Radares de tramo

Radar de tramos

Mi amigo «soymejorquelosdemásyporesonoterespeto», ese que veo pasar tantas veces a velocidad de vértigo por mi lado poniendo en peligro mi integridad física y la del resto de usuarios de la vía está muy tristón. Se ha enterado que cada vez son más efectivos los cinemómetros y de que, gracias a la educación vial, comienza a considerarse su comportamiento como una auténtica barbaridad.

Mi compadre dice que él también cree en la seguridad vial, pero no deja claro si sólo se preocupa de la suya o también de la del resto. Se ha rodeado de un grupo de amigos que le apoyan y se encuentran en su misma situación. Él necesita sentirse realizado, satisfecho y demostrar su superioridad. Por eso se opone a los radares y ha aprendido dos vocablos que le abren muchas conversaciones: afán y recaudatorio.

Pero a mi amigo se le está acabando el chollo. De poco le sirven ahora esos frenazos que pegaba antes de los radares fijos y que tanto incomodan y estorban a la circulación. Y aquel dinero que se gastó en esconder en el colector del turbo el cablecito que se conecta a un aparato que hace pi-pi-pi si una patrulla camuflada anda cerca, le está sabiendo a rayos. Y es que resulta, que mi amigo es incapaz de encontrar una solución a los radares de tramo, esos que hasta hace algunos meses sólo estaban en pruebas y que ahora se están viciando a colocar multas. Hay dos opciones: o respetas la velocidad establecida o juegas a establecer una media. ¿Sabéis cual va a escoger mi amigo? Efectivamente, la segunda, para que nadie dude de su inteligencia.

Los radares de tramo que están funcionando oficialmente desde principios de este año han impuesto la obligación de cumplir con la norma sí o sí. Como pronosticó mi compañero Javier Costas, que últimamente está más nombrado que Dios, obliga a quienes no acatan a pasar por el aro.

Funcionan de una forma realmente sencilla y a la vez muy inteligente. Por cada carril se colocan dos cámaras. Esas cámaras pueden leer la matrícula del coche y enviar los datos, totalmente informatizados, a la central de control. Cinco kilómetros más lejos, el mismo coche es fotografiado de nuevo por otras dos cámaras. Los nuevos datos se introducen en el ordenador, que tras calcular la distancia recorrida y el tiempo tardado, genera una velocidad media. Y si esa velocidad es superior a la de la vía, sanción al canto.

La primera forma de hacerles frente y evitar las multas es respetar los límites. A nadie cabal, cívico y educado le importa un carajo que el señor con barba coloque un sistema nuevo. Precisamente por llevar los tres adjetivos que he dicho antes, esa no se verá afectada por la novedad de turno. A mi colega «soymejorquelosdemásyporesonoterespeto» le molesta mucho y no está dispuesto a ir de pardillo por la vida, así que decide salir de casa con el GPS programado y cinco alarmas en el reloj. Jugará a ser un conductor experto en matemáticas: durante tres minutos iré a 156km/h, bajando entonces a 87 y mantiniéndome hasta cumplir los cinco. Luego subo a 124 y finalmente recorro el último kilómetro a 60. Y mi velocidad media es de 120.

Afortunadamente la segunda opción es demasiado compleja para comportamientos mentales tan simples, lo que está repercutiendo en un incremento considerable del respeto por la velocidad establecida, modificando la estadística que ofrecíamos hace unos meses en este mismo lugar.

La única parte negativa de este asunto, aparte de las hemorroides de mi compañero de fatigas al no poder pisarle al coche, es la nulidad de dicha seguridad. Si alguien decide que le importa un carajo el dinero, los puntos y las vidas que puede llevarse por delante, las cámaras le sancionarán, pero por ahora no hay un radar que le pegue un tiro entre ceja y ceja para que se esté quietecito. Y tampoco un chavalito vestido de uniforme que le detenga.

¿Verdad que mi camarada no anda tan desencambinado con aquello del afán recaudatorio? O a lo mejor es que yo no me he enterado bien.

