Artículos etiquetados como Aptitudes para la conduccion

Aprendiendo a conducir: un profesor de autoescuela nos cuenta cómo preparar el examen práctico

aprender a conducir

Las clases prácticas que imparten las autoescuelas tienen como misión preparar a sus alumnos sobre las situaciones cotidianas de la circulación. Unos aspirantes que tendrán que demostrar al volante, el día del examen, si están preparados como conductores a desenvolverse en una vía pública junto con el resto de usuarios, ciclistas y peatones que comparten el mismo espacio.

Ya vimos los errores más frecuentes durante las prácticas de conducir y, hoy, veremos algunos consejos prácticos para subsanar esos errores y superar con éxito la prueba de control de aptitudes y comportamientos en circulación. Una prueba que exige la DGT para obtener el permiso de conducir y que se desarrolla en vías abiertas al tráfico.

Leer más…

Los diez errores más frecuentes durante las prácticas de conducir (nos lo cuenta un profesor de autoescuela)

El proceso de aprendizaje en la conducción, durante las clases prácticas, requiere una puesta a prueba sobre lo que supone y significa conducir un turismo por una vía pública. Los errores que comenten los alumnos, al principio, son muchos pero con la paciencia del profesor poco a poco se van superando. Si el alumno no sabe cómo actuar o realiza alguna maniobra incorrecta, el profesor podrá corregir la situación gracias a los mandos adicionales o doble mando que dispone el vehículo en los bajos y enfrentado al asiento delantero derecho. Además, dispone de unos retrovisores por donde puede controlar las distancias, dirección del vehículo y vigilar mejor el entorno.

Para más detalles, vamos a conocer las pruebas de aptitud para aspirantes a obtener el permiso de conducir gracias a Francisco José Millán Calleja, profesor de autoescuela en Sevilla, con diez años de experiencia en formación vial y que nos invita a subirnos al coche de su centro de formación, donde él trabaja, para contarnos in situ cuales son los errores más frecuentes que comenten sus alumnos durante las clases prácticas de coche:

Leer más…

¿A qué edad tengo que dejar de conducir?

La actual Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial (en adelante LSV), que se aprobó en enero del año pasado, puede que no haya tenido en cuenta el progresivo envejecimiento de la población en España. Lo cierto es que, con el paso del tiempo, tenemos más conductores mayores y muchos de ellos han dejado de estar en condiciones de manejar cualquier vehículo con seguridad.

Los conductores mayores son un grupo de riesgo y debemos prestarles mucha atención. Por ejemplo, en los reconocimientos médicos deberían ser mucho más exhaustivos no por el hecho de tratarse de personas mayores sino para comprobar si realmente pueden seguir conduciendo. Puede que ahí esté la solución pero, ¿existe un límite de edad a partir del cual no se puede conducir en España?, ¿a qué edad es peligroso conducir?

Leer más…

¿Qué hacemos si nos encontramos con un conductor en sentido contrario?

conduccion temeraria
Cada cierto tiempo vemos noticias sobre conductores que se han metido en una autovía en sentido contrario al habitual. Lejos de pensar en kamikazes, que los hay, en muchas ocasiones todo se reduce a un despiste. Un despiste enorme, sí, porque por lo general es muy difícil no darse cuenta de que nos estamos incorporando a la autovía de una forma antinatural, y es muy difícil no ver las enormes señales de STOP que suelen presentarse ante nuestros ojos, pero son despistes al fin y al cabo.

El ultimo caso, en Palma, tenía como protagonista a una mujer de 65 años que se introdujo en sentido contrario por la Vía de cintura y, lejos de detener el vehículo y tratar de solucionar el asunto, siguió circulando, quizás con la intención de salir por una próxima salida. Sea como sea, el hecho se produjo, y nosotros no vamos a juzgar su comportamiento, para eso ya está el sabio usuario de Twitter. Lo que sí podemos hacer es contar qué podemos hacer si alguna vez nos encontramos con una situación así en la carretera.

Leer más…

Efectos oculares y visuales que conviene asumir a la hora de conducir

tunel vista conducir
La conducción requiere de la vista como sentido principal, sin el que resulta evidente que no es posible (hoy) conducir ningún vehículo. Teniendo eso tan claro, nos encontramos con multitud de casos diferentes en cuanto a la salud de la vista del conductor, y ya en otras ocasiones mencionamos lo poco que nos preocupa nuestra visión para conducir, en general. La percepción subjetiva es que vemos bien, igual que a pesar de habernos tomado unas cervezas “estamos perfectos para conducir“: en ambos casos conviene pensar que no somos los más indicados para juzgar nuestros sentidos, y necesitamos acudir al oftalmólogo con regularidad, y más cuanto más edad acumulemos a la espalda.

