¿Son seguros los depósitos de gas en el coche?

Fiat Doblo CNG

Los vehículos propulsados por gas natural (GNC) o gas licuado de petróleo (GLP) son prácticamente desconocidos en España. Los escépticos piensan que es peligroso llevar un depósito cargado de gas, ¿y si explota por un golpe? Dicho miedo es producto de desinformación. Veamos cómo se almacena el gas en los coches adaptados al mismo.

* *Gas comprimido*: El gas se comprime a 200-250 bares de presión, tiene el inconveniente de que el depósito es más pesado y grande. Todos los elementos se diseñan a prueba de explosiones.
* *Gas licuado*: Se conserva una temperatura muy baja (-160 ºC), de modo que permanece en estado líquido. La presión del depósito es 14-24 bares, como ventaja está una capacidad de almacenamiento superior y más autonomía, pero es un problema cuando el depósito no se usa en un tiempo por pérdida de presión. Tienen doble pared, con un aislante intermedio.

La modalidad de gas comprimido es la más utilizada en la actualidad. Los depósitos tienen el problema de su mayor peso y tamaño que los de gasolina o gasóleo, cuyas medidas de seguridad son más laxas. Cuando se usa gas, se cumplen estrictas normativas como NCH 2109, NCH 2265 o NCH 2272.

Opel Zafira CNG

En la Unión Europea está regulado cómo debe ser la instalación del coche, plantas suministradoras… mediante el Reglamento 110. El gas es menos inflamable que los combustibles líquidos, además, en caso de fuga, *como es más ligero que el aire, desaparece de escena rápidamente*. Las medidas de seguridad más importantes son:

* Realizar una inspeccion de los depósitos cilíndricos cada cierto tiempo, revisando el porcentaje de expansión permanente, pérdida de espesor en las paredes, corrosión o rozamiento, capacidad de recuperación y fatiga de material
* Verificar las conexiones eléctricas en busca de posibles cortocircuitos
* Si es necesario reparar y vaciar el depósito, se hace de forma que no se libere metano a la atmósfera
* Cuando se realiza mantenimiento del motor se contempla despresurizar todo el sistema de almacenamiento y alimentación de forma controlada

No sólo no son inseguros, es que deberían darnos más confianza que los depósitos de gasolina o gasóleo, que son metálicos o de plásticos especiales, pero menos resistentes que los mencionados depósitos de gas. *Para mantener esas altas presiones sólo por eso ya tienen que ser muy robustos.*

Volkswagen Caddy Ecofuel

Siempre y cuando se lleve un mantenimiento regular de depósitos, conductos de alimentación y mecánica, esta tecnología no debería darnos ningún miedo. Supone una menor contaminación, coste inferior, disminuye la rumorosidad mecánica…

Son muchas las ventajas, pero sólo se conocen los inconvenientes: escasez de puntos de repostaje, hacen falta modificaciones en el motor y un mayor coste en caso de vehículo nuevo. *La peligrosidad de los depósitos no es uno de los inconvenientes del gas en automoción*.

Fuente | Nuevos combustibles y tecnologías de propulsión (ISBN 978-84-612-2622-1), Proyecto SUGRE

  • Yo conozco a uno que se ha sacado un Leon de gasolina ( el 1.6 ) y me parece que dijo que el gobierno le pagaba lo que le costase la transformacion a gas natural. Con esa condicion que la hiciese. ¿ Estoy en lo cierto o me he la ha colado ?