¿Qué probabilidad tengo de sufrir un accidente?

Lougheed Crash

Cuando hablamos de siniestralidad vial, normalmente nos remitimos a la cifra de muertos en la carretera. Cuando queremos tratar algo más el asunto, nos referimos al número de heridos caídos en el asfalto. Sin embargo, la cifra real de la siniestralidad es mucho más elevada que todo eso. Lo que se conoce como un “roce de chapa” también es un siniestro, también le toca las narices al que se ve involucrado y es fuente de todo tipo de conflictos, desde el laboral hasta el familiar.

Las aseguradores atienden cada año 2 millones de siniestros, reparan más de 4,5 millones de vehículos, atienden a unas 400.000 victimas y destinan a los accidentes de tráfico unos 9.000 millones de Euros. Son datos que da a conocer la Asociación Empresarial del Seguro Unespa en una de sus páginas web, la destinada a visualizar un mapa de la siniestralidad vial de España.

Y si tan elevada es la siniestralidad vial en nuestro país, parece lógico pensar que un día le tocará la china a cualquiera de nosotros, ¿verdad?

Coche desballestado

Hombre, no es para tanto, porque si pensásemos así no saldríamos a la puerta de la calle. De hecho, quien tiene claro que chocar con el coche es algo normal se convierte en carne de cañón de la siniestralidad en la misma medida que quien está seguro de que eso nunca le pasará a él. Con todo, nunca está de más conocer el índice de probabilidad que tenemos de sufrir un siniestro, más que nada para que cada cual incorpore las mejoras necesarias que hagan que esta posibilidad se retrase tanto como sea posible.

Y, para comenzar, nada mejor que conocer en qué provincias existe un mayor riesgo de colisión. La siguiente tabla refleja cada cuánto tiempo medio sucede en cada provincia un siniestro con daños materiales y un siniestro con daños corporales:

Tabla de siniestralidad por provincia

Según esta tabla, las provincias con mayor número de siniestros son, por este orden, Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante y Sevilla en lo que se refiere a daños materiales. En cuanto a daños corporales, Madrid, Barcelona, Valencia, Las Palmas y Alicante son las provincias donde se registran el mayor número de siniestros. ¿Significa eso que los conductores de aquí o de allá son mejores o peores? No necesariamente. Sabemos que la siniestralidad es multifactorial, por lo que estas diferencias pueden estar basadas en el clima, la calidad de la red viaria, la longitud del desplazamiento medio, la pirámide de edad de los conductores…

El mapa de la siniestralidad de Unespa se complementa con un simulador de riesgo vial. Con datos como la edad, el sexo, la zona de residencia o las actitudes frente a algunos factores de riesgo como el alcohol, el simulador establece de forma confidencial la probabilidad que tiene el interesado de sufrir un siniestro en relación con el resto de conductores. Lógicamente se trata de una predicción completamente estadística, por lo que no tiene por qué cumplirse en nuestro caso particular. De todas formas, bajo el resultado numérico la página nos comenta qué datos han influido en ese resultado, con lo que siempre podemos aplicar algo de lo que nos cuentan a nuestra conducción.

Para complementar el test de riesgo al volante, el sitio web de Unespa contiene también un simulador de esperanza de vida. Siempre da un poco de yuyu enfrentarse a la fecha de tu muerte, pero en ocasiones los resultados pueden ser ciertamente sorprendentes. A mí me dice que viviré la friolera de 82 años y que tengo que hacer algo de ejercicio. Conclusión que saco de todo esto: el próximo mes de septiembre toca apuntarse a la piscina para llegar a viejo, que en la carretera tengo un índice del 12% inferior a la probabilidad de siniestro de todo el conjunto de conductores. O al menos eso dicen.

Vía | PRNoticias

Fuente | Unespa

Foto | Flickr (SqueakyMarmot), Josep Camós

Infográfico | Josep Camós