En Cirula Seguro | Llegan los MX-15

  • Otra medida mas para sacar dinero, cuando pongas aqui una medida tomada por la DGT y para nuestra seguridad, tipo Hospitales en areas de servicio, helicopteros medicalizados… una ley que obligue a las asistencias a llegar al accidente en menos de 15 min… Ese dia pues tienes razon no es con AFAN RECAUDATORIO…

    Y que conste que a mi no me gusta correr, simplemente me indigna que tomen medidas para medir la velocidad, cuando no causa accidentes… si vamos todos en el mundo ideal a 120 y uno se despista y se estampa, a que le hechamos ahora la culpa? velocidad excesiva? no no no, como controlamos los despistes ? con una camara oculta en cada coche?

    y si el accidente ya se ha producido, porque no tratamos en intentar llegar lo antes posible y no tardar 45min…

  • defcon, si un día (o varios) te aburres, coges Google Maps y repasas el contorno de las grandes autopistas nacionales, me temo que no hay helipuertos en cantidad y cercanía como para poder garantizar esos quince minutos. De donde no hay no se puede sacar.

    No quiero que parezca que quiero negar el derecho legítimo a la asistencia, pero ¿qué es más razonable? ¿Gastar una burrada de dinero en poner puestos de socorro terrestres (helicópteros es una pasada) de forma que lleguen en quince minutos en la mayoría de la red, o intentamos mejorar la educación de los conductores actuales y futuros?

  • Quisiera hacer dos aclaraciones.

    1. Cuando en la última pregunta digo que mi camarada no anda tan desencaminado con aquello del afán recaudatorio, me estoy refiriendo a mi amigo «soymejorquelosdemásyporesonoterespeto», que es el protagonista final del artículo. Pero como hace poco hablábamos de afán recaudatorio y lo hacía Javier Costas, me pareció correcto enlazarle en esa frase.

    2. El problema defcon, no es que la velocidad provoque más accidentes. Ese es el error principal del que parten todas las voces contrarias a los límites actuales. Está claro que el accidente se produce cuando una situación determianda supera las posibilidades del conductor de hacerse cargo de ella. Y eso, aunque influído por la velocidad, no es lo decisorio ni lo definitivo. Si me opongo al alza de los límites, tal y como están las cosas, no es por miedo a que ello provoque más accidentes, sino por conocimiento de lo que esa velocidad más elevada provocará en caso de que el accidente suceda. No avanza la gravedad del asunto de forma proporcional, sino desproporcionada. En tan solo 20km/h (140) se ha comprobado en numerosas pruebas que es ya casi mortal de necesidad; a 150km/h si no usas casco, barras de protección y unos buenos arneses, date por jodido, no te salva ni el mejor todo terreno del mercado (hablando siempre de accidentes que revistan de cierta seriedad por ser choques fronto-laterales).

    Puede ser que me digas ahora que no te importa matarte a 150, que no soy quien para decirte que hacer con tu vida. Pues tienes razón, oye, no me importa lo que hagas con tu vida, ni tan siquiera si te matas a 160. Soy poco empático. Pero me preocupa encontrarme en tu camino cuando estés matándote y que me jodas, a mí o a los míos. Es una mera cuestión de civismo. Como lo de no llevar el cinturón: igual a tí no te importa salir disparado, pero supongo que te preocupa ser proyectado contra alguien querido y matarlo.

  • Ese es el problema, que a mi me ves como un loco que coge su bmw de 250cv y va a 200km/h en la autopista adelantando haciendo eses y si puede por el arcen… y no gracias a dios ese es solo el 1% que hay que intentar eliminar de las carreteras….

    Estoy esperando con ansias que llegue la norma por la cual si no tienes carnet tienes causa penal, y espero que hagan mas controles que los que hacen de alcoholemia, ya que para mi son insuficientes, ojala inventasen un radar que al pasar el coche, nos diga si va ebrio o no, para mi eso salvaria muchisimas mas vidas , pero por desgracia no existe.

    Yo de lo que me quejo es que no veo medidas para aumentar nuestra seguridad, ni educacion ni control del trafico… solo medidas para perseguir , radares, helicopteros carisimos con supercamara, pues para no tener helipuertos la dgt tiene una flota de 9 helicopteros para ‘cazar’ e informar del trafico…

    Luego me parece de chiste que el limite en una carretera convencional con doble sentido sea 100km/h y en autovia solo 20km/h mas. Cuando la primera es un 80% mas peligrosa que la 2ª y en la 2ª la mayoria de accidentes vienen por el denominado choque de alcance, cuando hay atascos.

    Si os parece seguro el limite de 120km/h deberia por lo menos bajarse a 80km/h y me parece aun muy alto en comparacion… y luego estan los grandes bulevares de las ciudades donde ni queriendo te dejan ir a 50km/h , como lo solucionamos?