Leer más…

Tres tipos de alerta en la conducción

pedales

La capacidad de observación que tiene todo conductor durante la conducción dependerá, entre otros factores, del buen uso y manejo de los mandos de su vehículo y de la concentración durante la distancia que le queda por recorrer. La planificación del viaje implica o lleva consigo saber el tiempo que se tarda de ‘A’ a ‘B’ pero no siempre se podrá cumplir debido a imperativos del tráfico rodado y al estado de la vía con sus condiciones medio ambientales.

Pues bien, durante todo ese tiempo el nivel de alerta o atención mientras conducimos debe permanecer para llegar con seguridad a nuestro destino. Cualquier contratiempo que sume tiempo a nuestro desplazamiento debemos compensarlo con un buen descanso y no al revés. Veamos por qué.

Leer más…

Las fases del siniestro vial (y 3): situación límite

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un escenario vial por donde nos movemos como conductores o peatones y donde experimentamos en cualquier incidente rodado las fases de percepción, respuesta y, por último, la menos deseada por tratarse de una situación limite, como es, el conflicto.

Situación límite podría ser el título de una buena película pero no viene al caso aunque sí relacionado con el tema de hoy ya que puede representar la última fase en la que se divide el siniestro vial, es decir, el momento en el que se produce físicamente el incidente. Una fase que puede dividirse: en momentos o lugares, punto de máximo efecto, colisiones reflejas y posiciones finales.

Leer más…

Las fases del siniestro vial (2): Decisión y respuesta

crossroads

Como dijimos en el artículo anterior sobre la percepción, el incidente con ocasión de la movilidad entre el tráfico de vehículos (con o sin motor), peatones y ciclistas, ya sea en casco urbano o interurbano, no se produce de forma repentina o de forma azarosa, sino que se trata de una sucesión encadenada de hechos que se producen en dos dimensiones físicas: en un terreno, sitio o lugar y en un intervalo de tiempo.

Dentro de ese escenario vial por donde nos movemos, tenemos que tener en cuenta que no estamos exentos de sufrir un incidente vial bien como peatón o como conductor. La fase de percepción nos pone en alerta ante un hecho inesperado como puede ser, por ejemplo, un vehículo que nos precede y frena de forma brusca o la irrupción súbita de un peatón. En todo caso, será la fase de decisión la que nos servirá para dar respuesta a ese peligro.

Leer más…

Las fases del siniestro vial (1): Percepción

3838933387_7cd9338027_z

El incidente o siniestro vial con ocasión del tráfico de vehículos (con o sin motor) y en donde también participan peatones y ciclistas, ya sea en casco urbano o interurbano, no se produce de forma repentina o como caído del cielo (falsa creencia), sino que se trata de una sucesión encadenada de hechos que se producen en dos dimensiones físicas: en un terreno, sitio o lugar y en un intervalo de tiempo.

El escenario vial ya lo conocemos, es decir, es por donde nos movemos. Un espacio donde existen varias zonas, fases o áreas para explicar o reconstruir lo sucedido dentro de una secuencia temporal recorrida por un vehículo o peatón. Pues bien, una de esas fases sería la percepción, es decir, la acción y efecto de comprender o conocer algo.

Leer más…

La diferencia entre un accidente y su posibilidad (2): la visión objetiva

Crash por jlmaral

Como ya dijimos en el artículo anterior cuando vimos la visión subjetiva para explicar la composición de cualquier incidente vial desde que se percibe el peligro hasta que se produce el mismo, esa serie de acontecimientos consta de varias fases y a su vez de posiciones las cuales están constituidas por momentos o espacios.

Vimos con algunos ejemplos la primera fase de percepción y definimos la visión subjetiva como el momento en el cual, cualquier conductor, en condiciones normales, puede percatarse de alguna circunstancia irregular y que al mismo tiempo la identifica como un peligro. Es la primera visión que tenemos del acontecimiento inesperado.

Pues bien, para completar la fase de percepción pasamos a explicar ahora al segundo momento de dicha fase, la visión objetiva o real para comprender, la secuencia previa que existe con anterioridad a la toma de decisión. Veamos algunos ejemplos.

Leer más…