¿Sirve de mucho preguntar por el gato del coche?

Coche de autoescuela

El pasado lunes explicamos que los alumnos que se presenten al examen práctico de conducir en Barcelona a partir de la semana que viene podrán ser preguntados por una serie de cuestiones relativas al vehículo tales como el mando de apertura del capó, el nivel de aceite o la ubicación del chaleco reflectante, entre otras.

La lista es extensa pero en absoluto constituye una novedad, ya que como vimos el Reglamento General de Conductores, que es el que regula los aspectos que rodean los exámenes teóricos y prácticos para la obtención del permiso de conducir, contempla que se pueda preguntar al aspirante al permiso por cualquiera de estos puntos y, en general, por cualquier tema que esté relacionado con la conducción. Esto no es una novedad, aunque sí que se diga por escrito que se va a poner en práctica lo que dicta la Ley; algo que no deja de ser curioso, por otra parte.

¿Qué se persigue y qué se consigue realmente con esta medida?

Ya hace tiempo que se están incorporando cambios en la evaluación de los aspirantes a la obtención del permiso de conducir, lo que por el principio que reza “dime cómo evalúas y te diré cómo enseñas” redunda en una formación de conductores diferente a la que existía años atrás. ¿“Diferente” es sinónimo de “mejor”? No, pero tampoco es sinónimo de “peor”. Digamos que hay un problema manifiesto y hay que atajarlo como sea.

En el caso que nos ocupa, parece que se desea que el aspirante conozca un poco el vehículo que maneja mientras está de prácticas y, por extensión, el suyo propio. Aquí podemos interpretar que esta actuación servirá de algo por cuanto se exige que el alumno se implique un poco más en su formación. Que no se quede con la idea de que está ahí para pasar el rato, sino que tiene que conocer el estado de lo que lleva entre manos, algo que en un futuro deberá hacer de forma periódica si no quiere acabar engrosando las estadísticas de las faltas de mantenimiento en ruedas y frenos, un clásico de las inspecciones desfavorables de nuestro país.

Digo que servirá de algo… ma non troppo tampoco, no nos engañemos.

Si lo que se desea para el alumno es una formación completa, y entiendo que así es, deberíamos bajar un poquitín hasta la calle y preguntarnos qué idea preconcebida trae de su casa el alumno por lo general, porque de acuerdo a esa idea se va a intentar comportar. Y esa idea preconcebida no es otra que el aprendizaje y el examen, como meros trámites que deben cumplirse obligatoriamente antes de obtener el certificado de libertad en forma de carné rosa. Y luego, a vivir, cheque en blanco mientras no te pillen y te quiten puntos.

Retrovisor

Mientras creamos que la formación vial es un mero trámite… seguirá siendo un mero trámite

Dejo de lado discursos sobre la conveniencia o no de participar en el cambio de actitudes del alumno. Para llevar a cabo ese proceso hace falta tiempo y dinero, y si hay algo que un alumno que viene por trámite no está dispuesto a dar de sí es tiempo y dinero, ya que eso choca de lleno con su planteamiento de base.

Mientras la Ley permita que existan (vamos a llamarles) procesos formativos que abunden en esta tesis, mientras la Ley apoye que la formación vial sea poco más que un trámite, poco mejorará el nivel de los conocimientos, destrezas y actitudes adquiridos por el alumno durante el proceso de enseñanza-aprendizaje. Desde luego, las ofertas que prometen el aprobado sin una formación adecuada no hacen otra cosa que perpetuar este esquema, pero aquí también cuenta el papel de la Administración, que puede (y debe) establecer un marco adecuado que garantice la formación vial de los futuros conductores.

Vamos, que con medidas como esta de ir añadiendo detalles al examen estamos atacando a la puntita del iceberg que amenaza a este Titanic que es la formación de conductores, un Titanic que muchos tenían por insumergible y que pese a estar repleto de tripulación muy bien formada e intencionada hace aguas por todas partes porque le falla algún que otro concepto básico.

Mientras no haya un programa de formación obligatoria, mientras se deje al albedrío del alumno el compromiso con su formación, mientras no se le dé a la formación vial la categoría de formación real, ya podemos preguntarle al aspirante dónde tiene el mechero el coche, que su formación será la que uno recibe como mero trámite: la justa para permitir pasar un examen y luego caer en el olvido. Falla por la base, no por el detalle.

En otras palabras, establecer un ciclo formativo es la base para que el alumno se forme de forma adecuada, y el resto son… parches de dudosa efectividad global.

Dice mi amigo Mikel Bort, cabo de los Mossos de Esquadra y experimentado conferenciante sobre todo lo relacionado con la seguridad vial, que conducir es un trabajo en sí mismo. Estoy de acuerdo con él y entiendo que somos muchos quienes lo consideramos así. Entonces, ¿por qué la formación del conductor no sigue los mismos patrones que cualquier otro programa de formación?

