Sobre una moto todos somos de cristal: así lo cuenta esta campaña de la DGT

seguridad motorista

La velocidad inadecuada, no respetar la prioridad de paso, superar la tasa de alcohol o drogas, no mantener la distancia de seguridad o la falta de equipamiento, son solo algunas imprudencias que se cometen al circular en moto. Para evitar que estas circunstancias, que llegan a poner nuestra vida en peligro y la de los demás se produzcan, la DGT ha lanzado la campaña El hombre de cristal.

En ella tratan de la importancia de la convivencia sobre el asfalto entre estos dos colectivos: moteros y resto de conductores.

De cara al conductor es básico mantener la distancia de seguridad con la moto, con el fin de poder frenar con la suficiente antelación ante una emergencia sin llegar a sufrir una colisión. Los metros de separación dependerán de la velocidad a la que circule, las condiciones de adherencia, el estado del coche, la climatología o su estado anímico. En este sentido es recomendable dejar al menos 50 metros cuando el velocímetro marque 100 km/h e ir incrementado esta distancia en 10 metros a medida que vaya aumentando la velocidad en 10 km/h. En términos prácticos, la DGT explica que al menos se debe guardar dos segundos de diferencia con el coche que nos precede si contamos desde que alcanza éste un punto de referencia (una señal de tráfico por ejemplo) y lo alcanzamos nosotros.

No solo se debe respetar la distancia de seguridad circulando, también a la hora de detenerse ante un atasco o pararnos en un semáforo. Cuando el vehículo se acerque a una fila de coches que se encuentran parados lo más recomendable es adelantarlos con seguridad hasta una posición más avanzada. Si no fuera posible rebasarlos, la mejor opción es situarse en el lateral de alguno que nos preceda. De cualquier manera, siempre debe el conductor procurar no acercarse demasiado al vehículo – sobre todo si es una moto, ya que es más frágil y la protección es inexistente – para evitar una colisión en cadena.

Según un informe en el que se analizaron accidentes graves en los que estuvieron implicadas motos entre el  el 1 de enero de 2014 y el 30 de junio de 2016, más del 45% de los motoristas que fallecen en accidentes de tráfico son como consecuencia de un adelantamientos indebidos o invasiones del carril contrario. Por ello se aconseja antes de realizar cualquier maniobra mirar, señalizar y volver a mirar, para después ejecutar la misma. Tanto en la calle como en la carretera es necesario sincornizar los movimientos y acciones con los de los demás. Para los adelantamientos, hay dos distancias de seguridad adionales que son imprescincibles respetar: la lateral y al retornar al carril, la distancia de seguridad trasera.

También es importante practicar la maniobra holandesa al abrir la puerta del vehículo, es decir, abrir la puerta del vehículo con la mano derecha, aquella que se encuentra más alejada de la calzada, de esta manera se gira todo el cuerpo y se aumenta la visibilidad.

 

Como motero es importante que tengas en cuenta…

  • Viajar en moto cansa más que hacerlo en otros vehículos, por ello es importante descansar cada 150 kilómetros, pues la moto requiere de todos tus sentidos y reflejos para que se reduzca el cansancio. También es importante hacerlo en una postura adecuada con el fin de que el trayecto sea más seguro y llevadero.
  • No te olvides de llevar puesta la luz de cruce para que seas visible para el resto de conductores.
  • Evita a toda costa los ángulos muertos, pues si no te ven no existes para nadie.
  • Por último, señaliza a todo el mundo la maniobra que vayas a realizar para dejar claro al resto de usuarios de la vía son tus intenciones.

 

casco motorista

Antes de viajar, ¡equípate!

La campaña recuerda al motorista equiparse, antes de comenzar el viaje:

  • Llevar siempre puesto casco. Nada menos que el 85% de los accidentes que se producen en moto como consecuencia lesiones cerebral tienen un altísimo porcentaje de las mismas el no hacer utilizado casco. De hecho si utilizamos casco las posibilidades de accidente se reducen en un 39% y la gravedad de las lesiones en un 72%.
  • Emplea la chaqueta. Es muy importante que tenga colores vivos y sea muy ajustada para que no se desplacen los protectores. Esta prenda puede ser de kevlar o de piel.
  • Utiliza guantes. Imprescindibles para preservar las manos de las inclemencias del tiempo y para evitar abrasiones en caso de caídas.
  • Utiliza pantalones específicos de piel o kevlar. Su capacidad de protección es de un 31% frente a un pantalón de algodón.
  • Cálzate con botas especiales de motorista. Los datos son muy reveladores, tanto que señalan que, en caso de accidente, las lesiones de reducen en un 30%.
  • Tampoco está de más que utilices otras protecciones como hombreras, coderas, rodilleras, espalderas integradas en el trajes, etc, para tener una adecuada protección en caso de caída.

 

En Circula Seguro| La mala costumbre de no mantener la distancia de seguridad