¿Por qué no vas a respetar un semáforo?

Semáforo

Leo que durante los últimos días la Guardia Civil y las policías de muchos ayuntamientos de poblaciones con más de 25.000 habitantes han estado intensificando la vigilancia sobre los conductores para verificar su comportamiento ante los semáforos. Una de las razones es que durante 2011 hubo 806 siniestros con víctimas en zona urbana por saltarse un semáforo en rojo, representando el 4 % de los siniestros mortales en ciudad, que se dice pronto.

Y otra razón para proceder al control es que eso de no obedecer al semáforo es todo un deporte nacional, la segunda infracción más cometida en zona urbana. En la DGT no explican cuál es ahora mismo la primera, habrá que imaginar que es el exceso de velocidad o el estacionamiento indebido, pero sí que dan un dato bastante preocupante: saltarse un semáforo aglutina el 17 % de las sanciones que se imponen en ciudad. Poca broma.

Por cierto, que las sanciones son de tipo grave, conllevan la detracción de 4 puntos y una cuantía de 200 euros. Ah, y para los peatones también hay premio: los mismos 200 euros que le cuesta a un conductor pasar cuando no hay que pasar. Les va la vida en ello. Según el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte, los desplazamientos a pie suponen un riesgo de muerte, por cada kilómetro recorrido, nueve veces superior a los realizados como ocupante de un vehículo privado.

Peatón cruzando con el semáforo en rojo

Me he saltado el semáforo porque…

El caso es que nos saltamos los semáforos. ¿Por qué? Sí, ya sé que buscar ese porqué es dar un paso atrás. Lo que habría que hacer es explicar por qué no hay que saltárselos, glosar las consecuencias de pasar en amarillo cuando no procede o en rojo, que no procede nunca, y ya. Pero me resisto a pasar por alto algunas argumentaciones que he oído en ocasiones, más que nada porque me resultan chocantes. Quizá por reducción al absurdo ganemos algo de terreno.

Porque no viene nadie. Ya, vale. ¿Y qué? Un semáforo es una señal como otra cualquiera, hay que respetarla porque es una señal. ¿No viene nadie o te parece que no viene nadie? Porque son cosas distintas. ¿Y si adquieres el hábito de saltártelo porque crees que no viene nadie y viene alguien?

Porque tengo prisa. De acuerdo, entonces cronometra lo que te dura el semáforo en rojo. Cronométralo y cuando lo hayas hecho, mira sinceramente si ese tiempo que has estado detenido representa una gran pérdida en tu día. Si lo vas a recuperar antes de la próxima esquina…

Porque en mi ciudad los semáforos están mal coordinados. Bien, pero esos son dos temas distintos. Un chaval que cruce en verde con su bici no tiene la culpa de que el concejal de tu ciudad no haya sabido resolver mejor tu movilidad. Ve al Ayuntamiento, pero deja tranquilo al chaval de la bici.

Porque ese de ahí delante me ha hecho frenar y al final él ha pasado y a mí me ha dejado el semáforo en rojo. Buf, qué drama. De acuerdo, hay gente muy esperpéntica por el mundo, pero si por una de aquellas este salto de semáforo acaba mal… ¿qué me estás contando?

Porque no lo he visto. Touché. Según cómo, a todos nos puede pasar, así que lo único que se puede decir aquí es… fíjate más. Ojo, siempre y cuando no estemos hablando de un conductor que se salta siempre los semáforos porque nunca los ha visto, claro.

Porque no me da tiempo a frenar. Nooo, no, no, no, no, no. Eso sí que no cuela. Si está en amarillo y no te da tiempo a frenar en condiciones de seguridad, choques por alcance incluidos, vale. Pero en rojo ya no cuela, ¡que has tenido toda la fase amarilla para frenar! Conocí a una chica que llevaba años conduciendo en su país de origen. Se saltaba los semáforos siempre. Resultó que no sabía ni frenar ni reducir. Y claro, sin lo uno y sin lo otro, tenía un problema. Cuando le enseñé a hacer ambas cosas fue la mujer más feliz del mundo, porque le sabía mal saltarse los semáforos.

Y es que, después de todo, eso de incumplir las normas cuando conducimos nos duele. Si es verdad que como personas huimos del dolor, ¿por qué no vas a respetar un semáforo?

Foto | Horia Varlan, Gonmi
En Circula Seguro | ¿Y si quitamos la fase amarilla del semáforo?, 68.000 personas atropelladas en cinco años, según un estudio de FUNDACIÓN MAPFRE