Resultados de la campaña de control de motocicletas. Un año después y seguimos igual

Old Motorcycle

Y digo igual por no decir que estamos peor que en el 2011 en cuanto al número y tipo de infracciones. Un año más tarde y a pesar de las continuas campañas divulgativas, los conductores de motocicletas siguen incurriendo en el mismo tipo de delitos. Basta con echar un ojo a las cifras del año pasado y compararlas con las que ha arrojado la campaña realizada en el mes de mayo por la DGT en nuestras carreteras.

El número total de motocicletas que han sido controladas asciende a 46.704, una cifra muy similar a la del año pasado (47.936), con lo que podemos hacer comparaciones casi directas sin necesidad de recurrir a porcentajes. El número total de denuncias ha sido de 1.508, un número muy superior al del 2011 que fue de 1.267. Si tenemos en cuenta que el número de motos controladas fue de más de un millar menos, ya empieza a ser preocupante. Pero si además tenemos en cuenta que el número total de denuncias es mayor (alguno de los motoristas incurría en varias faltas a la vez), en concreto de 1.668, ya es para echarse las manos a la cabeza.

Ya que tenemos muy reciente el hablar del casco, empezaremos por él. El número total de conductores que usaban incorrectamente el casco (no estar abrochado correctamente, llevarlo al estilo Pericles, que ya molaba llevarlo así en la época de los griegos) o bien directamente por no llevarlo. En total, 108 denunciados frente a los 105 del año pasado.

Si ha disminuido el número de conductores que dieron positivo en las pruebas de alcoholemia, concretamente fueron 31 mientras que si hablamos de drogas, ninguno de los conductores estaba bajo los efectos de sustancias estupefacientes.

Otro de las infracciones elevadas se refiere a los adelantamientos antirreglamentarios y excesos de velocidad, con 169 y 176 respectivamente. De nuevo cifras superiores o muy similares a las del año pasado. Y en el caso de los excesos de velocidad, es muy típico llevar la matrícula de forma incorrecta, ya sea parcialmente oculta, modificada o de forma ilegible (por ejemplo, paralela a la carretera). En total fueron 18 conductores.

Si hablamos de sanciones administrativas (ITV, documentación, seguro obligatorio) el total fueron de 564 y casi la mitad de ellas han sido por no tener la Inspección Técnica puesta al día correctamente. Por último, otros 602 motoristas fueron denunciados por otros motivos (alumbrado, neumáticos, etc).

Como decíamos al comienzo, parece que los motoristas se han relajado en exceso y a pesar de las recomendaciones por parte del Ministerio del Interior, la DGT o desde estas mismas páginas, no le preocupa ni su propia seguridad ni la de los demás. Estoy seguro que muchos de los denunciados utilizan la moto con afición, no porque realmente la necesiten para desplazarse. Y si por ejemplo, no tienen dinero para mantenerla, ¿por qué no la venden? ¿Por qué seguir manteniendo (o no manteniendo) un artículo de lujo? En cuanto a las protecciones como el caso…. sin palabras. Aunque viendo el tema de las bicicletas.

Vía | DGT
Foto | Seattle Municipal Archives
En Circula Seguro | La DGT quiere conocer a los conductores de motos y ciclomotores, Disminuye el número de motoristas denunciados en la última campaña de la DGT

  • Mengano

    Yo creo que en vez de relajarse los motoristas, es la Guardia Civil a quienes están poniendo las pilas sus superiores para que multen más o si no les quitan el “complemento de productividad”.
    Tal y como se ha podido ver recientemente en varios periodicos nacionales denunciado por los propios agentes de trafico.

  • enrique15

    No sabia de estos resultados, gracias