Pokémon Go o cómo complicarte la vida al volante

Pokémon Go

Desde que llegara Pokemon Go, el exitoso título de Nintendo en colaboración con Niantic, a principios de julio, no ha estado exento de polémica. Desde allanar una propiedad privada, entrar en espacios públicos que se encuentran cerrados, hasta jugar mientras se conduce, todo ha sido un cúmulo de despropósitos.

La oleada de incidentes relacionados con este juego de realidad virtual, que levanta pasiones en todo el mundo y que consiste en atrapar pokemon – criaturas semejantes a los animales, aunque con excepcionales habilidades –, no ha hecho sino alertar a la autoridades de las situaciones de peligro en las que el usuario puede verse involucrado.

Éxito desde el primer minuto

Y es que no estamos hablando de un simple videojuego, pues ha trascendido ese mundo para convertirse en un auténtico fenómeno social. Tanto es así, que una semana después de su lanzamiento en los EEUU, el pasado 11 de julio, superó el pico de los 20 millones de usuarios diarios únicos que alcanzó Candy Crush Saga en su momento de máximo pico.

Aunque para dato revelador el que da la revista Forbes, especializada en el mundo de los negocios y de las finanzas, sobre el tiempo de uso diario del dichoso videojuego. Más de 43 minutos, superando al tiempo de uso diario de cualquier aplicación móvil.

El vídeo de la discordia

Aunque si te quedaba alguna duda del fenómeno social del que estamos hablando, se disipa con este vídeo protagonizado por los fans del videojuego. La acción fue grabada el pasado 15 de julio a las once de la noche en Central Park, en Nueva York, y muestra lo que ocurre en plena calle cuando aparece un Vaporeon, un personaje del juego difícil de encontrar. La locura se desata y cientos de personas acuden al lugar, a pie y en coche, para capturarlo con sus móviles.

Policia Nacional en Twitter sobre Pokemon

Hasta la Policía Nacional toma cartas en el asunto

Actitudes como esta no ayudan a plantar cara a un problema que está cruzando fronteras, como es el dar rienda suelta a este juego de realidad aumentada, sin poner los medios necesarios para disfrutarlo en un entorno seguro. Sin ir más lejos, el pasado sábado, dos jóvenes de 25 años se colaron en el aparcamiento de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Rozas, en Madrid, mientras jugaban a este afamado videojuego.

Este es sólo un ejemplo de rocambolescas situaciones que se producen en todo el mundo y en el que hasta la misma Policía Nacional se ha puesto manos a la obra, abogando por utilizar la aplicación de manera segura. Tanto, que en su cuenta de Twitter, ha publicado una guía de seguridad, dirigida a todos los seguidores de Pokemon Go con una serie de pautas a seguir.

Entre las advertencias, la Policía subraya la importancia de seguir las señales y marcas viales, no invadir las propiedades privadas. Además de poner de manifiesto que queda “absolutamente prohibido atrapar Pokémon mientras conduces o montas en bici”.

Su utilización puede incurrir en conducción temeraria

Utilizar el móvil mientras se conduce acarrea una sanción de 200 euros y la pérdida de tres puntos del carné, según asegura Isabel Prieto, abogada de Legalitas. Si además de todo esto, nos encontramos jugando, nos encontramos con el agravante de estar incurriendo en un delito de conducción temeraria – un delito tipificado en los art. 380 y 381 del Código Penal -, que puede suponer la inmediata retirada del permiso de conducir de seis meses a dos años y el pago de una sanción de 500 euros.

Aunque aquí no acaba todo lo se nos puede venir encima por esta absurda acción, pues si llega a considerarse probado, tal y como a un caso de “manifiesto desprecio por la vida de los demás”, la pena puede alcanzar los cinco años de reclusión en un centro penitenciario junto con una cuantiosa multa y la privación del carné, que puede llegar a alargarse hasta diez años.

¡Ojo a las lesiones!

Jugar a este tipo de aplicaciones de realidad virtual no está exentos de lesiones, causadas por la distracción que provoca su uso, ya sea caminando o al volante, en cuyo último caso puede provocar que chocar contra el mobiliario urbano. Eso sí, no podremos reclamar nada a la Administración, si se ha producido como consecuencia de nuestra negligencia.

Las tecnologías no son malas, siempre y cuando hagamos un uso responsable de las mismas. Sin embargo, “el uso prolongado de los dispositivos móviles, que entre los jóvenes de 16 y 24 años llega a ser más de tres horas al día, puede llevar a la aparición de diversos problemas para la salud”, tal y como señala el secretario general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas, José Santos.

Santos enumera algunos de estos, entre los que destacan, “esguinces de tobillo, contusiones en la rodilla e incluso cervicalgias, producidas por llevar la cabeza adelantada”.A pesar de ello celebra la llegada de Pokémon Go, ya que es un juego que fomenta la actividad física y si se utiliza “siguiendo unas pautas básicas de seguridad resulta beneficioso para combatir el sedentarismo”.

En CirculaSeguro | Las distracciones al volante, segunda causa de mortalidad en España

En CirculaSeguro | Tenía que llegar: señales advirtiendo el peligro por peatones mirando el móvil