Suspenso en accesibilidad para los municipios españoles

Semaforo

Tengo la suerte de no tener ningún familiar cercano con discapacidades, por lo que aunque lo intente, seguramente no pueda ponerme en la piel de la gente que diariamente se tiene que enfrentar a problemas para hacer cosas que a los demás nos resultan de lo más cotidianas. Entre ellas está por ejemplo poder pasear libremente por una ciudad. Libremente y con seguridad. Sin embargo, la gente con discapacidad visual lo tienen verdaderamente complicado ya que según el informe del observatorio de la accesibilidad universal en los municipios españoles, que ha realizado la Fundación ONCE, el 67,7 por ciento de los semáforos de las ciudades carece de un avisador acústico.

Por si no fuese ya de por si poco complicado tener que moverse por una ciudad guiándose únicamente por el sentido del oído, del tacto y de los recuerdos para saber dónde se encuentran, aun ponemos la dificultad añadida de tener que lanzarse a la jungla del asfalto sin saber si pueden o no cruzar sin peligro, viéndose obligado a depender para ello de otras personas.

Pero aun hay más problemas en el día a día. Hablamos de escaleras sin pasamanos, contenedores o papeleras mal situados, bancos en situaciones comprometidas, obras sin señalizar, cajeros inaccesibles, deficiencias en el pavimento. Todo ello ha salido a relucir en la inspección realizada en 70 Ayuntamientos y otras dependencias municipales, autobuses y taxis.

Plaza Minusvalido

La media calculada por la Fundación ONCE llama la atención escandalosamente, y es que cada 130 metros, hay algún tipo de inseguridad en el pavimento para las personas discapacitadas. Y lo peor es que se siguen sin respetar las plazas de aparcamiento exclusivas para minusválidos, sobre todo y según he observado, el lugares donde existe un menor control policial tales como centros comerciales y similares.

Aquí, nuestro respeto es nulo, como ya comentamos alguna vez. Es la jungla del aparcamiento del centro comercial y como tal, nuestro interés es aparcar en la plaza más cercana, independientemente si usamos una para minusválidos, embarazadas o lo que sea. No lo comprendo, sinceramente, no lo comprendo.

Vía | El Mundo
Fotos | Joquerollo, Tom Raftery

  • 51289

    No te sientas solo. Yo tampoco lo comprendo. Ayer mismo, una vecina de la localidad donde trabajo, estacionó su turismo en una de las plazas para discapacitados. Cunado estaba formulando la denuncia, se acerca la subsodicha y me dice que “solo he estado 20 minutos, y que por la escasa densidad del tráfico que hay, no creo que haya venido ningún discapacitado como para haberle molestado”.
    Ane tal respuesta, seguí rellenando el boletín de denuncia como si no hubiera oido nada. Ella se enfadó.

    • s63aut

      Cerca de mi oficina hay un colegio y delante hay dos plazas de minusválidos (tengo tarjeta que me habilita para utilizarlas), generalmente aparco un poco más cerca de mi centro de trabajo, si voy a esas dos plazas es que la principal está ocupada y, por lo tanto, ya he tenido que dar un rodeo previo. Pues bien, a la hora que entro (antes de las ocho), casi siempre hay coches en esas plazas, con las luces de avería activadas, dejando a sus hijos dentro del colegio, si debo esperarme en doble fila y muestro cara de contrariedad al llegar alguien para coger el coche, me responden “sólo era un minuto”, como si yo fuera un exigente que no admite el cuidado de los niños, pero es que ese “minuto” (que son diez o más), sumado a los minutos de mi anterior desvío (casi siempre por culpa de alguien sin tarjeta), más el camino añadido, me hace llegar a la oficina al menos 15 ó 20 minutos más tarde de lo previsto, los cuales debo recuperar y comer algo más tarde de lo habitual. Lo curioso es que podrían dejarlo justo al lado, en una zona de carga y descarga, a escasos cinco metros de las otras plazas.

      En la plaza que se solicitó para mí (aunque es válida para cualquiera con tarjeta), la más próxima, casi siempre están los mismos coches, todos sin tarjeta, pero si llamo a la grúa se han ido a trabajar antes de que llegue; cuando algún compañero les reprende si los ve, le dicen “es que siempre salgo a primera hora a trabajar”, pero también me hace llegar tarde, ya que intento fichar a las 7:30.

