Consejos para contratar una póliza de seguros para coches eléctricos

Seguros para coches eléctricosEl cambio en la movilidad está en marcha. Los coches eléctricos son cada vez más habituales en nuestras carreteras, sobre todo en ciudades como Madrid, donde los últimos cambios normativos han llevado han acelerado esa transición. Por eso, es habitual que surjan infinidad de dudas y detalles sobre todos los aspectos que afectan a la conducción eléctrica. Entre estos interrogantes, encontramos los que se refieren a la contratación de una póliza de seguros para coches eléctricos.

Hay que tener en cuenta que los coches eléctricos se diferencian a los de combustión en numerosos ámbitos: conducción, ventajas económicas y de tránsito, su seguridad o cómo y dónde recargar. Tal y como se apunta desde la Fundación MAPFRE, el gran hito del coche eléctrico estriba en su eficiencia superior. Y es que transforman en movimiento más del 90% de la energía que consumen. Todas esas distinciones no se trasladan a la hora de contratar una póliza de seguros.

Seguros para coches eléctricos, ¿qué precio tienen?

Si bien la naturaleza del coche eléctrico podría llevarnos a pensar que los seguros de coche pueden entrañar grandes diferencias, el mercado se mueve en otra dirección. El coste de las pólizas es el primer indicativo de esto. El precio de los seguros para coches eléctricos apenas varía con respecto a sus equivalentes de combustión.

La cantidad final que debemos pagar por la póliza en cuestión depende, como ocurre con el resto de vehículos, del tipo de seguro (todo riesgo, terceros, etc.) y de las aspectos añadidos que queramos asegurar. En ese sentido, la mayoría de compañías de seguro han adaptado su oferta ante la irrupción de esta nueva forma de movilidad. Por ejemplo, MAPFRE ofrece diferentes posibilidades a la hora de contratar un seguro para coches ecológicos.

¿Qué interesa asegurar en un coche eléctrico?

Seguros para coches eléctricosEste tipo de pólizas suelen asegurar aspectos más relevantes para el conductor del coche eléctrico. Aunque la diferencia en la motorización no es determinante, como decimos, sí que existen ciertos detalles que cuidar.

Uno de ellos es asegurar el cable de carga. Se trata de un elemento fundamental inseparable de cualquier modelo enchufable. La gran mayoría de fabricantes de coches eléctricos incluyen de serie uno o varios cables para recargar según el tipo de conexión del vehículo. Añadido a esto, los propios conductores de coches eléctricos pueden y suelen adquirir cables con mejor tecnología para gestionar la carga del vehículo.

Es recomendable establecer si la póliza cubre el robo de este material y en qué condiciones. Aunque los modelos eléctricos cuentan con sistemas de anclaje que hacen complicado sustraer el cable de recarga, lo cierto es que no es imposible.

Asistencia en carretera por si nos quedamos sin autonomía

Del mismo modo, es conveniente que dejemos atados todos los cabos que podrían quedar sueltos ante la posibilidad de quedarnos sin autonomía. Los modelos 100% eléctricos cuentan con una limitación esencial en esa asignatura. Por eso y para paliar la denominada ansiedad por la autonomía, resulta útil conocer qué alternativas tendríamos si la energía eléctrica de las baterías se agotase antes de tiempo, dejándonos en la cuneta.

Los fabricantes ofrecen servicios concretos de asistencia en carretera en estos casos. Sin embargo, hay algunos puntos que se deben tener claros para nuestra propia tranquilidad:

  • ¿Qué cobertura geográfica cubre?
  • ¿Dónde se transportaría el vehículo sin autonomía?
  • ¿Qué asistencia tendrían los pasajeros?
  • ¿Incluye vehículo de sustitución?

Conectores coche eléctrico Mennekes y CHAdeMO

No está de más que la póliza contratada para el vehículo eléctrico resuelva también estos interrogantes. El fabricante del coche eléctrico puede que no nos resuelva todos o que no sean de nuestro gusto. Por ejemplo, puede que el servicio incluya el transporte al punto de recarga más cercano, pero no al domicilio del conductor.

A la hora de contratar seguros para coches eléctricos, es aconsejable sopesar incluir todas estas cuestiones. Muchas aseguradoras ofrecen productos específicos y prestaciones que llegan a incluir modelos de sustitución también eléctricos.

Últimas tecnologías de seguridad

Los coches eléctricos tiene poco que envidiar, en lo que a seguridad se refiere, a sus equivalentes térmicos. De ahí las coincidencias en el precio de los seguros para coches eléctricos. Esto podría variar más en un largo plazo.

Hay que tener en cuenta que muchos modelos eléctricos ya incluyen tecnologías de asistencia a la conducción que no traen otros coches de segmento similar. Esto puede que se traduzca, con el paso de los años, en un descenso en el número de siniestros en los que se ve implicado un eléctrico. De hecho, la propia industria de la automoción considera inseparables las tecnologías de conducción autónoma y propulsión eléctrica.

Resulta lógico pensar que esto beneficie, en cuestión de seguridad vial, a los coches eléctricos por encima de los térmicos. La consecuencia indirecta podría ser seguros para coches eléctricos más asequibles.

En Circula Seguro | El necesario respeto para las plazas de aparcamiento de coches eléctricos

Imágenes | iStock/Sven Loeffler, iStock/Juan-Enrique e iStock/nrqemi