Sanidad y DGT se ponen manos a la obra con los medicamentos

medicamentos-conduccion.jpg

Que ciertos medicamentos alteran nuestra capacidad para la conducción es algo innegable. Las cifras hablan de que entre el 5-10% de los accidentes ocurridos en las Unión Europea tienen en los medicamentos una de sus razones. La somnolencia, los mareos o la visión borrosa son algunos de los efectos que pueden causar los medicamentos.

Para combatir con ello, hace menos de un año que el Ministerio de Sanidad y la DGT se pusieron a trabajar en la identificación de aquellos medicamentos que afectan a la conducción. Su propuesta pasaba por identificar aquellos medicamentos que podrían tener efectos secundarios negativos para la conducción con un pictograma de un coche negro dentro de un triángulo rojo. El símbolo estará bien visible en el envase del medicamento y instará al usuario a leer el prospecto para más información.

En palabras de la subsecretaria de Sanidad y Política Social y Presidenta de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, Consuelo Sánchez Naranjo, los primeros fármacos con el nuevo símbolo estarán en el mercado pronto, aunque no indica cuando. De los más de 13.000 medicamentos que se venden en España, la Agencia Española del Medicamento ha analizado un tercio, y lo que es más “preocupante” es que más de la mitad de los medicamentos revisados alteran las condiciones de atención al conducir.

Aunque el resultado tiene algo de trampa ya que se ha comenzado con el estudio de aquellos más susceptibles de tener efectos en la conducción como pueden tener los antidepresivos o los antihistamínicos. Se prevee que para 2011 todos los medicamentos hayan sido analizados.

Vïa | El País