Si escribes, no conduzcas

Si-escribes-no-conduzcas

¿Recuerdas, o al menos te suena, ese eslogan que dice “si bebes, no conduzcas”? Es de una campaña de la DGT de 1985 protagonizada por, nada más y nada menos, el cantante americano Stevie Wonder, para concienciar a los conductores españoles de que beber alcohol y conducir son dos cosas totalmente incompatibles. Pues tan vital como ese eslogan debería ser este otro: si escribes, no conduzcas.

Es un mensaje claro, y conciso, y habrá que repetirlo muchas veces, pues (salvo honrosas excepciones) estamos enganchados a los telefónos móviles. Si escribes, no conduzcas. Por favor, por lo que más quieras, por tus hijos, por ti mismo, por los demás, por ese niño que está cruzando la calle, porque es una irresponsabilidad, porque no te das cuenta de lo peligroso que es… por lo que quieras, pero si escribes, no conduzcas.

Seguro que sabes que no se puede utilizar el teléfono móvil mientras se conduce. Está prohibido y te pueden multar y quitar 3 puntos. Pero eso no es lo realmente grave. Lo grave es que utilizar el teléfono móvil mientras conducimos, para manipularlo, para hablar por él o para leer o escribir un mensaje, es una distracción muy peligrosa.

Y las distracciones causan accidentes y matan. Alrededor del 25 % de los accidentes de tráfico son debidos a una distracción, a una simple, inocente y tonta distracción, sin pretenderlo, sin darte cuenta.

Si-escribes-no-conduzcas-2

No escribas mensajes mientras conduces

Para evitar distraernos más de la cuenta hablando por el teléfono móvil, contamos con sistemas manos libres que cada vez son más completos y funcionales, incluso integrados en el propio coche, que nos permiten buscar un contacto y realizar la llamada simplemente con la voz.

Pero el problema no radica solo en ir hablando por el teléfono, con una mano ocupada sujetándolo pegado a la oreja, el problema es cuando se pretende leer y escribir mensajes de texto, sean sms, o sean mensajes de whatsapp, de line, de viber, de telegram, o de cualquier servicio de mensajería o red social mientras se conduce.

No solo el conductor se distrae, es que directamente aparta por completo la vista de la carretera durante unos segundos, para prestar atención a la pantalla del dichoso teléfono.

En unos pocos segundos pueden pasar muchísimas cosas: nos saltamos un stop, no vemos a ese peatón que está cruzando la calle, no frenamos a tiempo ante el coche que nos precede, nos salimos del carril… Nos matamos o matamos a algún inocente que no tenía culpa alguna.

Por favor, de verdad, para un minuto a pensarlo mejor: deja el teléfono, esa llamada o ese mensaje, para un poco después, para cuando puedas parar y atenderlo sin riesgo, para cuando no te pongas en peligro tú, ni a los demás. Si escribes, no conduzcas.

Vídeo | NHTSA (YouTube)
En Circula Seguro | El radar que sabe si estás enviando mensajes mientras conduces

  • Fernando

    Ayer mismo, a la tarde, un semáforo Piedras Blancas-Salinas, pues tuvimos que esperar que la chica primera acabara de escribir. Lo cierto que tardó bastante, y pese a odiar tener que pitar al coche delantero, y hacerlo muy educadamente, la chica una vez finalizó de escribir movió su vehículo. Esto es muy habitual en ciudad. Saludos.