      La mayor barrera arquitectónica es la cabeza de ladrillo de muchos usuarios de la vía.

    • Josep Camós

      Bueno, al menos no te dijo que había sido “un momentito”. 😛

  • escargot

    Qué bien lo has dicho, el principal problema es el egoísmo de la gente.

    Ni la necesito ni quiero llegar a necesitarla, pero cuando veo una plaza de minusválidos ocupada por un coche sin tarjeta me cabreo. Como si el que tiene un problema lo hubiera elegido. Y estoy segura de que quien deja el coche allí sin tener derecho lo hace a mala baba.

    Mi madre tiene una incapacidad por la que no puede trabajar pero que no le exige nada especial a la hora de coger el coche, otra cosa es que no conduzca desde hace tiempo pues… yo creo que porque en el fondo no le gusta o se ha vuelto comodona al tener dos taxistas que somos mi padre y yo. El caso es que le dijeron que podía solicitar una plaza de minusválidos en la puerta de casa y no lo hizo. Porque realmente no la necesita y porque además se daría la paradoja de que de ella se aprovecharía gente que no tiene discapacidades. Para mí, aunque fuera llevándola a ella, aparcar en un sitio así sólo porque el coche que he cogido esta vez tiene determinado papelito… qué queréis que os diga, me daría cargo de conciencia.

  • pepserra

    Es curioso ver como tan candente como esta el tema de la accesibilidad, todavia los consistorios sean a veces tana reacios o refractarios Y “poco diligentes” en las reclamaciones que los que NO somos discapacitados lanzamos para los de nuestra condición y obviamente para los que mas lo necesitan (o sea ese colectivo)

    BASED ON A TRUE STORY:

    Bajo mi edificio se situa un supermercado en el que dia si dia no, un camion dejaba en medio de acera “ilegalmente” su cabina impidiendo el paso normal de los peatones escudandose en la triste excusa del trabajo de descarga…

    O sea que si uno pretendia seguir andando por la acera, de daba de bruces con la puerta del camion o lo rodeaba peligrosamente pasando por la calzada amen de ser atropellado.

    Lo sorprendente del caso(no me malinterprten), es que cuando me hicieron caso, es cuando les pinche donde mas les dolia, cuando tuve que decir(maldita sea ) que tenia un familiar con silla de ruedas que NO podia atravesar la acera con la cabina sobresalida en la boca del super.
    Y lo digo porque tuve en mas de una ocasion que arriesgar la vida de mi hijo y la mia con el carro al sortear el maldito estorbo.

    O sea que fue el factor miedo al riduculo de salir en los periodicos lo que hizo reflexionar al ayuntamiento cuando oyeron “discapacitado”.
    Pero bueno, vamos a ver…¿acaso no paso a ser un discapacitado peaton si no puedo seguir mi paso por una acera porque un trozo de camion la asalta???????
    Lamentable que la discapacitacion sea el estandarte del que uno deba echar mano para que le hagan un poco de caso, Lamentable.

    • s63aut

      Es una lástima que caigan en lo “políticamente correcto” y que se haga más caso a un discapacitado, creo que puedo permitirme hacer esa observación al serlo, sin ofender a nadie, pero ¿y qué sucede con los cochecitos de niños?, muchos no discapacitados también necesitan tener una buena accesibilidad, incluso para caminar correctamente sin jugarse la vida o sin torcerse un tobillo (por no hablar de que atropelle un coche a alguien).

      La accesibilidad debe ser para TODOS, pues la mejor forma de tratar igual a quienes padecemos una discapacidad es hacer que se equipare a todo el mundo en el respeto que merecemos, es decir, que nos tienen que hacer caso por ser ciudadanos, no por lástima ni por nada parecido, y eso implica que todos y cada uno de los ciudadanos tenemos que ser escuchados; obviamente las plazas de discapacitados son para determinados usos, pero jolines, que eso no nos nuble la vista, el cumplimiento de las normas es para proteger a cualquier ciudadano, porque de lo contrario convertirían a la gente en “discapacitados democráticos”.

  • escargot

    Qué gran verdad, S63aut… está muy bien que un semáforo tenga un pitorro que emite un sonido para que los ciegos sepan cuándo pueden cruzar, pero de paso que se encarguen de que una rama nos permita a los demás ver el muñequito. Aquí se hacen las cosas por corrección política y no por sentido común.

    • s63aut

      O que la rama no tape el Stop o el semáforo de los coches.