    PD: Gracias a dios los coches nuevos son mas seguros, y aguantan mejor los accidentes a grandes velocidades, en los accidentes como en todo, son muchos factores, ir lento no te salva de matarte, ni ir rapido te lo asegura…

  • En algo coincidimos: la DGT es un chiste con mucho dinero. Yo apenas veo iniciativas realistas. De hecho, he comentado ya antes tanto en algún escrito como en alguna respuesta de otro tema, que Tráfico está totalmente desacreditado.

    Además, una cosa es que esté de acuerdo en que se persiga y sancione a los incívicos que no respetan el reglamento, y otra que me guste como lo están haciendo. He pedido también antes que me paren; no quiero una foto por carta, quiero que me detegan, que me exijan la documentación y me coloquen la multa o lo que sea. Lo que está claro es que de nada sirven las multas si después alguien puede irse por ahí de rositas, a otros 240km/h haciendo peligrar la vida de todo quisque.

    Y sobre la velocidad y su peligrosidad, es bastante sencillo. A más velocidad mayores consecuencias en caso de accidente, y eso es así siempre. No hay estadística ni estudio que cuente lo contrario. Puedes llevar el supercochazo de turno, y a lo mejor no la guiñes. Pero pobre del Ford Fiesta de turno al que trinques por alcance, en frontal o le zumbes en el costado. No se trata de que los coches de ahora sean mejores o peores, que su seguridad sea avanzada o mínima. Es tan sencillo como pensar que a lo mejor, si yo el trinco una hostia a otro, mi velocidad por encima de lo que se ha considerado como de riesgo permitido, acabará haciendo mucho más daños.

    Por cierto, un último apunte: ¿tú has visto carreteras convencionales “buenas” que sean mucho peor que cualquier autovía/autopista nacional? Porque chico, nuestras autopistas estrechas, sinuosas, sin peraltes, con asfaltos parcheados (cógete Madrid camino de Despeñaperros), sin arcenes que amplién el campo de seguridad, con quitamiedos que han demostrador ser lanzas en potencia… pero generalmente tienen tres carriles, así que es lógico que algo de margen tengan con respecto a aquellas con más de un carril por sentido o metro y medio de arcen asfaltado… medida esta, la del arcén, que es muy inferior en la mayoría de pistas.

  • javier, para nada creo que sea poco razonable invertir en plagar de helipuertos el pais si eso es requisito para lograr bajos tiempos de llegada de la asistencia. Si que veo poco razonable gastarse un dinero que se podria invertir en eso, en poner radares, o incluso helicópteros con radares, en vez de llevar en ese helicoptero un médico.

    Ya se ha dicho antes que no tiene sentido tratar de anteponer la educación a la asistencia o viceversa, no voy a entrar en esa discusión, en ningún momento la he propuesto, ya he dicho de muchas maneras, en prosa y verso, y tb aitor lo ha dicho, que deben ir de la mano.

    Pienso que si te empeñas en seguir tratando de anteponer una cosa a la otra, deberias quedar desacreditado para seguir hablando de seguridad vial, al resto del público a lo mejor le siguen interesando tus opiniones sobre seguridad vial, para mi quedarás desacreditado, y pienso que lo estarás para casi cualquiera que profundize un poquito en el tema.

  • Lejos de la discusión original, me veo obligado a título personal a salir en defensa o apoyo, mejor dicho, de mi compañero Javier Costas.

    Vamos a ver, esto no es nada normativo. No está escrito como hemos de pensar cada uno o cómo hemos de ver la situación sanitaria o persecutoria de Tráfico. Por lo que a mí respecta y veo que a David también, son dos cosas que deben caminar de la mano y formar parte de una mayor seguridad en conjunto. ¿Acaso no usamos el airbag y el cinturón a la vez?

    Pero creo que el debate genera mejoras sustanciales y ofrece puntos de vista alternativos que ayudan a pulir ciertos conocimientos a fin de lograr el objetivo. Y en ese aspecto, cada uno puede expresar una opinión sin por ello ser considerado de forma negativa.

    Por lo que a Javier respecta, creo que ha demostrado con creces y en diversos medios su profundo conocimiento del automóvil y también su entrega con la seguridad vial, conocimientos ellos suficientes para tumbar a la gran mayoría de pseudoexpertos que se dedican al tema en organismos oficiales. Tiene todo mi respeto y toda mi credibilidad, pese a que esté posicionado de forma diferente a como lo estoy yo, que tampoco me parece que lo haga a fin de cuentas.

