¿Se ha quedado pequeña la DGT para luchar por la seguridad vial?

cinturon_DGT.jpg

Durante 2009 estamos celebrando el 50º aniversario de la DGT y de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. En este medio siglo mucho ha sido el trabajo realizado y tras épocas en las que las cifras sólo se podían ver de color negro, en los últimos años, la tarea realizada ha dado sus frutos.

Si tenemos en cuenta los últimos 20 años, el número de víctimas en accidentes de tráfico se ha reducido en dos tercios. Una buena parte de ese marcado descenso lo tiene la aplicación del carnet por puntos en 2006. La medida ha ayudado a reducir drásticamente las cifras. Hasta ese momento, en el periodo desde mediados los 90 hasta el comienzo de nuevo siglo, en España se vivió un repunte que nos hacia retroceder como un cangrejo.

Hemos pasado de estar a la cola de la Unión Europea a situarnos en cabeza. Y si un organismo debe encabezar el éxito, ese no es otro que la DGT (sin quitar méritos a todos los implicados, conductores, comunidades autónomas, gobierno central, fabricantes). Año tras año, sus campañas nos han dado consejos enfocados en aquellos puntos donde había que mejorar. Y entre ellos y nosotros, se ha mejorado y mucho. Ponerse el citurón ya es un acto cotidiano. Somos conscientes de que al volante cero alcohol…aunque como siempre algunos siguen pensando que no va con ellos.

Pero como todo no pueden ser flores, llegados a este punto algunas son las voces que afirman que la seguridad vial es demasiado grande como para que la DGT pueda abarcarla por si misma. Y no es la primera vez que pasa como ya se comentó en su momento. Además de la DGT, ahora mismo otros ministerios ya están involucrados. El Ministerio de Justicia cuenta con una fiscalia para la Seguridad Vial; el de Fomento, ha creado un plan para la señalización de puntos negros…Bajar unas cifras tan “buenas” requiere de un esfuerzo extra y afinar en las actuaciones. Como el atleta que ha llegado a su objetivo pero que ahora busca la excelencia bajando décima a décima.

Pero esa lista debería añadir a otros. Cada vez más ministerios deben dedicar esfuerzos si queremos afinar. El Ministerio de Sanidad, que garantice la asistencia sanitaria en un tiempo establecido por ley; Trabajo, para acabar con la alta mortalidad in-itinere o Educación, creando programas de educación vial para los más pequeños.

En resumen, la seguridad vial es demasiado amplia y afecta a tantos organismos que debería exisitir un ente de mayor rango que la pudiera controlar, instando a todas la partes a aportar su grano de arena. No trabajando cada uno por su lado, algo que ya sabemos que gusta más que trabajar bajo el mando de otros. Al final si queremos superar nuestros propios objetivos debemos dar ese punto de más que nos piden.

Fuente| El Mundo Motor

  • pep

    Flaco favor nos hacen comentarios tan absurdos y zafios como el de un ex presidente que recuerdo todavia

    que tuvimos que comentaba “que quien les ha pedido a esos que conduzcan por mi…” echando por tierra el eslogan de su tiempo de la DGT

    o algo semejante

    con timones de un Estado asi mal vamos…

  • Hay que matizar que la forma para contar el número de victimas de accidentes también ha cambiado, ahora solo figuran las que fallecen hasta 15 minutos después del accidente. Así que tampoco ha sido tan exitoso, he llegado a leer que seguimos teniendo la misma siniestralidad (en porcentajes) que hace 10 años.