#SumatuLuz, una campaña de concienciación protagonizada por un recluso

El hashtag ‘#SumatuLuz‘ bajo el mensaje ‘Suma tu luz‘ es un título corto pero alusivo para una campaña de concienciación. Se trata de una iniciativa de la Fundación Abertis con el apoyo del Ministerio del Interior para prevenir y reducir los siniestros en carretera, y donde se hace hincapié sobre los riesgos que supone conducir tras consumir alcohol o drogas.

Una campaña de concienciación basada en la proyección de un vídeo en conocidas salas de fiesta y donde a mitad de la noche su protagonista, tras apagarse las luces, nos cuenta un hecho real. Una invitación que hacen sus realizadores, a través de las redes sociales, para concienciar a los jóvenes. Pero…, ¿dónde está el límite en las campañas de concienciación?

‘Maté a mi amigo’, caso real para una campaña

Sobre los datos estadísticos que maneja la DGT, el 43% de los conductores fallecidos en 2016 en siniestros viales dio positivo en las pruebas de alcohol, otras drogas o psicofármacos y el 67% tenían entre 25 y 54 años. Unas pruebas analizadas por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses que dan a conocer la realidad y, a su vez, las consecuencias de una siniestralidad vial que deja al descubierto el exceso de alcohol y la ingesta de drogas o sustancias tóxicas en el organismo como causa principal de los siniestros viales con resultado de muerte.

Por tal motivo, los responsables de la campaña de concienciación, que hoy presentamos, cuentan el protagonista del caso real. Se llama Carlos Rubio, un recluso que está cumpliendo condena por haber matado a una persona tras cometer una imprudencia y ahora pretende que al menos su historia sirva para salvar otras vidas. Una historia contada en un vídeo a modo de reality show para transmitir la dureza de las consecuencias vividas en primera persona:

Tú tienes la llave para que no se apague la luz

El consumo de alcohol y drogas es incompatible con la conducción. Los motivos son los efectos que causan en el organismo como, por ejemplo, falta de atención, reduce la capacidad de maniobra, sueño, visión borrosa, etcétera… Pues bien, si a pesar de encontrarnos bajo la influencia de alcohol o cualquier sustancia tóxica utilizamos nuestro vehículo y cometemos una imprudencia como, por ejemplo, invadir la parte izquierda o carril de sentido contrario, colisionamos con el vehículo que nos precede y provocamos daños en las personas o en los vehículos, etcétera…, estaríamos ante un caso de homicidio o lesiones cometidas con un vehículo de motor por una presunta imprudencia:

El que por imprudencia grave causare la muerte de otro, será castigado, como reo de homicidio imprudente, con la pena de prisión de uno a cuatro años.
Si el homicidio imprudente se hubiera cometido utilizando un vehículo a motor o un ciclomotor, se impondrá asimismo la pena de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de uno a seis años.
(Artículo 142.1 del Código Penal)

Una reforma del código penal que está en vigor desde el 1 de julio de 2015 tras incorporarse la figura del homicidio por imprudencia. Una reforma que debe constituir una doble herramienta para el legislador, por una parte, que se disponga de datos suficientes para una mayor prevención y, otra, para campañas específicas destinadas a los jóvenes. No obstante, como explicamos hace tiempo tenemos que tener claro que los siniestros viales no son accidentales, máxime cuando sabemos que ha podido existir una imprudencia: grave o menos grave en atención a la previsibilidad del resultado o una infracción sobre las normas de circulación que debemos conocer a la hora de conducir y circular con nuestro vehículo.

En definitiva, no se trata de penalizar el consumo, sino de mostrar los riesgos y las posibles consecuencias que puede tener una conducta irresponsable como es el hecho de combinar la ingesta de sustancias tóxicas o estupefacientes con el uso del coche o la moto. Mientras tanto, serán siendo necesarias este tipo de campañas de concienciación.

Disfruta de la fiesta, pero no apagues tu vida.

Vía | TeleMadrid
Video | abertis
En Circula Seguro | Conducir con alcohol y drogas es incompatible, no te engañes