¿Qué coche comprar a un conductor novel?

Conductor novel

¿Tienes un hijo que se acaba de sacar el carnet y buscas el primer coche en el que comience a ganar experiencia? Lo común es buscar al conductor novel un coche viejo de algún familiar que no se use o comprar un coche de segunda mano un poco antiguo y barato para que el joven con su carnet reciente se vaya haciendo a la conducción. Cuesta gastar un dinero importante en un coche que probablemente acabe lleno de bollones y marcas en pocas semanas.

“Coche viejo familiar o usado antiguo y barato”. Es decir, un coche con tecnologías de seguridad anticuadas, tal vez sin ABS y muy probablemente con cientos de piezas en la mecánica y el tren rodante en las últimas necesitando sustitución. ¿Crees que es el tipo de coche que necesita una persona con apenas experiencia?

Un coche viejo es un coche poco seguro

Ponte en su lugar: llega a su primera frenada de emergencia y el coche no tiene ABS. Resultado: clavada de frenos y a rezar para que el coche no impacte contra nada. ¿Y si le llueve en uno de sus primeros viajes y no calcula bien la velocidad de entrada a una curva? ¿Crees que saldría airoso sin ABS o controles de estabilidad?

Un Volkswagen Passat antiguo no es una buena idea para alguien que se acaba de sacar el carnet.

Un Volkswagen Passat antiguo no es una buena idea para alguien que se acaba de sacar el carnet.

Y no sólo la seguridad es importante, en un segundo plano, el gasto en mantenimiento y las complicaciones que genera un coche viejo también hay que tenerlas en cuenta. ¿Querrías ver a tu hijo tirado en la cuneta por un fallo mecánico? ¿O conduciendo un coche a diario en el que tú no te atreverías a realizar un viaje?

El más seguro que permita el presupuesto

Si buscas un coche para tu hijo conductor novel o quieres aconsejar a alguien que acaba de aprobar el práctico, tenlo claro, el objetivo es el coche con el máximo número de sistemas de seguridad que permita el presupuesto. Sea de primera o de segunda mano, compara tus opciones y elije un vehículo con ABS, controles de estabilidad, cuatro o más airbags, cinturones con pretensores, zonas de deformación controlada y con un comportamiento ágil y fácil de controlar.

Una opción aceptable como coche de segunda mano es un Ibiza de 3ª generación con controles de estabilidad y airbags.

Una opción aceptable como coche de segunda mano accesible es un Ibiza de 3ª generación con controles de estabilidad y airbags.

Además de la seguridad activa y pasiva, es aconsejable para el conductor novel un vehículo con una buena visibilidad desde el puesto de conducción. También vehículos más bien compactos y fáciles de manejar en espacios reducidos. Es poco aconsejable un SUV o todocamino y mucho más un utilitario pequeño y moderno con toda la tecnología posible.

…y que tenga potencia

Elementos como el Bluetooth son básicos para un joven de hoy para que pueda recibir llamadas olvidando tener que echar mano al bolsillo. El aire acondicionado también es básico para evitar la fatiga al volante en los meses de calor. Y hay también una última cosa importante, el motor debe tener una potencia suficiente para circular con confianza.

Deja de pensar: “mejor un coche poco potente para que no se le ocurra correr”, y piensa más en: “mejor un coche con potencia que de seguridad en viajes por autopista y que sea capaz de adelantar de forma segura en carreteras de doble sentido.” La prudencia para no correr más de lo necesario hay que enseñarla desde pequeño y predicando con el ejemplo.

Un Opel Corsa 2011 puede encotnrarse por unos 6 .000 euros con menos de 40.000 km

Un Opel Corsa 2011 puede encontrarse por unos 6.000 euros con menos de 40.000 km.

Está bien, damos muchos consejos, pero no decimos qué modelos concretos de coches son los ideales para un primerizo. En principio, lo ideal es un utilitario de ultima generación. Mejor menos de 5 años y hasta 10 como mucho. De marca generalista para contener el coste de utilización, pero de calidad reconocida. Debería no superar los 4 metros (Clio, Ibiza, Fiesta, Corsa, Polo…). Con motor de gasolina de unos 100 CV o diésel de unos 90 CV. Por unos 12.000 euros ya puedes encontrar alguno nuevo, a veces por menos de 10.000 en stock como km 0 matriculado. De segunda mano con unos 20.000 km los encontrarás desde unos 8.000 euros. Sea el coche que sea, las tres claves de compra son: 1 estándares de seguridad modernos, 2 fácil de conducir y 3 fácil de mantener.