Artículos etiquetados como Atropello a animales

¿Qué hago si veo animales cruzando la carretera?

Ver animales cruzando la carretera puede que sea una experiencia que hayamos tenido en algún que otro viaje. No suele ser habitual pero nadie garantiza que, mientras vayamos conduciendo, algún animal suelto irrumpa a nuestro paso. Ya no sólo por carreteras secundarias y tramos señalizados sino también por autovías y autopistas porque haberlos, haylos… Y sino que se lo pregunten a éste grupo de usuarios de twitter que han hecho famoso el gesto de un policía de tráfico que corta la circulación para dar protección y prioridad a una familia de patos que cruzaban por una concurrida calle de la ciudad:

Leer más…

Seguros que cubran accidentes con animales, ¿cuándo son aconsejables?

Jabalí cruzando carreteraUna de las situaciones que más riesgo entrañan al volante es la de cruzarse con un animal en la carretera. De hecho, no es un acontecimiento atípico. La estadística de años anteriores cuenta que en España se producen en torno a 14.000 accidentes de tráfico relacionados con animales. Por ello, las compañías de seguros suelen incluir en sus pólizas para vehículos apartados en los que se contemplan este tipo de circunstancias.

Leer más…

En el Día Mundial de los Animales: soluciones a los atropellos y transporte de mascotas

dia-mundial-de-los-animales

Hoy, 4 de octubre, se celebra el Día Internacional de los Animales y desde Circula Seguro queremos contribuir con algunas reflexiones sobre animales y seguridad vial. Los atropellos a animales como consecuencia de irrupción de animales salvajes y domésticos, abandonados o no, y el transporte de mascotas son dos temas que hemos tratado por separado para referirnos a los animales. Sin embargo, tienen en común la participación e influencia del conductor tanto fuera como dentro del vehículo, salvo que se trate de animales domésticos que serían responsables, además, sus dueños.

Leer más…

Rosa y Boby

Boby

Rosa y Boby eran una extraña pareja. Ella, una cuarentona madre de dos hijos. Él, un cocker negro mascota de unos vecinos, con un pelo largo y rizado precioso. Hasta aquella semana, apenas habían compartido unos cuantos arrumacos y movimientos de cola en el rellano del edificio. Pero ahora, durante unos días, se habían convertido en compañeros de piso forzosos a causa de un viaje imprevisto de los dueños de Boby, a quien Rosa les debía un antiguo favor.

La convivencia duraba ya unos cuantos días, y se hacía mucho más agradable de lo que Rosa pensaba. El único momento realmente malo era el paseo vespertino. «Llévalo a dar vueltas por el polígono a las afueras del pueblo, nosotros solemos dejarlo suelto para que corra un poco«. Durante los primeros días, no se atrevió a liberarlo de la cadena. Pero ese día, armada de confianza, decidió dar un paso adelante y permitir que su amigo circunstancial de cuatro patas pudiera campar a sus anchas.

Leer más…