Reducción de los límites de velocidad como medida de ahorro

atasco.jpg

Cuando todo el mundo pensaba que los actuales límites de velocidad estaban obsoletos y era conveniente una revisión, al alza, la crisis entra en juego. En el pack de treinta y una medidas que ha presentado el Ministerio de Industria dentro del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética, una de las propuestas, otra de ellas es el Plan VIVE, propone reducir los límites de velocidad en un 20% en las vías de acceso y circunvalación a las grandes ciudades. Tratando de que la velocidad media se acerque a los 90 kilómetros/hora que marcan como la velocidad de mayor rendimiento energético. Algo que ya se aprobó en Catalunya para las vías de acceso a la ciudad condal como medida para reducir la contaminación.

La medida no tendrá un caracter general ya que se aplicará a vías y ciudades concretas. Tampoco necesitaría de una revisión del código de circulación ya que este no establece los límites sino que determina unos valores máximos y mínimos para cada vía. Por lo que su aplicación podría ser más inmediata. De momento habrá que esperar al menos tres meses hasta que se concrete la propuesta.

Eso sí, a pesar de que Miguel Sebastián trata de impulsar con carácter de urgencia esta medida, rápidamente han saltado voces “discordantes” desde el propio seno del Gobierno. Desde el Ministerio de Interior, su máximo exponente Alfredo Pérez Rubalcaba ha hecho público que hasta que un estudio consensuado con todos los sectores afectados determine la viabilidad de esa medida no se tomará ninguna decisión.

Veremos en que queda todo esto, pero puestos a reducir en consumo energético en el mundo del automóvil quizás sea más conveniente cursos sobre conducción eficiente en las que se enseñe a todos los usuarios esos pequeños detalles que nos ayudarían a que tengamos que pasar con menor asiduidad por las gasolineras. Pero algo es algo.

Vía | El Mundo