Artículos etiquetados como Actitudes frente a la conduccion

Declaración iDEA, una app para tramitar el parte amistoso del accidente

parte_electrónico_accidentes2

El parte amistoso o declaración del accidente de tráfico que se presenta en la compañía de seguros tiene un antes y un después. Hace cuatro años hablamos sobre la Declaración Amistosa de Accidente. Un documento en papel autocopiativo que sirve para reflejar o aclarar las circunstancias que rodean al siniestro de tráfico siempre y cuando estén de acuerdo las partes implicadas, aprendimos a realizar un croquis del accidente con una aplicación on-line para representar o explicar con un dibujo lo sucedido y ahora, con una visión futurista, nos introducimos en el mundo de las aplicaciones para facilitar la comunicación con las entidades aseguradoras de vehículos.

La aplicación Declaración iDEA para teléfonos y dispositivos móviles se encargará, a modo de clic, de tramitar directamente y de forma telemática el parte amistoso con nuestra aseguradora en el caso de sufrir un siniestro de tráfico, sin depender de que se tenga o no un parte en la guantera o un bolígrafo para poder rellenar el impreso. Una aplicación desarrollada por TIREA y que se encuentra a disposición de todas las entidades aseguradoras que trabajan en el ramo de automóviles en España.

Leer más…

Educación Vial, ¿empezamos desde cero?

4025937307_0570f265b3_z

Empezamos hablando sobre Educación Vial, como no podía ser de otra manera, coincidiendo con el Día Internacional del Libro Infantil que se celebró ayer y con ésta frase que acabo de leer por el Twitter de Neil Gaiman, uno de sus promotores y que guarda relación con el tema de hoy: La clave no es aprender de los niños, sino no olvidar que lo fuimos, para explicar, más adelante, que podemos enseñar a los que nos siguen, a esos locos bajitos, como decía el humorista Miguel Gila, porque desde que aprenden a caminar tienen que ir con cuidado y eso lo sabemos, sobre todo, los que somos padres.

Pero, volviendo al asunto y después de escuchar la canción interpretada por Joan Manuel Serrat sobre esos locos bajitos…, a modo de reflexión, ¿fuimos nosotros, los padres, educados en educación vial? o, mejor dicho, ¿Era, por entonces, la educación vial en los colegios como el valor en el ejército? Porque si nos remitimos a fechas históricas, el Código de la Circulación (del año 1934) ya hablaba sobre la obligatoriedad de impartir enseñanzas sobre normas de circulación y consejos de prudencia por los centros escolares. Pero, entonces…, ¿dónde estamos? ¡Ya! Se supone, que hablamos de educación vial…

Leer más…

Como llegar a todos, con la seguridad vial

Como llegar...1

Todos los que estamos en este mundo de la seguridad vial de una manera o de otra, estamos concienciados con la importancia que tiene la seguridad vial en nuestro día a día. También los que leéis este tipo de artículos, en páginas web dedicadas a la seguridad vial sois conductores y conductoras concienciados en este tema.

Pero, qué pasa con todas esas personas que no se preocupan por informarse, por leer publicaciones sobre novedades en el entorno vial. Estoy casi seguro que son ese tipo de personas las que diariamente se ve en prensa que son detenidos por excesos de velocidad y consumos de alcohol y drogas al volante.

Me pregunto, ¿cómo podemos llegar a esos conductores para que sean conscientes de la magnitud de esos malos comportamientos? Dicen que no hay peor sordo que quién no quiere oír.

Leer más…

¿Por qué somos agresivos al volante?

10950639346_6fcf0d4a3f_z

La agresividad, aplicada a la conducción, la podemos definir como cualquier forma de comportamiento que directa o indirectamente intenta provocar, perjudicar o causar daño de cualquier tipo a otras personas que comparten la vía pública o mismo espacio por donde discurre el tráfico rodado. Por tanto, si volvemos a repasar los tipos o grupos de conductores, el perfil del conductor agresivo encajaría con la persona impulsiva e impaciente que a los mandos de cualquier vehículo, realiza acciones contrarias a las buenas prácticas de comportamiento en sociedad, con actitud negativa a la conducción y que afecta directamente al resto de usuarios.

Frenar repentinamente el vehículo para provocar que el de atrás frene bruscamente, gritar al conductor del vehículo que tarda en realizar un estacionamiento o maniobra por falta de espacio, incorporarse bruscamente en el carril provocando el frenado del vehículo que circula por la vía principal, aproximar el vehículo a la parte trasera del que nos precede, estacionar el vehículo de forma que impida a los ocupantes del vehículo de al lado abrir alguna de sus puertas, etcétera…, son comportamientos agresivos en la conducción que pueden ser la antesala de un incidente no deseado pero sí, muchas veces, provocado por nosotros mismos.

Leer más…

Compartir coche, una alternativa para viajar

152648817_f9705c4da2_z

Compartir coche es una nueva forma de movilidad por carretera. La necesidad de ahorro por la crisis, ir acompañado y el respeto al medio ambiente pueden ser los ingredientes perfectos para plantearnos, antes de emprender un viaje, el hecho de compartir alguna plaza libre que nos quede en nuestro vehículo. Una operación que puede suponer un ingreso extra para el que anuncia el viaje en coche tras fijar un precio y un ahorro para quién accede a viajar.