    Lo que no me gustaría permitir, como compañeros de proyecto que somos ahora y como lector de sus artículos, es que se le desacredite sin más. Su trayectoria le avala y el hecho de que haya sido escogido para formar parte de este proyecto creo que dice mucho sobre él.

    Es mayorcito ya para debatir y defenderse sólo, pero como compañero no podía tener la boquita cerrada. No podía.

  • Davidrp86 en el fondo, no estamos tan disconformes el uno con el otro. Ojalá pudíesemos tener una red de ambulancias cojonuda, helicópteros y medios para que pueda personarse un médico a toda leche cuando hay un accidente. Ahora hay que ser realistas.

    La educación vial no salvará al 100% de la gente aun siendo teóricamente perfecta, y ahí la asistencia se encargará de salvar vidas. Mientras no sea viable ni posible ofrecer dicha asistencia, todo conductor debe hacer lo posible por no necesitarla nunca.

    Es más viable, en mi opinión, que todos los conductores sepan de primeros auxilios más allá de lo que te mandan en la autoescuela saber (admito que se me ha olvidado casi todo, no soy un ATS) y que al igual que llevamos triángulos, llevemos un botiquín. Otro conductor llega antes que cualquier médico a menos que se teletransporte.

    Que levante la mano (no vale ningún formador vial, lo siento:P) quien se sabe de memoria todo el protocolo de actuación en caso de accidente. Yo no la voy a levantar.

    ¿Salvaría eso más vidas que los triángulos o el chaleco? Pues cabría preguntárselo, pero ya se encargará uno en alzar los brazos contra Dios y gritar que se trata de un nuevo negocio.

  • Por fin vuelves a escribir un comentario interesante Javier, he sido tan duro porque te he visto débil, porque la verdad que el comentario #2 y uno que escribistes en el posts de “aumentemos los límites” -aunque tambien es verdad que este último lo escribistes a unas horas de un viernes que no es para pedir mucha coherencia- para nada parecen de una persona madura, aunque son una excepción entre todo lo que escribes, parece que si no me ponia “duro” no fueras a “espabilar”. Siento no haberlo hecho de otra manera que no hubiera cortao el buen rollo.

  • Vale, soy del gremio, así que no voy a levantar la mano :-P, pero ahora soy yo el que le va a dar pal pelo a Javier, aunque con cariño. 🙂

    Recuerdo que los dos formadores que me impartieron Primeros Auxilios me dejaron claro un detalle: si ellos se encontraran con un siniestro en medio de la carretera, lo único que harían sería seguir el PAS (proteger, avisar y socorrer), como cualquier conductor.

    Profesionalmente, uno de esos formadores es un diplomado de enfermería que trabaja diariamente a bordo de una furgoneta grandota rotulada como “ambulancia”. El otro, otra en realidad, es una doctora del Hospital Clínico de Barcelona que ha visto más heridos por tráfico que pelos tiene en la cabeza (y no está calva precisamente).

    Sin embargo, ambos tenían clarísimo que con un botiquín, un chicle y un boli Bic no se le salva la vida a nadie. No son McGyvers, sino gente consciente de sus limitaciones. Sin instrumental, lo mejor que pueden hacer es ponerse un chaleco, evaluar la zona, llamar al 112 y decir a las víctimas que la ambulancia está de camino mientras les echan una manta por encima para que no pasen frío.

    El clásico ejemplo: cuando haces Primeros Auxilios te enseñan una maniobra muy chuli para sacar gente de un coche. Es la maniobra de Rautek. Bien. Si cuando llegan los sanitarios a un siniestro no sacan a nadie del coche a no ser que sea muy muy necesario y cuando lo hacen la mayoría de las veces es con ayuda de los bomberos, que se dedican a excarcelar a las víctimas abriendo el techo del coche como si fuera una lata de atún, ¿qué nos hace suponer que la mejor opción es emplear la maniobra de Rautek?

    Zapatero, a tus zapatos. No somos sanitarios. Y si lo fuéramos, no llevaríamos una ambulancia en nuestro coche.

    Por eso el verdadero camino está en la educación, para evitar más colisiones. Y mientras tanto, evidentemente hay que dotar con más medios a la gente que se encarga de apagar el famoso bosque del que hablábamos el otro día. Pero no hacer de esta dotación de medios el eje de la mejora, porque es pan para hoy y hambre para mañana.

