Artículos etiquetados como Aire acondicionado

Trucos para que el sistema de aire acondicionado dure más

Climatizador-2
Estamos en pleno verano y es muy probable que muchos de vosotros ya hayáis emprendido vuestro viaje para disfrutar de unos días de desconexión, playa y/o diversión.

En estas fechas es prácticamente imposible viajar en coche sin el aire acondicionado, por lo que suponemos que te habrás cerciorado antes de que funcionara correctamente. Un viaje de 400 kilómetros o más sin aire acondicionado es una locura (lo es ahora y lo era hace cuatro décadas), sobre todo en las horas de luz. Además, aumenta la fatiga y ralentiza nuestras reacciones, por lo que se podría considerar como un sistema de seguridad. Leer más…

Consejos clave para mejorar el confort en el coche durante el verano

conducir-verano-calor
Entramos en el verano y con él se disparan las temperaturas más allá de los 40 grados en las horas más calurosas en buena parte de la Península Ibérica. Por ese motivo intentamos mantener nuestras casas lo más frescas posible, bajando persianas y encendiendo el aire acondicionado y ventiladores buscando un poquito de confort.

Igual que buscamos mejorar nuestra comodidad en casa, hacemos lo mismo en el coche, aunque a éste no le prestamos la misma atención. Cabe recordar que conducir sintiéndonos cómodos se reduce la fatiga y las probabilidades de sufrir un percance en nuestros desplazamientos, bien sean rutinarios o en los viajes de vacaciones. Por eso aquí van una serie de consejos que nos vendrán bien a la hora de mantener nuestro coche en una temperatura aceptable durante el verano. Leer más…

Cómo funciona el aire acondicionado de mi coche (y 2): el mecanismo

Cómo funciona el aire acondicionado de mi coche

En la primera parte de “Cómo funciona el aire acondicionado de mi coche” vimos someramente los Principios Físicos que gobiernan la trasferencia de de calor en un aire acondicionado. Nos dimos cuenta de que el cometido principal del acondicionador es hacer que el flujo de calor tenga el sentido contrario del natural, y para que eso pase tenemos que gastar un montón de energía en forma de trabajo.

Como os prometí, hoy vamos a tratar más de cerca el mecanismo Físico que el aire acondicionado utiliza para bufar aire frío a nuestra nariz. Si hay algo que todos sabemos sobre cómo funciona el aire acondicionado de un coche es que, cuando se estropea, el mecánico nos pide por lo menos media docena de billetes rojos para recargar el refrigerante. De ello sacamos la conclusión de que esa cantidad de gas que metemos en el sistema es lo más importante. Pero, exactamente, ¿qué es lo que hace el refrigerante?

Leer más…

Cómo funciona el aire acondicionado de mi coche (1): teoría general

A/C denoche

Los señores del tiempo (climático, no el doctor Who) no han sido muy generosos conmigo, ya que al poner en la planificación mensual que hoy iba a hablar de los principios físicos que explican cómo funciona el aire acondicionado de los coches no contaba que a mitades de setiembre haría un día tan lluvioso y frio. Por lo menos donde yo vivo. Bueno, espero que recordéis un poco este artículo cuando Apolo tenga a bien volver acercar el astro rey al cenit del cielo.

En definitiva, en este artículo intentaremos repasar los principios físicos que utiliza el aire acondicionado de nuestro coche para acondicionar el ambiente, con lo cual no sólo consigue mitigar la canícula, sino que también aumenta el confort y disminuye la fatiga, por lo que el aire acondicionado se puede considerar un sistema de seguridad activa en toda regla. Hoy hablaremos de la teoría general, mientras que dentro de siete días explicaremos más en detalle el mecanismo concreto.

Leer más…

Coche viejo: reparar o renovar (y 2)

Adiós berlina, adiós

Retomamos el hilo del debate sobre qué hacer con un coche viejo, repararlo o renovarlo. En la primera parte nos centramos principalmente en el tema económico. Vimos que hay diferentes argumentos a favor de cada opción, cuyo peso dependerá mucho de cada caso particular. En mi caso personal (que no es más interesante que cualquier otro caso, pero mira, resulta que esto lo escribo yo…), la conclusión final resultaba ser favorable a la renovación, por lo que el marcador parcial es cero a uno.

El segundo factor que tuve en cuenta en mi debate interno sobre el devenir del coche viejo el tipo de coche, y cómo se ajustaba a mis necesidades. Como ya comenté de pasada en la primera entrega, mi coche viejo no acababa de ser acorde con el tipo de movilidad que necesitaba. Era una berlina, cuando ya me hubiera bastado un compacto. Por una parte, eso tenía ciertos beneficios para las pocas veces que se subían más de dos personas al vehículo, o cuando tenía que llenar el maletero a tope. No obstante, en la mayoría de ocasiones era más una molestia que otra cosa.

