Sube el IVA, bajan las reparaciones

taller mecanico.jpg

Por enésima vez desde que esta maldita crisis se quedó a vivir con nosotros, como si fuera un amigo gorrón, tenemos que hablar que afecta de alguna manera a la seguridad vial. Ha afectado a nuestra manera de conducir, nos hace correr menos para ahorrar combustible y principalmente en lo que se refiere a la seguridad vial, reduce el paso de los vehículos pasen menos por el taller.

La vida útil de los diferentes elementos que actúan sobre la seguridad de nuestro vehículos tienen fecha de caducidad
en forma de kilometraje. No podemos alargar la vida de los neumáticos hasta que se vean los “hierros”, pensar que los amortiguadores no se cambien nunca o que los frenos aún detienen el coche en condiciones de seguridad.

En los dos últimos años, se ha notado una clara disminución en los mantenimientos preventivos, pasando por el taller sólo para realizar las reparaciones imprescindibles. Ahí no queda todo, por el mismo motivo, también se ha notado a nivel de las polizas de seguros ya que muchos han sido los que han reducido las coberturas de los mismos.

No termina ahí todo lo malo. La crisis nos ha traído una subida de IVA, del 16 al 18%, y eso tendrá su directa repercusión en la factura del taller. Según un estudio de GANVAM; la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios, la factura del taller sufrirá una pequeña subida. Hasta ahora, cada vez que pasamos por el taller nos dejamos una media de 980 euros. La subida del IVA, representará que lleguemos a la cifra de 1.000 euros. 20 eurillos más o lo que es lo mismo, un billetito azul.

Son 20 euros (de media) de nada, pero representa una subida y como siempre pasa, los bolsillos menos pudientes se ven afectados. Pellizcos que hacen que nos pensemos dos veces eso de pasar por el taller. Ya no sólo para hacer una reparación necesaria sino para los pertinentes y, casi obligatorios, cambios de los elementos que así lo necesiten. No podemos mantener el coche en perfecto orden de circulación, mejor será dejar el coche aparcado hasta que pase el chaparrón. Eso sí, tenlo en cuenta. Dejarlo parado tampoco le va a hacer bien. Quítate algún vicio, aunque sea sólo por un mes y arregla tu coche. Cuando lo conduzcas, será y estarás más seguros.

Vía | Revista Travesía