Plan MOVELE, apostando por el futuro (1)

LOGO_Plan_Movele

El Proyecto MOVELE (movilidad eléctrica) es el nombre del Plan de Acción 2010-2012 que se encuentra dentro de la Estrategia Integral de Impulso al Vehículo Eléctrico en España 2010-2014. Un Plan compuesto por una serie de medidas a implementar durante los próximos años y así poder potenciar de manera decisiva la introducción del vehículo eléctrico. Fabricar un producto novedoso es una buena iniciativa, puede crear empleo y por tanto beneficios para todos. Es cuestión de arrancar cuanto antes, valorar sus ventajas e inconvenientes para invertir en un proyecto con vistas a un futuro mejor.

A estas alturas, ni el cuento de los tres cerditos y el lobo podrá convencernos sobre el plan más seguro y es que la experiencia vivida con el ladrillo, nos ha enseñado a tener como un plan B. Es decir, puede haber otras elecciones que nos inspiren más confianza. Y todo este rollo para intentar explicar que la movilidad eléctrica puede ser una de esas alternativas más rentable si sabemos administrarla. Razones no faltan, por ejemplo, entre algunas de sus ventajas el motor eléctrico además de contaminar menos, tiene una eficiencia energética mas aprovechable que el motor convencional de diesel o gasolina. Pero hay más…

El coche eléctrico, transporte del futuro

Desde Circula Seguro, en más de una ocasión, hemos hablado de los coches eléctricos para estar al día sobre este tema. Ahora, pensando en la movilidad sostenible creo que puede ser una buena oportunidad para descubrir las ventajas que nos ofrecen este tipo de vehículos. Con la presentación de un vídeo, el proyecto MOVELE, gestionado y coordinado por el IDAE, pretende impulsar el vehículo eléctrico en España:

Los cuatro ejes básicos definidos por la Estrategia Integral de Impulso al Vehículo Eléctrico en España 2010-2014 son, fomentar la demanda de estos vehículos, apoyar la industrialización e I+D de esta tecnología, facilitar la adaptación de la infraestructura eléctrica para la correcta recarga y gestión de la demanda, e incentivar una serie de programas transversales relacionados con la información, comunicación, formación y normalización de estas tecnologías.

La implantación del coche eléctrico reduciría en 81 millones de toneladas las emisiones de CO2 al año, lo que equivaldría a la plantación de 2.000 millones de árboles

Si queremos estar a la misma altura que el resto de países europeos de nuestro entorno tenemos que apoyar las iniciativas del vehículo eléctrico y justificar de alguna manera la conveniencia de este modo de transporte. La mejora de la eficiencia energética y la reducción de las emisiones de CO2 son motivos suficientes para apostar por el Proyecto MOVELE. Un programa de impulso a la demanda que tiene como objetivo: disponer de 250.000 vehículos eléctricos circulando en 2014 de los cuales el 85% en flotas y el 15% restante para vehículos de uso personal.

Una buena oportunidad para emprendedores

Vehículo_eléctrico

Con el uso del coche eléctrico se reduciría uno de los principales problemas de España: la dependencia energética. La importaciones de petróleo se reducirían un 50 % y supondría un ahorro para el Estado de 11.000 millones de euros

En los últimos días, con tanta incertidumbre económica, sólo se habla de especulación financiera, crisis, reformas y más de lo mismo. Pues bien, pensemos en positivo y por qué no en cambiar o por lo menos plantearnos nuevos retos. Como dice un viejo dicho popular: renovarse o morir y esto implica buscar una mejor rentabilización de nuestros recursos que puede llevarnos a tener en cuenta otras posibilidades, incluyendo las que habíamos ignorado o descartado con anterioridad. Apliquemos también la teoría del esfuerzo pero sin presión, es decir, menos reformas de látigo y más planes tipo Marshall para estimular la economía.

Si quieren ver la viabilidad del Proyecto MOVELE e invertir en la movilidad eléctrica sólo tienen que hacer números ya que éste contempla una dotación de diez millones de euros destinados a subvencionar la adquisición de coches eléctricos o híbridos por parte de los usuarios. De esos diez millones, ocho estarán destinados a las ayudas para la compra de un coche eléctrico o híbrido, un millón y medio se destinará a la creación de infraestructuras para instalar los correspondientes postes de recarga y finalmente, el medio millón restante se destinaría a la asistencia técnica.

Ya sólo queda activar las medidas impulsoras a favor de los vehículos eléctricos para abrir aspiraciones emprendedoras. No podemos olvidar que cualquier actividad mueve indirectamente otras necesidades. En el caso que nos ocupa, está la infraestructura pública de recarga, reserva de plazas privadas de aparcamiento, abastecimiento y mantenimiento de los servicios públicos; y la implicación del sector privado en especial, las empresas eléctricas, empresas de seguros y de alquiler sin conductor y otras que también pueden favorecerse con esta nueva modalidad de transporte.

Lo dejamos aquí para hablar el próximo día sobre la realidad del vehículo eléctrico, su viabilidad técnica y energética en el entorno vial. No me falléis.

Vía | IDAE Movele
Más Información | Ministerio de Industria, Energía y Turismo
Vídeo | msamperesp
En Circula Seguro | Hiriko, la movilidad del futuro