Preparados para el puente, y también para el invierno

Grandes nevadas
Diciembre es un mes que tradicionalmente, a mi por lo menos, se queda en 15 días puros de trabajo. Eso es teóricamente interesante porque significa que hay muchas fiestas, pero a la hora de la verdad lo que ocurre es que hay que hacer el mismo trabajo en la mitad de tiempo. Por añadidura, en diciembre las temperaturas bajan rápidamente, llueve, nieva, hiela, y se dan más desplazamientos por carretera que en otros meses con menos celebraciones.

Por eso, a partir del 1 de diciembre hay que cambiar el chip y prepararse para el invierno. No solo para el puente, como puede que muchos estén haciendo esta semana, sino para afrontar el invierno con todas sus consecuencias. Lógicamente hablamos de las temperaturas y sobre cómo afectan a la conducción.

Siempre es bueno recordar, para quien no se de cuenta, que los días en diciembre son los más cortos del año, y que por tanto el poco sol que podamos ver durante el día desaparecerá bien temprano. Eso quiere decir que, de bajar lo suficiente las temperaturas, nos podemos encontrar con lluvia o hielo (o agua en cualquier estado tirando a congelado) con más facilidad, pero sobre todo nos vamos a encontrar seguro con asfalto más frío de lo normal.

Los neumáticos de invierno son una buena opción para estas fechas

Si disponemos de neumáticos de invierno y residimos en una zona donde sabemos que hace un frío que pela durante el invierno (y quizá algo antes de que comience y algo después de que termine), deberíamos tenerlos ya montados en nuestro coche. Sabemos que con ellos tenemos mayor seguridad para un rango de temperaturas más bajo, y la seguridad se traduce en mayor agarre, más estabilidad y seguridad en la frenada, una reducción de la probabilidad de sufrir aquaplaning, y, ojo, sustituyen perfectamente a las cadenas en situaciones de nieve (no de hielo).

Helada
Por la parte del coche hay una serie de mantenimientos básicos que realizar. Lo mejor es, si nos vamos a desplazar en algún puente o fecha señalada, realizar una revisión completa del coche en un establecimiento especializado: no dejar nada al azar. Con respecto al conductor, hay también un mantenimiento básico a realizar, que tampoco puede ser dejado al azar:

  • Cero alcohol: en estas fiestas siempre entra bien una copita de vino o un licor, pero para conducir, cero alcohol. Mantenimiento básico universal.
  • Previsión: sabemos exactamente cuándo se celebra el puente o las fiestas, así que podemos trazar un plan con la suficiente antelación como para salir con tiempo de sobra, las pilas cargadas y el itinerario estudiado. Las prisas no tienen sentido.
  • Saber qué tiempo nos encontraremos: básico saber si nos encontraremos altas probabilidades de nieve, heladas, lluvias, granizo, mucho sol (¿por qué no?) y actuar en consecuencia. Ropa adecuada para ese tiempo, depósito con combustible suficiente para cualquier cosa, las cadenas por si acaso, repuestos, móviles cargados,… todo eso y más, lo que se nos ocurra, para no pasar un mal rato si nos tenemos que quedar atascados en algún lugar.
  • Repasar el especial Conducir en invierno que preparamos la temporada pasada, y que resume a la perfección este importante tema

Sobre todo, y como siempre decimos, mucho cuidado ahí fuera, prudencia y calma, previsión y planificación. Nada de prisas, relax y desconexión, y a disfrutar del mes familiar por excelencia… o no. Ahí ya depende de cada cual.

Foto | Mike Cattell, LisaW123

  • guti1992

    Cada vez estoy escuchando hablar mejor de los neumáticos de invierno y además he visto varios vídeos en los cuáles se ven a fondo su gran utilidad.

    Yo por circunstancias personales voy a cambiar de vehículo y no suelo frecuentar zonas de “riesgo”(aunque éste tipo de neumáticos por lo visto son muy válidos para cualquier terreno) sino ya los hubiera instalado en mi coche. Pienso que es una muy buena inversión para nuestra seguridad, además de cumplir a rajatabla con los otros factores que has comentado Esteban.

    Un saludo.

  • escargot

    Me parece muy acertado el mantenimiento básico. Aunque lo de mirar el tiempo lo hago cuando me da. Total, me atrevo con todo… cabecica la mía.