En Circula Seguro | Pregunta de examen: ¿Dónde lleva el gato este coche?, La conducción autónoma en el examen de conducir, La publicidad engañosa, en contra de la seguridad vial

  • 51265

    Porque en nuestra mentalidad no es comparable a un trabajo, sino que se trata de un derecho “inalienable”, y para muchos más incluso que el tener derecho a una vivienda o un trabajo digno. Es un derecho que abre las puertas a salir de marcha con los amigotes/as, fardar de carro, ir a trabajar al polígono sin tener que compartir tu espacio vital con el resto del rebaño en el autobús o – ¡horror, no! – tener que caminar, y poder marcharte de vacaciones con el/la churro/churri y aprovechar los escasos días libres que te dejan en el curro, siempre y cuando tu contrato eventual de mierda te otorgue ese derecho.

    Por esta razón ningún político se atreve a abordar en serio el problema de la seguridad vial, exigiendo rigor en la formación, imponiendo exámenes de verdad para renovar el permiso en lugar del cachondeo actual, obligando a reciclarse a los conductores veteranos, retirando permisos de por vida si no se demuestra estar capacitado para conducir, etc., porque eso privaría a mucha gente de ese “derecho”. Y entonces, los mismos que votan a los que luego autorizan recortes brutales en servicios sociales, ya sean de uno u otro partido, y ni se inmutan cuando oyen que casi una cuarta parte del PIB nacional está formada por dinero negro ni se echan las manos a la cabeza con las pensiones millonarias de los directivos que hunden cajas de ahorros, pero rugen furiosos porque se baja el límite de velocidad en autovía a 110, sí que iban a liar una que los del 15-M mirarían con envidia.

  • escargot

    Me quedé muy sorprendida cuando vi que en la autoescuela no me enseñaban a poner las cadenas. Hasta hoy he tirado con las ruedas de nieve, pero…

    El otro día hablaba del ABS con un amigo y me dijo que poca gente sabía lo que tenía que hacer cuando le empezara a temblar el freno, que eso te lo enseñarían en un curso avanzado pero en el normal no. Tendrá algo que ver con los cursos exprés y cómo nos venden que hasta el más tonto se lo saca, digo yo.

  • laralaredo

    Lo siento pero no comparto la idea general de que el “proceso de formación” de los nuevos conductores sea un fiasco o un fracaso.

    Yo me saqué el carnet hará cosa de 10 u 11 meses y la verdad es que no me he creído un peligro público en ningún momento.

    Creo que salí debidamente preparado. Te enseñan a mover el coche y a moverte en sintonía con los demás. ¿Qué hace aguas?

    Obviamente, el primer día que te ves con el carnet en la mano pero sin el profesor de copiloto para “sacarte las castañas del fuego” tienes un poco de miedo y de falta de confianza. Vas como agarrotado, pero eso en dos o tres días con el coche se te pasa y al poco tiempo ya conduces como el resto de los mortales.

    Sabes cuales son las normas y sabes cuales son los procedimientos con el coche, las maniobras. Como se hace un giro en esa dirección, un cambio de sentido, como se coge una raqueta o una rotonda… son cosas que ya has hecho montones de veces con el coche de las prácticas y que tienes controladas.

    Más o menos, una vez aprendido todo lo que se busca es que te sueltes con el coche y que lo hagas de forma más natural cosa que ocurre con unas 20 o 25 prácticas y ahí tu mismo sientes que ya no tienes dudas a la hora de hacer una maniobra determinada. Ves que mas o menos ya has pillado como hay que hacer las cosas y es entonces cuando decides presentarte al examen.

    Yo creo que ese no es el problema, ni la manera en la que los profesionales enseñan a conducir, ni la manera en que se examina.

    El problema que puede haber, yo lo reconozco es la cabeza que tenemos los jóvenes que muchas veces no la tenemos muy asentada y pese a conocer las normas perfectamente, decidimos pasárnoslas por… y hacer el cafre con el coche. Yo reconozco que a mi me ha pasado, uno tiene 20 años y a veces es muy difícil resistirse. Pero como digo ese no es problema del examinador ni del profesor en mi opinión.

    Respecto al tema del post de aprenderse las partes del coche… no nos engañemos, hoy en día no hay quien le meta mano a los nuevos modelos, ya no sabe ni el mecánico del barrio como para que lo sepa el dueño, y cosas como mirar el aceite o el agua no lo veo importante como para que lo pregunten en un examen.

    Quien quiera y le apetezca porque le gusta el tema mecánico (como a un servidor) pues ahí tiene el manual de usuario del coche que es un buen comienzo para toda esta temática. pero no lo veo imprescindible a la hora de conducir.

