Artículos etiquetados como Averia mecanica

Rotura del colector de escape, peligrosidad y cómo detectarlo

Colector escape

Hoy vamos a tratar un tema que me ocurrió recientemente, y es la rotura del colector de escape del coche. Más allá del desembolso económico que tendremos que hacer para repararlo (suelen estar bastante escondidos por lo que hay que desmontar bastantes piezas para tener acceso), es un elemento que puede entrañar mucho peligro para nuestra integridad.

Y no estoy hablando de que el coche pueda tener un accidente por mal funcionamiento sino que el riesgo que entraña es para nuestra salud y, como consecuencia, también que podamos sufrir un accidente por malestar físico. Parece una tontería hasta que te pones a pensar en ello.

Leer más…

Los peligros de la carretera (y 5): Imprevistos en la circulación

102633164_57ac37c2db_z

Termino esta serie de peligros de la carretera con algunos ejemplos sobre imprevistos que podemos encontrarnos durante el trayecto y a los mandos de nuestro vehículo. Pueden ser muchos más, tantos como señales de advertencia peligro que se mencionan en el Reglamento General de Circulación a través de su catálogo de señales, pero nos limitaremos a contar aquellos que son más frecuentes ver por nuestras carreteras; así que, si se os ocurren más imprevistos en la circulación me lo decís para ampliar el listado.

Todos los peligros concretos de la vía tienen un denominador común y no es ni más ni menos que su señalización para advertir al conductor que debe, por un lado, concentrar la atención y por otro, moderar la velocidad. Si por las circunstancias que fueran no estuviera el peligro señalizado entonces debemos actuar con prudencia para evitar en lo posible cualquier daño material o personal, confiando en nuestra experiencia y prevenir que en cualquier momento, durante la conducción, podemos sufrir un contratiempo en nuestro camino. ¿Recuerdan el ejemplo de la pelota que se cruza por delante del vehículo en marcha?

Leer más…

El mantenimiento preventivo y la seguridad vial: un caso real

Honda Civic

Hace un par de días hablábamos del mantenimiento preventivo de un vehículo en sus dos vertientes: el que nos evita a tener averías y el que nos evita a tener un accidente. Tener un coche no es adquirirlo, echarle gasolina, pagar unas tasas y a rodar. Implica otros cuidados, otros gastos que normalmente no se tienen en cuenta.

Para saber cuánto nos cuesta, veamos un caso práctico realizado con mi vehículo. Sí, ese mismo que hace un par de años ya conocisteis y que todavía conservo. Por suerte, sigue sin darme ningún disgusto grande tras haber pasado la frontera de los siete años y los 215.000 kilómetros, una cifra bastante buena para hacernos una idea del gasto que supone. Podéis consultar todos los datos de los que hablaremos en la página de Spritmonitor.

Leer más…

El mantenimiento preventivo y la seguridad vial

Vehículo en taller

Uno de los factores fundamentales en la búsqueda de una mayor seguridad vial al volante es el mantenimiento preventivo. ¿Y qué es el mantenimiento preventivo? Pues algo muy sencillo. Son todas aquellas tareas de mantenimiento que realizamos sobre nuestro vehículo y que sirven para mantenerlo en perfecto estado de funcionamiento.

El mantenimiento preventivo da como resultado dos beneficios. El primero, que minimizamos las posibilidades de que nuestro vehículo sufra una avería y nos deje tirados. Y el segundo, mantener las prestaciones y los sistemas de protección con los que fueron diseñados en su origen.

Leer más…

Las carreteras en mal estado, el consumo y el mantenimiento

Carreteras en mal estado

Hace tiempo me ocurrió un caso sorprendente. Digamos que para ir desde A hasta B (unos 25 km) podía optar por dos caminos. El primero de ellos es una carretera nacional con buen asfalto y en la que se puede mantener una velocidad más o menos constante de 90 km/h con relativa facilidad.

La segunda opción, una carretera comarcal con el firme destrozado por el paso diario de cientos de camiones, con bastantes curvas pero en la que también se puede mantener una velocidad más o menos constante de aproximadamente 60 km/h.

