Pràctic-Car: ¿Jugamos a quién sabe más de teórica?

Pràctic-Car

Pràctic-Car es un curioso juego de mesa que permite que los participantes se devanen los sesos tratando de acertar el mayor número de preguntas sobre cuestiones relativas al tráfico y la normativa que lo regula. Vamos, como hacer tests de teórica, pero con el aliciente de quien echa una partidita al trivial.

El objetivo del juego es hacer un recorrido respetando normas y señales, y superando preguntas divididas por temas y clasificadas por colores. Como en cualquier juego de estas características, gana el participante que consigue llegar a la meta dejando atrás obstáculos como la ITV, la Policía, el hospital, el mecánico… y sin haber perdido puntos del permiso de conducir en la carrera por llegar el primero. El juego permite estudiar lúdicamente en grupo y repasar las normas incluso entre conductores veteranos.

Clara Miarons es la creadora de Pràctic-Car. Recordando sus tiempos de alumna de autoescuela, consideraba que las clases eran muy aburridas. Por eso en cuanto tuvo la oportunidad imaginó un sistema más llevadero para empaparse de las cuestiones fundamentales que rodean al aprendizaje de la conducción: definiciones, normativa, mecánica, seguridad vial, primeros auxilios… Participó con la idea de Pràctic-Car en el concurso de Catalunya Ràdio “Suc de coco” (“Zumo de coco”), orientado a divulgar nuevas ideas y a fomentar la creatividad. El guionista de la emisora Josep Maria Batista ayudó a darle forma al proyecto y el resultado está ahora a la venta.

El intento de dinamizar las clases de teórica es a la vez reto y necesidad. Coincido con la óptica de Miarons. Nunca he soportado (y he tenido que hacerlo más veces de lo que mi infinita paciencia estaba dispuesta a soportar) que un profesor se limite a leer un texto legal, con lo infumable, rancia y apestosa que resulta esa metodología. Si un profesor consigue transmitir los conocimientos y los valores necesarios para una conducción segura sin matar de aburrimiento a sus alumnos, tendrá mucho más cerca su éxito como docente. Dicen los que entienden de estas cuestiones que cuando algo se entiende no es necesario memorizarlo. En este sentido, el juego de Clara Miarons puede llegar a ser una excelente herramienta.

El otro valor añadido del juego es el uso por parte de conductores ya experimentados, de esos que les van diciendo a sus retoños, alumnos míos por otra parte, que en un stop, si no viene nadie, no hay por qué detenerse (toma ya). Es aquello que nos contó una vez Jaume sobre la práctica de modelar las leyes a nuestro antojo. Un par de partiditas al Pràctic-Car y a lo mejor se les quitaba un poco la idea peregrina de que “como llevo 40 años conduciendo yo sé más que tú”. A falta de verdaderas renovaciones del permiso de conducir, buenas son tortas. Reciclaje por las buenas.

Me enteré de la existencia del juego el otro día gracias a la Federación de Autoescuelas de Barcelona, responsables junto a Catalunya Ràdio del lanzamiento de Pràctic-Car. Cuesta 20 euros (más IVA) y de momento se ha publicado en lengua catalana. Se puede adquirir a través de los más de 500 centros de formación de conductores asociados a la Federación de Autoescuelas de Barcelona o directamente a través de esta entidad. Yo me lo voy a pedir para Navidad, a ver si animo a mis alumnos a echar una partidilla…

  • Que buena idea, ahora se va a poder sacar uno el exámen teórico en un casino jejejejeje.

    Por cierto, para cuando en español. Por que a mi me sacas del Adeu, escudeya y butifarra y me pierdo jejejeje.

    Un saludo

    Pd: Josep, como te has portado bien, lo más seguro que te llegue el jueguecito a casa jejejeje.

  • ¿Hay versión internet?

    🙂

  • Interesante iniciativa. Me gustaría probarlo con algunos “reticentes” a admitir que sobre el tráfico nunca se las sabe uno todas. Por otra parte…me parece desacertado distribuirlo solamente en catalán, a ver quien es el guapo que convence a la gente para jugar si encima está en un idioma que no domina

    Saludos

  • PAL

    He tenido la oportunidad de jugar al Practic Car esta semana. Muy bueno, solo echo en falta instrucciones sobre la colocación de las señales.