Poblaciones costeras saturadas: recomendaciones al volante en tu destino de vacaciones

trafico en vacaciones

España es el segundo país más turístico del mundo, recibiendo millones de extranjeros cada año; a ellos nos sumamos los españoles que decidimos veranear en nuestro propio país. Los destinos favoritos suelen estar en la costa, bien en el litoral peninsular bien en alguno de los archipiélagos españoles. Muchos de ellos son localidades de pequeño o mediano tamaño, que en estos meses de verano pueden llegar a cuadruplicar su población. Por mucho que los hoteles cuenten con alojamiento suficiente para todos, el impacto en las calles y espacios públicos es palpable, y la movilidad en la localidad se ve gravemente afectada. Así, son típicas las imágenes de atascos y retenciones en las inmediaciones e incluso el interior de la ciudad.

Turismo sostenible para aliviar el tráfico en la costa

trafico en vacaciones

El turismo es una importante fuente de riqueza para cualquier país, incluido España; al gasto económico que realizan los turistas en alojamiento, manutención, servicios, etc. se encuentra la generación de empleo que se produce esos meses. Es por ello por lo que el sector turístico es uno de los más «mimados» por las instituciones, con planes de fomento y promoción que buscan aumentar cada año el número de visitantes.

Sin embargo, el turismo en nuestro país es altamente estacional (salvo en contadas ciudades), y está muy vinculado a los meses de verano. Estas fuertes oscilaciones de población conllevan determinados problemas de habitabilidad, movilidad y convivencia, y en ocasiones un fuerte impacto en el patrimonio histórico y natural de la población. Problemas que además se agravan cuanto mayor es el atractivo turístico de una ciudad, dando lugar a una turistificación salvaje que ha generado no pocos conflictos sociales entre los residentes autóctonos.

Por ello, desde hace ya muchos años las instituciones y empresas del sector tratan de fomentar un modelo de turismo sostenible, donde el número de visitantes crezca dentro de las posibilidades de la ciudad, y sus infraestructuras y servicios puedan absorber el incremento de demanda. En Circula Seguro ya hemos visto algunas de las medidas utilizadas por las instituciones para fomentar este turismo más responsable: potenciar el transporte público, regular el tráfico en torno a los puntos más turísticos, mejorar la accesibilidad de los lugares más conflictivos, etc.

Cómo podemos ayudar a aliviar el tráfico estando al volante

trafico en vacaciones

Pero no todo es responsabilidad de los entes públicos; los turistas también podemos contribuir como usuarios de las infraestructuras y servicios de movilidad de la ciudad. Te proponemos algunas pautas claves para poner nuestro grano de arena en el turismo sostenible:

Informarte sobre la ciudad que visitamos

Cuando nos preparamos para el viaje, podemos hacer también esa labor de planificación extensible a la ciudad en sí misma. Y no nos referimos solamente a los monumentos y lugares imprescindibles, sino también a investigar sobre los mejores accesos a la ciudad, el precio de los peajes o los parking, la normativa municipal de circulación, los posibles cortes de tráfico por obras…

Evitar las horas puntas

Otra medida que podemos llevar a cabo es “ir a contracorriente” con los horarios para ir a la playa, a los monumentos o los lugares de ocio. Lo ideal es tratar de evitar no sólo los horarios de la población local (algo fácil pues su ritmo de vida está atado a su jornada laboral) sino también la de los otros turistas. Con ello se consigue escalonar las visitas y repartir los flujos del tráfico a lo largo del día.

Hacer caso de los agentes de tráfico

Durante el verano se desarrollan varios operativos por parte de los agentes de tráfico, y es muy probable que realicemos nuestro viaje durante alguno de esas “operaciones salida”. Estos operativos suelen extenderse a los accesos y el interior de las poblaciones de destino; en estos casos, las medidas policiales están más encaminadas a la gestión del tráfico que al control de velocidad. Por eso es importante que sigamos al dedillo las indicaciones de los agentes así como de los mensajes en carteles y paneles LED; aunque creamos que carece de importancia, realmente estamos contribuyendo a aligerar el  tráfico.

Circular de forma respetuosa por áreas naturales

La playa no es territorio exclusivo del verano. Estos meses también es un buen momento para visitar enclaves de gran riqueza paisajística y faunística. Circular de forma suave y moderada, atender a las señales de advertencia y prescindir de la música, son algunos de las precauciones recomendadas si vamos por caminos estrechos o sin asfaltar donde además se nos puede cruzar algún animal.

Circular en coche eléctrico

En el caso anterior tiene mucho sentido circular en vehículo eléctrico (tanto si tenemos uno en propiedad como si lo alquilamos), pero también para ir a la playa o para visitar los pueblos de la zona. De hecho tanto Baleares como Canarias (donde se ha eliminado el IVA para su compra) apuestan por el vehículo eléctrico como forma de movilidad interurbana. Así, un aumento del turismo no conllevará necesariamente un aumento de las emisiones contaminantes. La opción de alquilar un coche eléctrico ya es factible sobre todo en las islas de nuestro país.

Prescindir del coche, la mejor medida para aliviar el tráfico

trafico en vacaciones

Pero sin duda una de las mejores acciones que podemos llevar a cabo para contribuir al turismo sostenible es dejar el coche aparcado durante todas nuestras vacaciones. En las ciudades más turísticas existen aparcamientos de larga estancia con precios muy económicos, por lo que podremos olvidarnos de nuestro vehículo durante unos cuantos días. Podemos consultar los precios con antelación e incluso en algunos casos reservar plaza para cuando lleguemos a nuestro destino.

Los ayuntamientos saben lo mucho que puede mejorar un buen transporte público la movilidad de una ciudad. Por eso es frecuente que se refuercen los servicios durante los meses de verano, con una mayor frecuencia de trayectos y la creación de líneas especiales para los puntos de mayor atracción turística. Para aprovecharnos de estas ventajas, podemos combinar varias formas de transporte para un mismo trayecto, como movernos en tranvía al centro de la ciudad y alquilar una bicicleta para llegar a la playa. De hecho, la movilidad multimodal se está imponiendo como estrategia para aliviar el tráfico en las ciudades más congestionadas.

En este sentido, la bicicleta se ha convertido en el modo de transporte favorito para las localidades más turísticas; especialmente aquellas que por su menor tamaño pueden recorrerse de cabo a rabo a golpe de pedal. Además de implantar servicios públicos de alquiler de bicicletas, muchos consistorios fomentan su uso con mejores infraestructuras y la creación de rutas específicas. Ello ha dado lugar a un nuevo turismo ciclista urbano, que permite conocer sin prisas un buen número de enclaves.


Imágenes | iStock: Brunomsbarreto, Scharfsinn86 | Flickr: Alex Proimos | Unsplash: Simon Rae

En Circula Seguro | Este verano vamos a la playa en coche eléctrico, ¿es posible?