¿Se respetarán las marcas viales en las turborrotondas?

Turborrotonda-700-1

Todavía no sabemos circular por las rotondas. Algunos conductores por supuesto que saben, e intentan circular correctamente, pero lamentablemente muchos otros no. Es algo que se ve a diario: conductores que atraviesan casi en línea recta la rotonda, ignorando que hay varios carriles.

Lo peor es que además de cruzar la rotonda de cualquier manera, no ponen los intermitentes cada vez que cambian de carril. Si la rotonda es de dos carriles, cambian una primera vez de carril del exterior al interior, y luego vuelven a cambiar una segunda vez del interior al exterior para tomar la salida.

Y todavía más peligroso y preocupante es que ni siquiera parecen mirar si hay otros vehículos por los otros carriles, de modo que cuando salen de la rotonda provocan el típico hachazo, cruzándose por delante del vehículo que circula por el carril derecho, cortándole el paso, y casi provocando un accidente.

Desde los medios que hablamos sobre seguridad vial, intentamos cada cierto tiempo recordar cuál es la manera correcta y más segura de circular por las rotondas, pero desafortunadamente con muchos conductores parece que cae en saco roto.

rotondas2-3

La turborrotonda nació para intentar solucionar ese problema

Pues bien, la idea de los técnicos de tráfico y especialistas en movilidad y transporte, fue rediseñar las rotondas para intentar evitar estos problemas que acabamos de describir. De esta manera hace años que se inventaron las turborrotondas, o turboglorietas. En algunos países europeos se están utilizando ya, en España apenas nada.

La clave de las turborrotondas es que se indica claramente con marcas viales cómo hay que circular por la rotonda. De hecho, se limitan las maniobras que se pueden realizar una vez dentro de la turborrotonda, con la línea contínua.

Así que hay que ver hacia dónde se quiere ir, para coger el carril adecuado. Si estamos en el carril interior nos podemos encontrar una línea continua que no nos deja tomar la salida, para evitar dar una hachazo al vehículo que va por el carril exterior.

Y también puede suceder que si vamos por el carril exterior, nos podemos encontrar una línea continua que no nos deja cambiarnos al carril interior para seguir por la rotonda, y nos obliga a tomar la salida, para evitar invadir el carril interior.

Para poder saber por qué carril de la turborrotonda debemos ir, en el carril o carriles de entrada a la rotonda hay que fijarse en las flechas pintadas sobre el suelo, que nos preseñalizan por dónde ir.

Turborrotonda-700-2

¿Serán las turborrotondas finalmente la solución al problema de no saber circular por las rotondas? Pues no está claro, y algunos nos tememos que no.

No, porque primero hay que fijarse bien en las flechas de los carriles de entrada a la turborrotonda, y lamentablemente muchos conductores (no todos, por supuesto) parecen no fijarse en ellas, ni tampoco parecen saber qué significan, y que las flechas de carril obligan y limitan las direcciones hacia las que podemos ir.

Y además de este problema, seguiremos con otro relativo a la educación vial. ¿Se respetará la línea continua que separa los carriles dentro de la turborrotonda? Puede suceder que algunos conductores, llegado el momento, viendo que no han cogido el carril adecuado para tomar la salida que quieren, ignoren la línea continua, la sobrepasen, y sigan como siempre (y pondrán cualquier excusa como “porque me da la gana, porque está mal puesta, porque si no, no puedo ir hacia donde quiero, porque no la he visto, porque tengo prisa…”).

Así que, recordemos lo más importante como siempre para conducir con máxima seguridad: tengamos educación (vial). Tenemos que compartir las calles y carreteras con muchos otros vehículos y usuarios, y por eso hay unas normas, para intentar que haya cierto orden y evitar problemas. Recordemos que no vamos solos por la carretera, y que no podemos hacerlo de cualquier manera.

Veremos al final qué pasa con las turborrotondas. Por si caso, mejor prevenir y no dejar de recordar y explicar cómo circular por las rotondas.

En Circula Seguro | ¿Se puede acceder a una rotonda si otro vehículo circula por un carril interior?

  • Eduardo Vélez

    En las turboglorietas europeas, al menos en las holandesas y alemanas, la separación entre carriles de la turboglorieta se hace de forma física (con bordillo), por lo que el cambio de carril pasando sobre la línea contínua queda mucho más limitado. Pero como en España se hacen las cosas como se hacen, acabamos adoptando soluciones parciales que crean más problemas de los que resuelven… pero quedan muy bien en la prensa.

  • José Luis

    Estoy totalmente de acuerdo con los motivos -o excusas- por los que la gente no usará los carriles de la forma correcta, pero falta, a mi entender, la más importante. Que la inmensa mayoría de conductores -no creo exagerar si digo que cerca del 90%- no saben manejar correctamente el volante y por tanto, y por su torpeza, no son capaces de llevar el coche por su carril.

    No hace falta nada más que mirar cualquier carretera de curvas de este país.