¿Qué le pide un usuario a sus neumáticos?

Frenada en mojado
Seguramente no hay una pregunta más general o que invite más a debatir que esta. Al menos en relación con los temas de neumáticos. El otro día hablamos del nuevo etiquetado de neumáticos que va a entrar en vigor el próximo 1 de noviembre de 2012, y dejamos planteadas algunas preguntas para responder en artículos como este. ¿Cuáles son expectativas y necesidades de los conductores sobre los neumáticos? ¿Son los parámetros de las etiquetas representativos de ellos? Vamos a ver si respondemos, o podemos responder, a estas cuestiones.

Hoy en día lo más probable es que la intuición nos diga que lo que uno espera de sus neumáticos es que la relación calidad/precio sea buena, y que además los neumáticos sean seguros en múltiples situaciones: que sean polivalentes.

Expectativas del usuario cuando adquiere unos neumáticos

Expectativas del usuario con sus neumáticos

Esto que vemos sobre estas líneas es un resumen de las principales expectativas que tiene un usuario cuando se plantea comprar un nuevo juego de neumáticos. Vemos que, efectivamente, la versatilidad, comportamiento y seguridad son los principales parámetros que se recogen del estudio. También la durabilidad y otras características como el confort y el consumo de carburante.

Para mi es curioso ver cómo, a pesar de contar con un 50% de “votos”, el consumo de carburante se encuentra bastante atrás en la lista de expectativas. Sin embargo esto puede tener fácil explicación si tenemos en cuenta que el consumo de combustible queda más determinado por una variable que depende del conductor: cómo realice el mantenimiento de los neumáticos.

Es decir, lo que espera un conductor ante la compra de un juego de neumáticos es que funcionen bien en cualquier terreno y condición, que aguanten bien las vibraciones y que duren muchos kilómetros.

Principales motivos de insatisfacción neumáticos

¿Qué pasa tras la compra de un juego de neumáticos? Las expectativas se convierten en hechos, y entre todos los conductores habrá los que vean sus expectativas cumplidas y los que no. Los que no las ven realizadas tienen una serie de motivos de insatisfacción que encontramos resumidos en la figura anterior.

Es bueno destacar los extremos de esta nueva lista: ante todo la insatisfacción se articula en que se desgasten más rápido de lo esperado, que hacen más ruido de lo esperado y que se desgastan irregularmente. Curiosamente, la versatilidad del neumático solo recibe un 3% en este reparto de insatisfacción, y siendo la primera expectativa del bloque anterior, parece que se cumple en la mayoría de los casos.

El mantenimiento de los neumáticos es clave para la satisfacción

Pero lo más relevante es la cantidad de parámetros destacados que tienen que ver con el uso de los neumáticos y que están directamente relacionados con el mantenimiento de los mismos:

  • Desgaste rápido
  • Desgaste irregular
  • Se desinflaban a menudo
  • No aguantaban los choques

Rápidamente concluimos que esta insatisfacción podría convertirse en satisfacción simplemente con llevar un mantenimiento correcto de los neumáticos y una conducción con sentido común. El desgaste rápido puede deberse a una presión de inflado incorrecta o a la circulación a alta velocidad. El desgaste irregular es sintomático de una alineación incorrecta o a algo que tiene que ver más con alineados y equilibrados mal hechos, o con suspensiones en mal estado.

El desinflarse a menudo tiene que ver más con temas de montaje de los neumáticos o presiones mal reguladas y el “no aguantaban los choques”… bueno, eso tiene más que ver con la mala práctica de remontar bordillos y afrontar socavones con alegría en el acelerador, que con los neumáticos per se. Estoy seguro que con una tanqueta no nos sentiríamos defraudados a la hora de “chocar” los neumáticos.

La etiqueta de los neumáticos, ¿recoge la mayoría de las expectativas / insatisfacciones?

Como vimos, la etiqueta informativa recoge tres parámetros esenciales: consumo de carburante, seguridad y ruido ambiental. Estos tres parámetros pueden dar una indicación fiable de cómo se comporta un neumático bien montado, llevado con una conducción apropiada y, evidentemente, no nos dice nada de su resistencia a los choques o cómo van a durar haciendo conducción deportivo-agresiva. Esas son competencias de los propios conductores, y no de los neumáticos “de calle”. Si hablamos de neumáticos de competición es otra historia, pero estos tampoco necesitarán la etiqueta.

Los parámetros de seguridad y ruido ambiental sí que nos dan pistas acerca de cómo se pueden cumplir expectativas como la versatilidad en cualquier carretera o condición, las condiciones de agarre en mojado, tanto en recta como en curva, o el ruido que aportan al conjunto del coche a la hora de hacer kilómetros con ellos. Son, por así decirlo, unas etiquetas que nos informan de lo que podemos esperar de los neumáticos si conducimos de manera responsable.

Ahora bien, las insatisfacciones poco tienen que ver con la información de la etiqueta. Para conseguir minimizar esos resultados no tan buenos, debemos concienciarnos de que es necesario observar algunas cosas a la hora de circular: mantenimiento de los neumáticos en cuanto a presiones de inflado, alineación, equilibrio, exigencia en la conducción… Igualmente es necesario seguir insistiendo en que los bordillos no son un remonte, son una separación entre la acera y la calzada. Una conducción prudente es la clave para mantener los neumáticos como el primer día, y en este caso esa es la clave para convertir expectativas en realidad.

En Circula seguro | “Nuevo etiquetado de neumáticos en Europa: te explicamos en detalle cómo será la normativa”:http://www.circulaseguro.com/instituciones-y-normativa/nuevo-etiquetado-de-neumaticos-en-europa-te-explicamos-en-detalle-como-sera-la-normativa

  • napl

    ¿Realmente el usuario/a medio presta atencion a los neumaticos y espera algo de ellos?
    Según mi experiencia personal en el entorno familiar y en el profesional es que la gran mayoria no presta atencion a los neumaticos ni sabe detectar sintomas de fallos hasta que la cosa pasa a mayores.

    Y lo que estoy contando en mi entorno ocurre mas a menudo que lo que se puede considerar una simple anecdota. Un ejemplo de mi anterior trabajo. Yo tenia asignado un coche y otros dos compañeros uno compartido. Un dia use el coche de estos compañeros y literalmente el coche me echaba a la cuneta. Cuando devolvi el coche se lo comente a los compañeros y me dijeron que lo habian notado y ya esta. Ese dia lo llevaron al taller porque al comprobar los neumaticos uno de los delanteros mostraba los alambres de la carcasa por el flanco interno.