    No creo que el tema de las faltas de mantenimiento de los coches en España sea porque el dueño no ha mirado el nivel del aceite. Es porque se descuidan mucho los pasos del coche por el taller, que las revisiones para algo están, no es solo cambiar el aceite. Se encargan de que el coche esté en óptimas condiciones hasta el próximo paso por el taller.

    Saludos.

  • escargot

    Habrá de todo, pero creo que todo el mundo debería saber lo que tiene que hacer en una situación inesperada. Por supuesto que lo que aprendes en la autoescuela es muy importante… y también que mucha gente no está a lo que se celebra y poco le aprovecha lo que le puedan enseñar.

    Volvamos al caso del ABS para ver cosas que se deberían explicar… la primera vez que noté la famosa vibración del freno ni había oído hablar de eso. Había nevado, estaba bajando una cuesta y al final había un stop y un coche cruzado. Ya sabemos que con nieve hay que intentar no frenar y bla bla bla, pero en ese momento era frenar o comerme entero el coche que estaba cruzado. Y pisé a fondo. El invento se puso a vibrar y yo no sabía lo que era, creí que había pillado una cresta de hielo o algo… e instintivamente pisé aún más. Conseguí parar el coche del todo sin dármela contra el otro.

    El caso es que ahora no sé si en las autoescuelas hablan de eso, a mí no me lo había dicho nadie pero bueno, es que me saqué el carnet hace casi 11 años.

    Entiendo que no te enseñan a bajarte un puerto nevado, y más si vives en zonas en las que normalmente no nieva… pero algo deberían hacer para que en situaciones así incluso de novatos tuviéramos los recursos necesarios para salir airosos. Cumplir las normas puede servir (si pones unas cadenas y en la caja pone que vayas a 50 como mucho, no seas cenutrio y no pases de 50…). Pero hace falta mucho más que eso.

    • laralaredo

      Si, hoy en día, al menos hace un par de años a mi me enseñaron que rea el ABS y lo que hacía con el coche, y lo del famoso culebreo del pedal del freno, del ESP también te hablaban de la utilidad que tenía dentro del vehículo.

      Como digo, en la autoescuela te enseñan a mover el coche y a moverte en sintonía con los demás. No se pueden poner a darte clases prácticas de pilotaje, o de conducción bajo condiciones adversas (nieve, lluvia) lo mas que pueden hacer, y creo que se hace es decirte “cuando llueve aumenta la distancia de seguridad, y cuando nieva, auméntala mucho más, y por supuesto, baja la velocidad” que es de sentido comun pero es todo lo que te pueden decir al respecto no hay medios ni infraestructura para ponerse a explicar lo otro.

      Y personalmente, prefiero que el carnet me valga casi 1000 euros en vez de casi 10.000

  • escargot

    Sobre lo que dices de que cada vez los coches son más complicados, desgraciadamente es así. Y no porque sean más complejos sino que no sé ni por qué… no entiendo qué avance tecnológico es que a un coche le tengas que desmontar medio parachoques para cambiar una luz de cruce fundida. Pues así vamos todos de un tiempo a esta parte.

    • laralaredo

      Dimelo a mi. Ahora tengo un Cinquecento Sporting y le hago todo. Estoy a punto de cambiarle la distribucion + la bomba del agua yo con un colega mecánico. Tal es la sencillez del coche que ves todos sus órganos importantes a simple vista nada más abrir el capó. Cualquier operacion resulta fácil y accesible.

      Luego levanto el capó del Prius y se me cae el alma a los piés. Todo va tapado bajo una bonita tapa de plástico para que parezca “más eléctrico” y ahí es imposible ver o hacer nada.

  • ingolstadt

    Perdonad el off-topic, pero tengo una pregunta, en el examen práctico de condcuir sigue en vigor la espera de X semanas según el número de convocatoria en la que estés? Por ejemplo antes recuerdo que de la 1º a la 2º podias ir a la siguiente semana pero a la 3º ya eran 2 a la a la 4º 3…¿Sabeís si sigue igual?

    • Josep Camós

      Han cambiado los plazos, pero sigue habiendo esos periodos, sí.

      De la segunda a la tercera convocatoria, hay que dejar pasar 12 días naturales (incluidos festivos y fines de semana), y de la tercera en adelante, hay que dejar pasar 18 días naturales.

      “Estos plazos, que se contarán desde la fecha de realización de la prueba no superada, podrán ser reducidos excepcionalmente en casos de reconocida urgencia debidamente justificada” (Reglamento General de Conductores, Anexo VI)

      • ingolstadt

        Muchas gracias por la información.

  • escargot

    Puertos nevados etc… sí, todos nos acordamos de que hay que aumentar la distancia de seguridad y reducir la velocidad, pero creo que en el tema de qué marcha llevar la gente ya va algo más perdida. Yo misma no estoy segura de qué es lo mejor. Y es a eso a lo que voy.