    PD: Peazo off-topicazo!!!

  • #10 josep, es que yo el eje de la mejora no lo entiendo como una de las dos medidas por separado, el eje de la mejora está compuesto por las dos medidas.

    Bueno, y con tanto offtopic ni siquiera he hablado del artículo, en mi opinión, no todo el que no respete los límites tiene por que ser como el “amigo” de aitor, no creo que no respetar los límites sea para tildar a todo el que lo haga como incívico, aunque si que todos los incívicos en carretera se salten los límites.

  • David,
    en la primera frase de este comentario tuyo se entiende justamente lo contrario:

    “A ver, yo no es que le quiera quitar importancia a la educación vial, pero es que en comparación con una buena asistencia médica en carretera, la efectividad de la primera frente a la segunda hablando de disminuir las muertes, es muy baja.”

    De ahí mis palabras. 🙂
    ———-

    Y sí, vamos a hablar ya todos de este post o Aitor nos corta las piernas a la altura del cuello, que este tío es mu bestia. 😛

    A mí esto de la estadística aplicada al revés siempre me ha dado yuyu. Porque si bien es cierto que cuando yo me como dos pollos y Pepito no come ninguno al final entre los dos nos hemos zampado un pollo cada cual, no se puede afirmar categóricamente que cada uno de nosotros se haya metido un pollo entre pecho y espalda, y un simple tacto abdominal lo confirmará. Yo estaré a punto de reventar mientras Pepito permanecerá famélico.

    Por las mismas, esto de “deducir” la velocidad media a partir de varios muestreos me parece absurdo y sobre todo, más encarado hacia la sanción (¿veis? ahora sí) que hacia la mejora de la seguridad vial. ¿Por qué? Fácil. Porque es muy sencillo pasar a 180 por un punto y luego compensar circulando a 80. Si coincide que cuando vas a 180 se te cruza un jabalí de esos que nadie se espera, pues nada, a tomar por saco la estadística y a engrosar el anuario de la DGT.

  • En palabras de la RAE, incívico es un adjetivo que, en segundo término, significa mal educado.

    En palabras mías, cualquier usuario de la vía que no respete los límites que se establecen PARA TODOS, es un mal educado y por lo tanto, incívico. Y no vale meter en este grupo a los prioritarios… ¡que os conozco! 😛

  • ¿Tampoco a los BMW, que son vehículos prioritarios no declarados? :-PPP

  • Tampoco, a pesar de que para alguno sus siglas signifiquen: “Boy muuuu wouruuuuum”.

  • Eso de decir que una persona es educada o no en función de si respeta o no todas las leyes y normas… buuf, suena a muy politicamente correcto, y a mi no me suele gustar lo políticamente correcto (porque casi siempre me suena a correcto para los intereses personales de los políticos), y no pretendo justificar a quien pretenda hacer lo que le salga en gana, pero es que muchas veces, y mas en el tema del tráfico, las normas o no están bien estudiadas, o lo que es más común, es pésima la manera de llevarlas a la práctica por ejemplo con una mala señalización (aqui incluyo límites de velocidad que no son como debieran).

    En cuanto a mi frase que dice josep, pues a lo mejor hoy no la diria tal cual, en aquel momento vi claro que la asistencia evita muertes que se sabian que se iban a producir y se pueden contabilizar, y con la educación en realidad no se puede asegurar cuantas muertes evitas.

    Ya estamos de acuerdo todos en que ambas medidas son importantes, pero veo que el debate va en la dirección de darle a una cosa mas importancia que a otra, y lo que creo que es cierto, es que las dos son muy importantes, y que es peligroso decir que una es mucho mas importante que la otra.

  • De incorrecciones políticas y revoluciones entiendo un pelín. Desde bien crío me he comido más que palabras al respecto… y por eso considero incívico al que no respeta a los demás.

    ¿Te crees que yo estoy de acuerdo con la dirección general de tráfico? Evidentemente hay algunas cosas que sí ha hecho bien, como la paulatina eliminación de carriles de la muerte (calzadas de doble sentido con tres carriles delimitados por marcas longitudinales discontinuas; el del medio, carril de la muerte).

    Por norma general suelo decir que la mejor forma de educar vialmente en España pasa por el cierre de la DGT. Lo mismo que en la cultura, idea que cacé de un tal Camilo José Cela que un día tuvo a buenas soltarla por la boca.