Una forma de viajar que se está llevando a la práctica gracias a las redes sociales y a través de diversas plataformas que se dedican a ésta gestión. Por tanto, estamos ante una alternativa al transporte de personas por carretera gestionada por empresas privadas pero que cualquiera puede acceder a ellas accediendo a través de internet.

Pues bien, veamos cómo realizan esta gestión algunas de éstas empresas dedicadas a compartir coche.

Leer más…

Los Monegros y el aburrimiento al volante

Los Monegros y el aburrimiento al volante

Que el aburrimiento al volante es un factor de riesgo vial es algo que a estas alturas nadie debería dudar, y como prueba están los diferentes artículos en esta misma casa que tildan el exceso de monotonía como una fuente de distracciones en la carretera.

Al respecto, probablemente no hay carretera más aburrida que una autopista con poco tráfico. Y si esta pasa por en medio de un clima semidesértico y autorepetitivo, más todavía. O eso es lo que me aseguró un familiar cuando le comenté que me disponía a hacer una pequeña escapada a Zaragoza: «Te vas a tragar todos los Monegros, más vale que lleves buena música y te tomes cuatro cafés».

Leer más…

Dime cómo aparcas el vehículo y te diré quién eres

7979023200_0e71a0a8fd_b
El vehículo de la fotográfia de arriba expresa claramente la personalidad de su conductor, ¿sabes cuál?

El comportamiento cotidiano del día a día muchas veces lo trasladamos a nuestra forma de conducir, es decir, vamos con prisa al trabajo por culpa de esa llamada a última hora y cuando cogemos el coche pisamos más a fondo el acelerador creyendo que vamos a llegar antes. Una conducta que casi siempre termina con el estacionamiento incívico, es decir, aparcar como sea para cubrir expediente y sin pensar en los demás. De ahí, que pudiera aplicarse la frase hecha: dime cómo aparcas el vehículo y te diré quién eres para definir en sentido peyorativo la maniobra de la persona que va a los mandos del vehículo.

La manera de conducir, como vimos hace tiempo, identifica a la persona. El hecho de no obedecer las señales de tráfico supone incumplir las normas de convivencia y por tanto, puede llevar consigo una sanción. Sin embargo, en acciones concretas como, por ejemplo, estacionar el vehículo en un aparcamiento público y con espacio suficiente puede reflejar, independientemente de si el estacionamiento está bien o mal hecho, la propia personalidad del conductor.
Leer más…

Si metes la pata, ¡no escurras el bulto!

06-09837

Dar la cara públicamente, cuando uno se equivoca, es lo más sensato que se puede hacer a la hora de confesar un error o una acción o hecho que puede tener alguna repercusión social, sobre todo si se causan daños a terceros, o por el simple hecho de poner en peligro la vida de otras personas como es el caso de la noticia que pude leer hace unos días.

El principal protagonista de esta historia real es un joven que tras conducir con su vehículo supuestamente bajo la influencia de bebidas alcohólicas sufre un siniestro de tráfico consistente en choque contra la valla de protección lateral de la vía y para evitar tener que dar explicaciones a la Guardia Civil de Tráfico decide abandonar el vehículo y marcharse del lugar por su cuenta y riesgo. Pero…, aquí no termina la historia.

Leer más…

Conducción monótona, tú y la carretera

2700637483_d7b54e9456_z

El escenario que veremos hoy, es un entorno donde el conductor no espera sorpresas. Para entrar en detalles podríamos decir que una larga recta de autovía o autopista lo dice todo y si encima se utiliza sin luz solar, sin afluencia de vehículos y fuera del horario laboral, puede ser el principio de la conducción monótona. Una conducción aburrida, cansada y al mismo tiempo peligrosa por la excesiva confianza que predispone la vía y la disminución del nivel de alerta que requiere la labor de conducir.

La conducción monótona puede, incluso, considerarse la antesala de la distracción por parte del conductor tras manipular algunos elementos del vehículo como, por ejemplo, la radio, Cd’s, navegador, calefacción y otros dispositivos al alcance, desde la postura y asiento, del conductor con el fin de superar esa monotonía o por el simple hecho de mantenerse despierto ante cualquier situación de riesgo. Una situación que será evitable si sabemos reaccionar a tiempo ante el peligro que supone circular bajo la influencia de la conducción subconsciente o automática. ¿Quieren saber cómo?

Leer más…

Doce meses sin ti

Un año sin ti
Este pasado viernes se cumplía un año de la última vez que nos vimos. Demasiado tiempo. Hora de volver a casa. Siempre dije que yo no venía aquí a enseñar seguridad vial a nadie, no soy quién para ello. Antes al contrario, yo aprendí más de ti que al revés. Porque siempre he sido de la opinión que, cuando lo que importa es llegar al destino sin dejarse la vida en el camino, es vital seguir aprendiendo día a día.

A lo largo de estos doce meses han pasado muchas cosas, y dejado de pasar otras tantas. Y aunque seguramente seguiremos hablando en profundidad de todos estos cambios, quisiera aprovechar esta oportunidad para resumir todo aquello que he aprendido en este año. Por supuesto, quedando a la espera de que a continuación seas tú quien comparta todo aquello que te ayuda a que ahora circules de forma más segura que hace 367 días.

Leer más…