Puntos que revisar antes de subirse a la moto (primera parte)

Revision moto

Cuando cogéis el coche ¿miráis el estado del vehículo? Probablemente, el 99% no lo hagamos rutinariamente. Más bien nos subimos, damos al contacto y salimos zumbando. A lo sumo, si empezamos a oír ruido o sentimos vibraciones, nos detendremos a ver que ha pasado.

La mayoría de la gente en la moto hace lo mismo, pero los cuidados que necesita uno y otro vehículo no son iguales, por lo que es recomendable dedicar cinco minutos a revisar ciertas partes para evitar tener esguinces, tando de articulaciones como del bolsillo.

Estado de los neumáticos: Debemos revisar las presiones, como poco, una vez a la semana. Sobre todo cuando salgamos de ruta. En un coche, dos décimas por debajo de la presión recomendada, posiblemente no lo notaremos, pero en la moto nos puede hacer acabar en el suelo.

Neumatico

Recomiendo hacerse con un manómetro (digital o analógico) que nos permita comprobar la presión sin tener que fiarnos de los existentes en las gasolineras. Mejor dejar las pruebas con “escopetas de ferias” para hacer regalos a la novia.

Un truco bastante sencillo es mirar la presión en el garaje, y si es incorrecta, apuntad las décimas que hay de diferencia. Cuando lleguemos a la gasolinera, colocamos la manguera y vigilando el manómetro de esta, subimos o bajamos tantas décimas como habíamos apuntado. No necesitaremos volver a comprobarlo con nuestro manómetro y si el neumático nos ha calentado al ir rodando hasta la gasolinera, no nos influirá en la medida, pues ya la habíamos tomado antes.

MIchelin Power Race

También deberemos comprobar el nivel de desgaste de las ruedas, utilizando para ello los testigos que todas las cubiertas poseen. Y comprobar que no existe ninguna grieta en su superficie. Sólo llevamos dos ruedas, y si nos falla una, o trabajamos en el circo y manejamos un monociclo… o nos llevaremos un susto.

La duración de las ruedas deportivas, en comparación con las de los coches, es irrisorio. Puede que sólo duren 2.000 o 3.000 kilómetros, en función de la vía, la potencia, tipo y modo de conducción. Si observáis que está en los avisadores, olvidaros de la ruta de todo el día de duración con comida incluida. Es probable que lleguéis a casa con los alambres fuera.

Si lleváis neumáticos muy deportivos, como los de la foto, no disponen de dibujo en los flancos, así que ojito si llueve. Por el contrario, si vuestra moto usa neumáticos turísticos, que fácilmente sobrepasan los 10.000 kilómetros de duración, y no usáis muy a menudo la moto, es probable que esa goma se encuentre “cristalizada” o endurecida, y sus propiedades de agarre y facilidad para alcanzar una temperatura óptima de funcionamiento, se verán muy mermadas. Apreciareis sencillamente su estado: si en el interior de los canales del dibujo, la goma comienza a abrirse, es hora de cambiar la rueda aunque esté a medio uso.

Continuará…

Foto | Neilrickards, lrargerich

Un comentario

Deja un comentario