    Lo que ocurre, es que hay ciertas normas que me gusta respetar porque no es una cuestión mía; sino de todos. Puede que no me guste que en mi pueblo haya contenedores pequeñitos que hay que levantar con una pedal; me toca los cojones tener que tirar 500 cascos de una noche de copas en mi bar teniendo el pedalito de mierda apretado… pero no porque no esté de acuerdo voy a tirar el vidrio a otro contenedor o dejarlo en la puta calle. ¿Crees que me parece lógico, por ejemplo, que se puedan adelantar a los ciclistas y ciclomotores, pero no a los tractores y vehículos especiales cuando hay una marca vial o señal vertical que nos lo impide? Pero no por eso termino adelantando y poniendo en riesgo mi vida, la del conductor que venga de frente y se encuentre con mi estúpido y egoísta, además de incívico comportamiento y la del tractorista.

    Hay cosas con las que no debe jugar nadie, sea lo más políticamente incorrecto que sea. Y una de ellas es la vida de los demás. Y en el tráfico diario, no respetar las normas, significa eso. ¿Qué no sucede nada? Pudiera ser, pero has puesto los ingredientes para que suceda. Yo me espero de los otros conductores que circulen igual que yo, porque precisamente para eso hay un reglamento, para que no existan los sustos ni los improvistos. Todos podemos, gracias a la legislación y a la experiencia ser previsores y adelantarlos a la actuación de los otros conductores. Pero cuando uno hace lo que se le pone en la punta de los cojones me está obligando a mí a tomar una decisión nueva, inesperada por mí y por el resto que puede traer consecuencias fatales.

    No hay mejor forma de ser anti-sistema y rebelde que respetando a los demás, dando con ello una lección de principios y objetivos, alejándote de la masa absurda, borrega y sometida. Pero para ver eso, aparte de leer mucho y estudiar, hacer falta estar francamente comprometido con la causa. Y por supuesto haber comido unas cuantas hostias y haber logrado unos cuantos objetivos.

    No justifiques lo injustificable sólo por sentirte diferente. Sé rebelde, pero con causa.

  • Aitor, creo que tu comentario sigue la linea del primer párrafo del mio #16, no se contradice en nada con el mio, yo lo que quiero decir es que no hagas condición indispensable de buena educación el respetar todas las normas al pie de la letra, cuando no es tan raro salir a la calle y encontrarte con señales se contradigan, o zonas con un límite totalemnte sin sentido, como un tunel al lado de mi casa que hay, que está limitado a 40, y no es raro que incluso la policia circule al doble, le adelantes y no te digan nada.

  • Sí, David. Pero lo que pretendo es recalcar la importancia de que el individualismo organizado conduce al colectivismo imitado.

    Puede que los maderos pasen el túnel como mejor les venga en gana, pero yo, como usuario de la vía, no subiría de 40. ¿Por qué? Pues porque cuando decidí obtener el permiso me comprometí conmigo mismo y con los demás a ser respetuoso y cumplir los límites y obligaciones tal como marcan las señales, para evitar precisamente lo que comento antes: asustar o desoncertar.

    ¿Quién soy yo para creerme más que nadie o más listo que el funcionario de turno que con ayuda de un ingeniero de caminos ha optado por colocar ahí la señal de 40? Ese es precisamente el comportamiento que me diferencia del madero, del funcionario y del tragaldabas que se somete a los designios de unos pocos encorbatados a quienes una masa coloca en el poder. Esa es precisamente mi rebeldía, hacer caso omiso de las costumbres del país con las que difiero y no me gustan: en este caso, creerme mejor que los demás y pasar de las normas.

    Yo me considero mejor comportándome bien. Y demostrando que para ser más chulo, no hace falta ir como borreguito siguiendo a los demás. La peña farda de no ser cazado por los radares y pasar de las normas porque son una chorrada; yo fardo de que los radares no me pueden cazar porque no voy por encima de la velocidad y también vacilo y chuleo sobre echarle morro al asunto: no me dejo arrastrar por los descerebrados que no son capaces de distinguir las cosas.

  • aitor, te digo que si pasas por ahi y no está atascado, no te atreves a ir tan solo a 40

  • Te lo repito: no me dejo arrastrar por la absurdidez del resto. En mi pueblo hay tramos de 30. Yo, voy a 30. Es mi forma de enfrentarme a la estupidez colectiva instaurada por quienes se sienten incapaces e inferiores comportándose adecuadamente.

