Seis trucos de conductor experimentado que nos ayudarán mucho en nuestro trayecto

trucos conductor

Conducir un vehículo es todo un arte y, sin lugar a dudas, en este sentido la experiencia es un grado. Los años de carretera y manta van convirtiendo al conductor en todo un artista del detalle, en el “rey de la ruta alternativa”, también si hablamos de seguridad. Ponerte a los mandos de un coche o una moto, al cabo de un tiempo, se vuelve una actividad automatizada que te permite ir adquiriendo algunos trucos y habilidades más allá de la conducción. ¿Conoces algunos de estos que te proponemos? Esperemos que más de uno te sorprenda.

Las manos a las 3 menos cuarto

Sentarte en el habitáculo y situarse a los mandos del coche no es como acomodarse en el sofá de casa. Una correcta posición corporal asegura un mayor control y la colocación de las manos en el volante es uno de los puntos más controvertidos entre los conductores: hay quienes gustan de sacar el codo por la ventanilla, quienes no pueden evitar mantener la mano derecha sobre la palanca de cambios, quienes sujetan el volante con dos dedos por su parte inferior, quienes utilizan la muñeca apoyada en la parte superior del volante para maniobrar…

Lo mejor para evitar el cansancio y poder controlar el vehículo frente a sustos inesperados es utilizar el reloj: La colocación de las manos a las 2 menos 10, a las 3 menos 15 o a las 8 y 20, con los pulgares apoyados sobre las hendiduras de los radios del volante son las más correctas. Las piernas deben quedar algo flexionadas para llegar bien a todos los pedales y los retrovisores bien regulados.

El ‘punta-tacón’ que no todos son capaces de dominar

trucos conductor

Esta técnica consiste en utilizar la punta del pie derecho tanto para acelerar como para frenar. En vez de levantar toda la pierna en cada recorrido del pedal, el tacón se mantiene ‘anclado’ a la alfombrilla del suelo mientras realizamos un suave movimiento de tobillo para cambiar del acelerador al freno. Con ello conseguimos reducir el tiempo para cambiar de marcha e impedimos la descarga de las ruedas traseras. Esta técnica nos permite, además, disminuir la velocidad rápidamente y de forma suave antes de meternos en una curva

Subviraje y sobreviraje, esos grandes desconocidos

En curva pueden ocurrir todo tipo de desgracias, más aún si el asfalto está mojado y desliza. El subviraje y el sobreviraje permite que nos abramos más o menos en la curva consiguiendo adherencia en las ruedas traseras o delanteras respectivamente.

En curva y a una velocidad excesiva, la parte parte delantera del coche no reacciona y tiende a irse recta, hacia el exterior de la curva provocando un subviraje. El error sería dar un volantazo para corregir la trayectoria, en lugar de ir soltando progresivamente el acelerador mientras reducimos el ángulo de giro del volante. El sobreviraje, al contrario, se produce cuando el coche hace un “trompo”, deslizándose la parte trasera hacia el exterior y girando sobre sí mismo. Para ello será importante hacer un contravolante girando en la dirección en la que se vaya la zaga del coche.

La regla de la gasolinera visible

trucos conductor

El combustible se reduce y circulas por un autopista desierta en la que no parece existir un atisbo de estación de servicio. De pronto, aparece la señalización de desvío a gasolinera, a pesar de que en el horizonte es imposible divisar nada. Tras casi 8 km circulando por una comarcal desistes y te das la vuelta con el depósito ya tiritando y el miedo de quedarte tirado sin salirte del cuerpo. ¿A quién no le ha pasado? Por suerte existe una solución que te puede ayudar a identificar qué estaciones están cercanas y cuáles no.

En general, en las autopistas y autovías los carteles que marcan salidas o desvíos se sitúan cada 1000, 500 metros y justo en el desvío. Tan sólo puede variarse esta distancia si coincide algún obstáculo en los laterales como un puente o un túnel. El tipo de vía a la que se accede lo marca el último cartel, por ejemplo, si es azul significa que circularemos por otra autopista, si es verde se trata de una vía rápida y en caso de ser blanco será una vía nacional, comarcal o local.

Cuando la salida es compartida con un área de servicio, los indicadores de la misma se disponen alternos a las señalizaciones anteriores, en concreto a los 750 y a los 250 metros. Esto no implica necesariamente que el área esté fuera de la autopista, sólo que comparten ramal de acceso, pudiendo ser el área de acceso exclusivo desde la autopista. En cualquier caso, si la ves a lo lejos no te equivocas: sal de la autopista a repostar.

¿Mirar lejos para ahorrar? ¡Pues claro!

trucos conductor

Mirar lejos es una máxima que nos enseñan ya en la autoescuela. No es necesario mirar el asfalto más próximo a la delantera de tu vehículo para prevenir obstáculos, muy al contrario, ver lo que ocurre muchos metros adelante puede ayudarte a prevenir lo que ocurre con una visión más genérica de la situación de la circulación. Esto puede incluso ayudarnos a ahorrar combustible.

Que… ¿Por qué? Por ejemplo, si somos capaces de anticiparnos a la luz roja de un semáforo podremos dejar de acelerar innecesariamente cuando va ser obligado detenerse a los pocos metros. Utilizar el freno motor adaptando la marcha y la velocidad a la parada que vamos a realizar nos ayudará a controlar los niveles de consumo y es una buena costumbre que podemos aplicar también en las señales de STOP o los ceda el paso, las incorporaciones, los cruces… y para poder hacerlo, lo primero es ubicarlos, así que mirada al horizonte para conseguirlo.

P.D: Como bola extra, siempre aconsejamos realizar descansos cada dos horas. Si además tienes hambre, una buena solución es buscar aquellos sitios donde veas camiones estacionados. Los camioneros pasan largas horas recorriendo las autovías de nuestro país y muchos ya conocen dónde puede uno degustar los mejores platos a los mejores precios.

En Circula Seguro | Entre códigos armonizados y profesionales del volante

En Circula Seguro | 15 trucos y consejos para tener un viaje más seguro con Waze

Imágenes | iStock Kinek00 Gimbanjang djedzura