Leer más…

¿Qué es la climatización del coche?

Climatizador automático

Climatizador, aire acondicionado, calefacción, ventilación… Estos sistemas son, además de elementos de confort, parte de la seguridad activa de los vehículos. En la medida en que con la ayuda de la tecnología podemos modificar las condiciones de temperatura y humedad del interior del vehículo, forzando además la ventilación del habitáculo, la climatización ayuda a evitar la fatiga y las distracciones, redundando por tanto en una mejora de la seguridad vial.

Cuando comenzaron a despuntar los primeros automóviles completamente carrozados, se halló una solución para un problema que perseguía a los ocupantes de los primeros vehículos, que eran abiertos: la calefacción del habitáculo. Pero a la vez surgió un problema: la acumulación del calor en el interior del vehículo. La ventilación resolvería en parte el problema de viajar con demasiado calor, pero sin duda el aire acondicionado marcó un antes y un después en la climatización del automóvil.

Leer más…

Tela de agua

cold.jpg

El próximo lunes 21 de diciembre, a las siete menos doce minutos de la tarde hora española (peninsular), llega el invierno. Pero el frío, aunque dubitativo este año, cada vez está más instalado en el ambiente. Y con él, llegan las prendas gruesas, las mantas, la calefacción, bocanadas de vaho… y las ventanas enteladas.

Cuando se produce condensación en las superficies acristaladas de los vehículos, las consecuencias negativas sobre la seguridad vial son bastante obvias. Si no podemos ver el mundo que nos rodea, no nos podemos mover por él de forma segura. Hoy me propongo intentar entender por qué se entelan los cristales cuando hace frío.

Leer más…

Cocidos en nuestra salsa

sunrise.jpg

Cuando aparcamos el coche en la calle, hay dos cosas que nos pueden dar miedo. Uno, que cuando volvamos a buscarlo no esté. Pero no es lo más terrible. Lo peor que puede pasar es que esté en su sitio, pero la sombra que lo cobijaba haya desaparecido.

Subir a un vehículo que ha pasado unas horas al sol puede ser de lo más desagradable. Yo solía negarme a subir hasta que el conductor entrara, pusiera el contacto y bajara las ventanas. Por desgracia, ahora soy yo el conductor.

También en marcha, sin una ventilación o refrigeración adecuada, el habitáculo de nuestro transporte se convierte en un auténtico horno bajo el sol, donde nos cocemos en nuestra salsa (el pestilente sudor). Como decíamos el último día, no sólo nos hace estar incómodos, sino que también afecta negativamente a nuestra capacidad de conducir. Pero, ¿por qué se calienta tan fácilmente?

Leer más…

¡Qué calor!

quecalor.jpg

¡Qué calor! Una de las exclamaciones más frecuentes en esta época del año. Por lo menos, para los que me leéis desde el hemisferio norte. Y es que como cada año, el Lorenzo se esfuerza al máximo para dejarnos bien chamuscados.

Pero no es sólo una cuestión de comodidad, las temperaturas elevadas merman nuestras capacidades, afectando negativamente a la conducción. Por ejemplo, se considera que a unos 35ºC sufrimos una reducción de reflejos equivalente a 0,5g/L de alcohol en sangre.

Nuestro cuerpo está diseñado para funcionar a una temperatura concreta. A temperaturas demasiado altas, las proteínas se deforman y rompen (ésta es una de las cosas que ocurre cuando cocinamos algo), el metabolismo se acelera y desequilibra, entre otros efectos desagradables. Por lo tanto, si la temperatura ambiental es demasiado alta, nuestro cuerpo se ve obligado a activar mecanismos para expulsar de su interior el calor.

Leer más…

Funcionamiento y uso del aire acondicionado

Climatizador

El aire acondicionado simplemente introduce aire frío al interior, para ello utiliza un enfriador o evaporador, un compresor y un condensador. Funcionan de manera muy similar a los aparatos domésticos. Los de gama alta incorporan un dispositivo de deshumidificación. Y la diferencia entre el aire acondicionado y el climatizador estriba en la existencia en este último de un mecanismo electrónico gobernado por un termostato que, una vez preseleccionada la temperatura, es capaz de utilizar el ciclo necesario de calor o frío para conseguir esos grados. Es el control sobre el sistema de calefacción y aire acondicionado. Existen varios tipos:

Hay climatizadores cuya función se limita a mantener la temperatura a modo de simple termostato. Hay otros que, además, controlan el flujo de aire, pero no las salidas que son manuales. También hay algunos totalmente automáticos que controlan el flujo y las salidas en función de diferencias de temperatura: interior, exterior, real y programada. Leer más…