rueda, nuestro control sobre el vehículo depende única y exclusivamente de que entre nuestros neumáticos y el pavimento exista una fuerza de rozamiento suficientemente grande. Por ese motivo, tanto las ruedas como la carretera se fabrican de materiales con alta fricción. Pero claro, eso supone que la rueda está en contacto con el asfalto. ¿Qué ocurre cuando el agua se entromete?

Leer más…

¡Qué calor!

quecalor.jpg

¡Qué calor! Una de las exclamaciones más frecuentes en esta época del año. Por lo menos, para los que me leéis desde el hemisferio norte. Y es que como cada año, el Lorenzo se esfuerza al máximo para dejarnos bien chamuscados.

Pero no es sólo una cuestión de comodidad, las temperaturas elevadas merman nuestras capacidades, afectando negativamente a la conducción. Por ejemplo, se considera que a unos 35ºC sufrimos una reducción de reflejos equivalente a 0,5g/L de alcohol en sangre.

Nuestro cuerpo está diseñado para funcionar a una temperatura concreta. A temperaturas demasiado altas, las proteínas se deforman y rompen (ésta es una de las cosas que ocurre cuando cocinamos algo), el metabolismo se acelera y desequilibra, entre otros efectos desagradables. Por lo tanto, si la temperatura ambiental es demasiado alta, nuestro cuerpo se ve obligado a activar mecanismos para expulsar de su interior el calor.

Leer más…