Que el buen tiempo no acabe en tragedia

Gafas

Hace un par de fines de semana perdieron la vida en la carretera nueve motoristas. Una sola víctima no tiene sentido pero nueve en un fin de semana invita a pararse y reflexionar que es lo que ha ocurrido y que podemos hacer para intentar que no se vuelva a repetir.

El 19 y 20 de marzo podemos decir que fue el primer fin de semana que hemos tenido primaveral en toda España después de unas cuantas semanas pasadas por agua y con mal tiempo. Los motoristas siempre se han caracterizado por parecerse a las lagartijas pues en cuanto hay un rayo de sol salen a la carretera. Sin embargo, este ansia por disfrutar el fin de semana con tus compañeros puede convertirse en tragedia.

Es bastante frustrante, y lo digo desde el conocimiento de causa, pasarte fin de semana tras fin de semana sin poder disfrutar de tu hobby preferido porque el tiempo no acompaña. Vivo en Asturias y aquí podemos enlazar rachas verdaderamente malas.

Aunque personalmente el tiempo no me evito disfrutar de la moto, si hay gente que prefiere disfrutarla con buenas condiciones. Pero estos conductores pueden pasarse largos periodos sin coger su vehículo y circular con la moto es algo muy físico y entra en juego directamente como te encuentres física y mentalmente.

Dos meses sin rodar produce que te encuentres más torpe y hayas perdido práctica y confianza. Eso sin hablar de que tendrás que hacerle una revisión mucho más a fondo a tu moto: ruedas, presiones, cadena, suspensiones, frenos, refrigerante, etc…

Esos fines de semana se juntan el hambre con las ganas de comer. Te vuelve a reunir con tus compañeros de salida y aparece esa competitividad que debería quedar en casa para jugar a la consola y nunca acompañarte en la carretera. Quieres demostrar que sigues siendo muy rápido y controlas muchísimo pero sin entrenamiento los atletas no rinden al mismo nivel, y aquí no te juegas una medalla, te juegas la vida.

Es por ello que hay que recapacitar y aprovechar esos primeros días para volver a rodarnos y coger soltura. Que el ansia no pueda con nosotros. Creo que las palabras de Pere Navarro no pueden estar más acertadas en este caso:

Las cifras son una cosa, pero detrás hay alguien que ha salido con unos amigos en moto y luego la familia recibe la llamada de la Guardia Civil comunicándole que se ha matado. Está muerto, se ha acabado todo y después del accidente nada es igual.

Vía | Prnoticias
En Circula Seguro | Conduce con la cabeza, no con el corazón