Proyecto SMART RRS, sobre barreras laterales de seguridad en carreteras inteligentes

Quitamiedos

Se trata de un novedoso sistema de retención en carreteras, inteligente y seguro, para evitar o minimizar lesiones y muertes de conductores en siniestros con ocasión del tráfico. El proyecto SMART RSS, Smart Road Restraint System o Sistema de Contención Vial Inteligente, está preparado para retener a cualquier vehículo que haga uso de la vía pública sin olvidarse de los usuarios de las dos ruedas por ser éstos los más vulnerables.

Además, con este nuevo sistema de absorción del impacto y retención del vehículo, provisto de varios sensores, permitirá una mayor respuesta de los servicios de emergencia, proporcionando a su vez una información más puntual sobre el suceso y situación del tráfico. Un proyecto pensado para mejorar la seguridad vial en las carreteras. Pero… ¿cómo son?, ¿cómo funcionan?

El ‘quitamiedos’ inteligente

Smart rrs

La Universidad de Zaragoza junto con el Instituto de Investigación sobre Reparación de Vehículos S.A., expuso en su presentación que el 15% de los motoristas europeos que sufren lesiones o fallecen en siniestros con ocasión del tráfico son víctima de las barreras de seguridad en carreteras. En España casi 5.000 motoristas chocaron contra “quitamiedos” en el 2005, de los que 700 fallecieron.

Por tal motivo y desde Circula Seguro nos hacemos nuevamente eco del problema de las barreras metálicas de seguridad conocidas como guardarraíles o quitamiedos presentando el proyecto SMART RSS, sobre barreras laterales de seguridad inteligentes en carretera. Un dispositivo, como puede verse en el vídeo, de absorción de energía, fabricado con acero y diseñado para que puedan deformarse y así mitigar el impacto del vehículo o del propio conductor de forma progresiva:

Con este nuevo sistema futurista se mejora el diseño de los sistemas de contención de vehículos ya que llevarán incorporados una red de nodos para informar a los usuarios sobre el estado real de la carretera y del tráfico, condiciones climatológicas y obstrucciones que puedan existir, con el fin de reducir cualquier incidente que se produzca en la carretera. Además, esta red inteligente reducirá los tiempos de asistencia en caso de siniestro, al alertar a los servicios de tráfico y emergencia la localización exacta del lugar y tipo de choque.

Las futuras vallas de protección de nuestras carreteras

Las futuras vallas de protección laterales de seguridad en carretera, según los expertos, ofrecerán un alto nivel de protección ante impactos de 60 kms/h tras su comprobación y éxito de ensayo. Además, gracias a los sensores y dispositivos inalámbricos que llevarán incorporados podrán informar a tiempo real sobre cualquier incidente con ocasión del tráfico resultando ser breve la comunicación entre el impacto y la recepción del suceso.

Para conseguir, dichas vallas de protección de seguridad en carretera, el doble objetivo de que sean más seguras y menos lesivas en caso de ser golpeadas por cualquier vehículo, sus piezas de absorción actúan a modo de ‘colchón’ ayudando a que los vehículos, y en especial a los motoristas, sean detenidos de forma progresiva y sin que sufran aplastamiento tras el impacto.

cartel_smart

El proyecto de Investigación y Desarrollo SMART RRS que tiene el objetivo de mejorar la seguridad vial en las carreteras, dando una mayor protección a los usuarios más vulnerables en los siniestros viales, como son, los peatones, ciclistas y motoristas se presentó el pasado mes de marzo en las instalaciones de IDIADA (Instituto de Investigación Aplicada del Automóvil) en la localidad de Santa Oliva (Tarragona) y posteriormente en Bruselas. Un proyecto liderado por nuestro país gracias a la Universidad de Zaragoza y a la colaboración varias asociaciones de motoristas como FEMA (Federación Europea de Asociaciones Motoristas) y AMM (Asociación Mutua Motera).

Un proyecto financiado con fondos europeos y listo para llevarse a cabo cuanto antes. ¿A qué estamos esperando?

Más información | SMART RRS
Vídeo | omnimoto
En Circula Seguro | Guardarraíles y motoristas, un poco de historia, Guardarraíles BPC de tecnología tubular

  • s63aut

    También necesitamos políticos y altos cargos inteligentes, porque luego pasan cosas como la de ese monovolumen que se cayó a un canal en un lugar donde ya han muerto 19 personas y donde siguen existiendo puentes muy estrechos sin la más mínima barrera.

    • nomar55

      En este país ya se sabe que, para que las instituciones tomen alguna medida correctora en materia de seguridad (del tipo que sea, no solo vial) hacen falta unos cuantos muertos que mueran por la causa.

    • capreolus

      Es un suceso muy lamentable. Estoy seguro que pudo haberse evitado: la pre-señalización existente en el lugar… la visibilidad… las condiciones ambientales… En fin, con medidas preventivas o paliativas se podrían evitar este tipo de sucesos…

  • eff8

    Puesto que todos hacen referencia al mismo accidente, les invito a que lean el siguiente enlace: http://conducirsinmiedo.blogspot.com.es/2012/08/terrible-accidente.html
    Quien conduce decide por dónde y a cuánto, en cada momento. El camino es estático, le resulta imposible adaptarse al caminante, es justamente al revés como funciona el asunto. ¡Ustedes lo saben! y todo el mundo. Francamente, estoy harto de que en este país siempre se busquen responsabilidades fuera del sujeto que lleva a cabo la acción que genera el suceso. ¡Es increíble! Y el primer error para evitar hechos semejantes.
    Saludos.

    • capreolus

      Es un buen artículo. Como dije al principio es un suceso muy lamentable y ojalá no vuelva a suceder. Sobre el tema de las responsabilidades, las hay, claro que las hay pero habría que analizar muchísimos factores. Ahora le toca a los investigadores hacer su trabajo, depurar responsabilidades y lo más importante, plantear la evitabilidad para que no vuelva a suceder. Un saludo

    • s63aut

      Sobre eso te diría “ni sí, ni no, sino todo lo contrario”, está claro que los conductores tenemos la responsabilidad sobre lo que hacemos, faltaría más, pero hay factores de riesgo que influyen y que está constatado que provocan concentraciones de accidentes en un mismo lugar, si eso se detecta y se puede solucionar, ¿no es deseable que se haga?, ¿no existe una cierta negligencia por no hacer unos cambios que, por un precio razonable, acabarán salvando vidas?

      No se trata de echarle la culpa de todo a los demás, no podemos tener esa mentalidad y creo que ninguno de los habituales de este blog tenemos esa forma de pensar, pero errar es humano y de lo que se trata es de intentar minimizar tanto el número de errores posibles como las consecuencias de éstos.

      Si eliminamos la responsabilidad social, ¿por qué obligamos a que la gente lleve cinturón, casco o cualquier cosa que sólo afecte a su propia protección?, ¿por qué no permitimos que se vendan coches con pésima seguridad pasiva, ¡que cada cual averigüe por sus medios si lo que compra es seguro o si prefiere ahorrarse un dinero?

      Nosotros debemos actuar considerando que toda la responsabilidad es nuestra, pero la administración (el conjunto de la sociedad), debe poner los medios para que no haya víctimas ni inocentes ni “culpables”, porque entre otras cosas, los pasajeros de aquel vehículo no tenían culpa alguna de la posible distracción que dio origen al triste suceso.