Simulador de conducción Honda Riding Trainer

Honda Trainer

Ya empiezan a verse en los concesionarios de motocicletas Honda, el simulador de conducción Honda Riding Trainer. Tres son las estrategias en las que la marca nipona basa su desarrollo: seguridad, respeto del medio ambiente y el placer de pilotar. Dirigida a la primera va destinado este aparatejo en el que se evita los sofisticados sistemas de movimiento y tres dimensiones de otro tipo de simuladores para apostar por el bajo coste y poder dirigirlo al máximo posible de clientes: autoescuelas, concesionarios, centros de educación vial, etc.

La estructura es muy sencilla: un ordenador en una estructura tubular con palanca de cambio, palanca de freno y manillar con todos los elementos habituales en una motocicleta. Puede funcionar de dos formas diferentes: tradicional como una moto o como un scooter, en el que la maneta izquierda pasa a ser el freno trasero.

Honda Trainer

Todo ha sido estudiado para ofrecer el máximo realismo posible con lo que tanto un conductor experimentado como un profano en el mundo de las dos ruedas puedan sentirse cómodos. Además, el conductor novel puede ir familiarizándose con los mandos en varios entornos diferentes: ciudad, carretera, montaña, noche, etc; y con motocicletas de potencias diferentes.

No existen sanciones, y podemos permitirnos hacer casi cualquier cosa. Eso si, nuestro fin no es otro que evitar tener un accidente. Pero el sistema no nos lo pondrá fácil: un peatón que cruza por delante de un autobús parado en doble fila, un coche que sale repentinamente del aparcamiento, una carga que cae en una curva de autopista en plena noche, un manto de niebla, un deslumbramiento en alta montaña…

El sistema no reemplaza el aprendizaje en condiciones reales, pero si puede mejorar el mismo enseñando que hacer en situaciones de riesgo reales sin poner en peligro nuestra integridad. Su precio es de aproximadamente 3.000 euros.

A continuación tenéis un vídeo de cómo funciona. Además en este modelo se ha incluido un analizador para saber dónde está mirando el conductor. Por cierto, cuidado con el ciclista.

Ve el video en el sitio original.

Vía | Michelin

2 comentarios

Deja un comentario