Si te quedas atrapado en la nieve y no tienes cadenas, prepara 200 euros

Accidente nieve

Y yo personalmente todavía endurecería un poco más la sanción, con un par de puntos de regalo. Porque a estas altura y con la cantidad de años que se lleva intentando concienciar a la gente de que cuando llega noviembre hay que meter las cadenas en el maletero, todavía hay irresponsables que circula sin ellas a sabiendas de que van a atravesar zonas de alta montaña. La Guardia Civil está sancionando con 200€, y con razón.

Hace años la infraestructura viaria no estaba preparada para situaciones de nevadas, aunque fuesen muy pequeñas. Se hizo una fuerte inversión, tanto en maquinaria como en depósitos de salmuera que florecieron en las carreteras cuales setas en octubre. Habrá alguno que todavía diga que no es suficiente pero es que, una gran parte de la responsabilidad para que todo funcione de forma correcta recae en los conductores. Y si no, los dos ejemplos que os cuento a continuación.

El que se queda atravesado y “fastidia” al que viene detrás

Coche en la nieve

Carretera de montaña. Dos coches circulando uno tras el otro. El conductor que circula detrás comienza a observar como el otro vehículo empieza a tener problemas de tracción. Nieva copiosamente y el blanco manto empieza a cuajar sobre el asfalto.

En vez de echarse a un lado cuando tiene oportunidad, el conductor intenta seguir avanzando hasta que sus neumáticos, llenos de nieve en su dibujo, se convierten prácticamente en slicks y no puede seguir hacia adelante. Parado en medio de la carretera, sin posibilidad de echarse a un lado o a otro, obliga a detenerse al otro conductor.

Pero esa detención va a ser más larga de lo que parece porque a pesar de que el otro conductor no tenía problemas para circular (lleva neumáticos de invierno), tiene que esperar e incluso maniobrar de mala forma para intentar continuar su avance puerto arriba porque el otro conductor, encima, se niega a dejar caer un poco su coche para apartarlo del medio de la carretera. Tiene miedo a que acabe golpeando el guardarraíl.

De la que lo sobrepasa, el otro conductor grita: – ¿Y las cadenas? – Preocúpate de lo tuyo; le responde. No amigo, precisamente si tú te hubieses preocupado de lo tuyo, es decir, de comprar un juego de cadenas, no estarías en esta situación ni obligando a los demás a pasar por ella.

Los que bloquean toda una provincia

Nevando

Autopista del Huerna. Es de noche y arranca una gran nevada. La vía se cierra para camiones y sólo pueden pasar vehículos que tengan cadenas pero muchos conductores, en su peor tramo de más de 30 kilómetros, circulan despacio y con dificultad.

Poco a poco como si de una película catastrófica se tratase, van quedando esparcidos por la carretera, cruzados, amorrados en las cunetas. Sólo unos pocos conductores previsores paran a colocar las cadenas y consiguen salir por la vertiente leonesa, continuando su viaje.

Las quitanieves se ponen en marcha, intentando mantener limpia la carretera. Pero se encuentran con un problema, y es que no pueden avanzar porque los vehículos atascados impiden su circulación.

La autopista se cierra pero esto no es lo peor, lo peor es que los conductores acaban atrapados en sus vehículos durante varias horas porque nadie puede llegar en su auxilio hasta que pasa la tormenta.

Lo increíble es que estos irresponsables, todavía intentar reclamar daños y perjuicios. ¿Daños y perjuicios de qué? ¿De una situación en la que te has metido tu solo por no ser previsor? Por favor, maduremos de una vez.

Foto | Jmerelo, Live, Pfly