Leer más…

La preseñalización de peligro, desde el cielo, más visible

DISPOSITIVO

Hoy no hablaré sobre un dispositivo de señalización cualquiera ni de una simple señal sino más bien… lo siguiente: una señal de peligro aérea. Un invento patentado en los EE.UU y en España y que aún no se ha comercializado. El motivo, en principio, lo desconozco pero a mí me ha llamado la atención por su sencillez y utilidad, entre otras cuestiones, porque además de señalizar el vehículo para una rápida intervención de los equipos de rescate puede evitar una colisión en cadena.

Estamos hablando de BAFF, o lo que es lo mismo, Baliza Aérea Flotante Fosforescente, un sistema de baliza que sirve para localizar y visualizar a distancia un coche que se encuentre averiado o haya sufrido un accidente en medio de una carretera o autovía. Un dispositivo alternativo a la colocación manual de los triángulos de preseñalización de peligro en el caso de que el conductor se vea imposibilitado por padecer una enfermedad súbita, un siniestro vial o ante condiciones climatológicas adversas. Pero… veamos más detalles.

Leer más…

Cómo colocar los triángulos correctamente

triangulo_seguridad_carretera.jpg

Con el mal tiempo que está azotando la península en los últimos días, el número de pequeños accidentes y alcances aumenta. Aunque con el frío también aumenta el número de vehículos parados con problemas técnicos de algún tipo. La suma de unos y otros hace que los arcenes de nuestras vías tengan más afluencia que durante el resto del año.

Es por ello que es necesario que ante estas contingencias sepamos como actuar en estos momentos. A tenor de lo que he visto en estos últimos días, sabemos que nos tenemos que colocar el chaleco y que tenemos que poner los triángulos de preseñalización de peligro, pero estos últimos en un buen número de casos los colocamos mal. Leer más…

Avería en carretera, ¿qué hacer?

Averia

Si la semana pasada dábamos unos pequeños consejos sobre qué hacer en el caso de que tuviésemos una avería con nuestro vehículo en ciudad, hoy trataremos el tema de qué es lo que tenemos que hacer si por el contrario, sufrimos la avería fuera de poblado, es decir, en carretera.

Aquí ya no contamos con la ventaja de poder disponer de gente a nuestro alrededor para poder auxiliarnos por lo que lo primero que debemos tener en cuenta es llevar siempre un teléfono móvil a mano con la batería cargada, sobre todo ahora que los postes S.O.S. dejarán de velar por nuestra seguridad a los lados de las carreteras. Leer más…

Avería en ciudad, ¿qué hacer?

Averia

¿Qué consideras fiabilidad en un vehículo? Algunos piensan que no pisar el taller excepto para las revisiones es lo ideal pero, efectivamente, es algo utópico ya que tarde o temprano tendrá algún achaque. Para mi sin embargo, que no me deje tirado un día en la carretera es su mejor muestra de fiabilidad. No me importa que de vez en cuando tenga que ir al taller para cambiar alguna pieza o reparar algo si sé que siempre me devolverá a casa sano y salvo.

Sin embargo, si alguna vez nuestro vehículo dice basta y nos quedamos irremediablemente parados, no es lo mismo que nos pase en ciudad que en carretera. Hoy hablaremos de lo que podemos hacer si tenemos una avería en ciudad ya que el entorno urbano nos permite algunas ventajas que no tenemos fuera de ella. Leer más…

Un atasco evitable, visto por un iluso ignorante

Atasco en la Ronda Litoral de Barcelona

Sábado. Tres de la tarde. Las entrada Norte de Barcelona bulle de forma insólita para ser sábado a las tres de la tarde. Son muchos, quizá demasiados, los vehículos que me encuentro transitando por las vías que llevan a circunvalar la Ciudad Condal. De repente, avisto un atasco. ¿Atasco? Insólito. No es un lunes a las ocho de la mañana. Es fin de semana y, aunque hay algo de tráfico, la cosa no me cuadra. Algo falla.

Ahora un panel de mensaje variable me saca de la incertidumbre. Vehículo averiado a 500 metros. Señal que me indica que de tres carriles pasaremos a dos. El derecho, inutilizado. Ya conozco la razón del atasco. Donde comen dos no siempre comen tres. Agradezco el detalle informativo, pero ya me podría haber advertido la red de paneles de esta circunstancia unos kilómetros más atrás, en vez de machacarme con el uso diurno de las luces de cruce. Encuentro a la vez el aviso y el atasco. Ya no hay escapatoria.

Leer más…