¿Sabes lo que es un ciclocarril?

Ciclocarril

Los ciclistas son uno de los usuarios de las vías urbanas más vulnerables: tienen que circular por calles llenas de vehículos más grandes, al igual que los motoristas no tienen una carrocería que les proteja, su velocidad y capacidad de aceleración es muy limitada, y lamentablemente muchos conductores tienden a ignorarlos o no respetarlos.

La mejor estrategia para dar más seguridad a los ciclistas, y para fomentar el uso de la bicicleta, es que existan carriles bici, separados de los carriles para automóviles y de la acera para peatones, bien diseñados, con la anchura suficiente, sin elementos que estorben ni sean peligrosos (alcantarillas, farolas) y con cruces protegidos. Pero no siempre es posible.

Allí donde no se puede tener un carril bici, porque no hay espacio, o bien cuando no hay la suficiente voluntad y decisión para crearlos, a costa de reducir espacio para los automóviles, algo poco popular en nuestra sociedad, o cuando no hay suficiente dinero para realizar la obra del carril bici, una solución intermedia es el ciclocarril.

Bike Pal Valencia

Carril bici separado de los carriles de los automóviles

Carril de coexistencia, con límite inferior de velocidad

En varias ciudades españolas se han empezado a extender en los últimos años, pero en el caso concreto de Madrid se han creado bastantes. En otros países también hay. Un ciclocarril es un carril de la calzada en el que específicamente coexistirán las bicicletas con otros automóviles, con la particularidad de que la velocidad máxima de circulación es inferior.

Un ciclocarril se reconoce por las marcas viales que se pintan en el mismo (lo vemos en la fotografía que encabeza este artículo) con un límite de velocidad de 30 km/h, una bicicleta y dos chevrones de ángulo abierto, denominados sharrows (de share, compartir, y arrows, flechas). Es el carril más a la derecha de los disponibles en la calle.

En un ciclocarril los automóviles no pueden circular a la misma velocidad que en el resto de los carriles de la calle o avenida, en general en ciudad es 50 km/h, sino que tienen que circular como máximo a 30 km/h. Esto es así para que la diferencia de velocidad entre las bicis y otros vehículos sea menor, y no resulte tan peligroso.

Del mismo modo las bicicletas pueden circular por el centro del carril, ocupándolo en su totalidad, y para ser adelantadas por los vehículos de motor, estos tienen que proceder a realizar un adelantamiento en toda regla, cambiando al carril contiguo a la izquierda y dejando amplia distancia lateral de separación.

En calles estrechas de un solo sentido y un solo carril, este tipo de carril de coexistencia para bicicletas se denomina ciclocalle, lleva la misma marca vial y se usa en las mismas condiciones.

Bici

¿Sabemos todos los conductores lo que es un ciclocarril? Quizás por ser algo nuevo muchos no sepan muy bien lo que es. Lo digo porque conduzco por Madrid con frecuencia, paso por calles con ciclocarril, y lamentablemente veo muchos coches que circulan por él a una velocidad superior a la permitida. Lo vuelvo a recordar: por ese carril no se puede ir a más de 30 km/h, haya o no haya en ese momento una bici.

O aprendemos a utilizar los carriles y calles de coexistencia, y a tener el mismo respeto por todos los usuarios de las calles, o el siguiente paso será delimitar ese carril para su uso en exclusiva por los ciclistas, y que no esté disponible para ningún automóvil, ni a 50, ni a 30, ni a ninguna velocidad máxima.

Foto | Ososxe (CC)
En Circula Seguro | La bicicleta tiene la capacidad de crear un clima amistoso y de mayor respeto en las calles

  • Borja

    Me parece una soberana gilipollez que los coches tengan que ir a 30 por ese carril. No creo que sea tan difícil ir a 50 y cambiarte de carril para adelantar a la bici. Estas cosas son las que fomentan que la gente no utilice el carril derecho.
    Me parece que se hace demasiado caso a los ciclistas.

  • HijoDeCain

    Los ciclo carriles son una solución que permite mejorar la seguridad de las bicicletas, porque los demás elementos del tráfico pueden determinar la zona donde los pueden encontrar.
    En algunos casos son incluso más seguros que los carriles bici segregados, ya que no existe mobiliario urbano (setos, zonas valladas o verdes…), que impidan visualizar los movimientos a través del espejo retrovisor en los giros a derecha.
    Deberían instalarse en zonas con más de dos carriles de tráfico rodado, o en aquellas vías con dos carriles, cuya intensidad no sea suficiente para mantener ambos carriles con un alto grado de densidad.
    Por último, una variante podría especializar ese carril sólo a vehículos ligeros (bicis, ciclos y motos), excluyendo a los vehículos medios y pesados. Esta variante permite agrupar varias acciones que los usuarios del viario realizan ahora, acuñando la actual normativa, para abrirse un hueco.
    Usando este carril sólo para vehículos ligeros, se da posibilidad a los mismos para continuar hasta la cabecera de la columna de vehículos y usar de forma legal las zonas, que en las urbes, permiten a motos y bicis colocarse en primera fila en los semáforos.
    Esta maniobra sería perfectamente legal de este modo y obtendría las ventajas que se vienen pretendiendo con dichas iniciativas sin columpiarse en la normativa.
    Manteniendo la norma de circular a la derecha del carril, el ancho de los vehículos que la usan permite obtener una ocupación mucho más alta de espacio del carril.
    Todo tiene su cruz y este sistema no lo es menos. Exige de un fuerte control y vigilancia para que no se convierta en coto de dobles fila. Cuidado con las paradas de bus, bien dimensionadas para que el vehículo no sobresalga al carril. Estacionamientos, los menos posibles, si no hay otro remedio en cordón y nunca en batería (se podría estudiar el estacionamiento en batería contrario al sentido de la marcha).

    Por último, esta media hace algo que muy pocas de las que se exponen puede conseguir. No es excluyente ni busca imponer el cambio de conducta, sólo da a los usuarios la posibilidad de elegir uno u otro medio de transporte, busca permutar un modo de vida, no imponerla.

  • mejorporlacalzada

    No estoy de acuerdo en que “La mejor estrategia para dar más seguridad a los ciclistas, y para fomentar el uso de la bicicleta,
    es que existan carriles bici, separados de los carriles para automóviles y de la acera para peatones, bien diseñados, con la anchura
    suficiente, sin elementos que estorben ni sean peligrosos (alcantarillas, farolas) y con cruces protegidos. Pero no siempre es
    posible.”
    Me da igual que el motivo de los ciclocarriles30 y ciclocalles sea que” Allí donde no se puede tener un carril bici, porque no hay espacio, o
    bien cuando no hay la suficiente voluntad y decisión para crearlos, a costa de reducir espacio para los automóviles, algo poco popular en
    nuestra sociedad, o cuando no hay suficiente dinero para realizar la obra del carril bici, una solución intermedia es el ciclocarril.”

    La realidad es que funcionan. Refuerzan la legitiidad de la bici en su espacio, la calzada. Sería mejor que los coches repetaran la velocidad pero el heco es que respetan a la bici. Será por carambola, recortes o por lo que sea pero basta darse una vuelta por Madrid para ver como está aumentando el uso de la bici como medio de transporte. Vendría bien que los llevaran mas allá del centro. En la periferi también tenemos derecho a los ciclocarriles y no la M de aceras bici que nos han puesto. Solo sirven para enfrentar a bicis y peatones y que os coches corran mas por la calzada. Luego vienen los atropellos en los cruces.

    Por lo demás buena explicación de o qe es un ciclo carril …. que es lo importante