    Pero, aunque algunos no lo entiendan, hay que tener cierto valor y ciertos principios para hacerlo.

    ¿Sabes de lo que más se sorprendió un amigo mío? Me vigiló sin yo saberlo durante dos semanas, para ver si era cierto que como decía siempre, paraba en los pasos para peatones siempre que me era posible por la circunstancias del tráfico. Se quedó tan sorprendido, que desde entonces, no permite que pague una ronda.

  • Darle al acelerador es muy fácil. Lo puede hacer incluso un mono del zoo. Lo difícil es abstenerse de darle al gas cuando vemos una vía que nos parece anchísima y maravillosa. Ahí es donde se nota que un conductor es un buen conductor: cuando es capaz de reconocer que por encima de sus percepciones personales hay que respetar un texto legal que marca un criterio para todos. Porque no todo el mundo tiene la misma percepción personal y en cambio todo el mundo pasa por el mismo lugar cuando comparte la vía.

  • bueno, pues quisiera verte yo por donde digo a 40, sin que haya atasco claro. De todas maneras también tengo ejemplo de situaciones en las que es imposible respetar la señalización, entonces ¿soy un maleducado tan solo por pasar por ahi?

  • El día que pase por allí -no sé donde es, claro, pero podrías decírmelo- te dejo que busques mi matrícula sin que yo lo sepa… E-es O778 DBM.

    Y sí. Sólo por matar a un hombre eres un asesino. Sólo por saltarte una norma a propósito y con alevosía, eres un incívico, que es sinónimo de maleducado.

    Aunque no tomes como ejemplo lo de matar a un hombre, que ya sabes que si matas a uno eres asesino, a 10 eres un psicópata y si patas a 1000 eres un héroe. Lo del tráfico no funciona igual.

  • Claro que te lo digo, es en la circunvalación de Sevilla, la SE-30 en el tramo norte cerca del tanatorio. Ahora no te se decir el punto kilométrico, pero mañana me fijaré y te lo diré.

    Yo creo que eres un incívico ante todo si no respetas a los demás, con respecto a las normas, pues ya sabes mi opinión, no creo que no respetar ciertas cosas te convierta automáticamentes en un incívico y maleducado, porque en los casos que digo, no estas faltándole el respeto a los demás.

  • Pues chico, tienes un problema de definiciones.

    ¿Para qué están las reglas? Para cumpliarlas.
    ¿Quién ha de cumplirlas? Todos.
    ¿Qué te hace a tí mejor que los demás, para no tener que cumplirlas? Nada, sólo la falsa creencia de que no es grave lo que haces.

    Es que es una cosa que no da lugar a debate. El blanco es blanco, por mucho que se empeñe alguien en verlo azul. Saltarte una norma a la tolera y no cumplir con lo establecido, a lo que te sometes como ciudadano y conductor, es faltar al respeto al que pasa por tu lado y sí la cumple para comportarse tal y como debe.

  • si vienes a ver lo del tunel de la SE 30, pásate tambien por el último semáforo de la calle Santa María la Blanca, que el verde es una flechita a la izqda (obligación de ir a la izqda) y justo delante hay una señal, disco de fondo azul, que sorprendentemente no tiene flechita solo a la izqda, la tiene a los dos lados. Que maleducado soy por girar a la derecha. Esto es un caso en concreto, otros casos de señales contradictorias en España puede haber miles.

  • No, volvemos a los órdenes de prioridad y a la alevosía.

    ¿Tú planeaste saltarte la dirección obligatoria? ¿Lo has hecho a propósito? Supongo que no, por supuesto. El fallo es de una administración que deja mucho que desear.

    Pero tú, como buen conductor y por ende ciudadano, tendrás que conocer el orden de prioridad entre señales, que en este caso rigen de acuerdo al semáforo.

  • Una cosa que creo no se ha comentado es la incompetencia con la que están situadas muchas señales, bien por exceso, bien por defecto, bien por ubicación etc. etc.
    Señales con límites de velocidad totalmente absurdos, señales temporales que se convierten en definitivas, puntos negros que nunca se arreglan (ni se señalizan) y así hasta el infinito.
    No deberíamos ser tan condescendientes con los “dirigidores” que permiten muchas barbaridades de ese tipo.
    Una ley o una norma son tanto más respetadas cuamto más lógica y coherente sea.