Reciclemos el aceite motor

Cambio de aceite

Aunque ya no es una práctica tan habitual como hace años, que acudías a cualquier descampado y podías observar gente en fosos improvisados realizando el cambio de aceite de su coche; no está de más recordar que este aceite usado que retiramos del vehículo siempre debemos reciclarlo.

La mayoría de los conductores llevan sus vehículos a talleres especializados para realizar este cambio, pero todavía existe gente que dispone de los medios, ganas y tiempo para realizarlo ellos mismos. Si me puedo comprar el aceite más barato y tengo las herramientas necesarias; ¿por qué no lo voy a hacer yo?

Me parece una decisión tan válida como otra cualquiera. Sin ir más lejos, el cambio del aceite a la moto siempre se lo hago yo, así realizo los cambios en función del uso que le he dado y en todo momento compruebo tanto las impurezas que salen con él como la cantidad de residuos metálicos que quedan en el tapón de vaciado del cárter, señal inequívoca del estado de conservación del motor.

Pero lo que no debemos olvidar en ningún caso es que este aceite viejo y usado debemos reciclarlo. Lo ideal es que coloquemos una alfombrilla impermeable en el suelo para los pequeños vertidos que podamos sufrir, y recojamos todo el líquido sobrante en un recipiente, por ejemplo, una lata de aceite viejo o una garrafa de agua vacía.

Una vez cerrado y asegurado el tapón (con unas vueltas de cinta aislante o cinta americana) nos dirigiremos a un taller donde entregaremos la garrafa. Estos nos cobrarán un pequeño importe por el reciclaje. Ahora bien, si disponemos en nuestra ciudad de un “punto limpio”, podremos entregarlo allí, donde también será destinado al reciclaje.

Lo que no debemos hacer es verterlo en un punto de recogida de aceite de cocina, pues los procesos de recuperación del aceite son diferentes. Y aprovecho para recordar, que el aceite de cocina tampoco se vierte por el fregadero. Lo mejor es guardarlo en una botella de dos litros y llevarlo a un depósito adecuado.

Foto | Flickr