Peatones, no olvidemos la educación vial básica

Niños-paso-peatones

Todos somos peatones, incluso los conductores. Todos caminamos por la calles y tenemos que compartir el espacio público con otros usuarios, peatones y vehículos. La educación vial es fundamental para reducir los riesgos de sufrir algún percance como peatones, y deberíamos recibirla desde bien pequeños.

Y normalmente todos hemos recibido un mínimo de educación vial para saber cómo comportarnos por la calle cuando somos peatones. Pues bien, no podemos olvidar esas nociones básicas de educación vial, y sin embargo la tozuda realidad parece mostrar que muchos sí que se olvidan… y claro, luego pasa lo que pasa: atropellos.

Lo veíamos hace unos meses, todavía hay comportamientos incorrectos de los peatones, el más habitual, y más grave y peligroso, cruzar por un lugar indebido. ¿Cómo es posible esto si desde pequeñitos nos enseñan a cruzar por los pasos de peatones? ¿qué ejemplo como peatones adultos les damos a los niños?

Los peatones debemos tener claro que somos el usuario de la vía más vulnerable. En 2013 hubo 214 muertos por atropello en vías urbanas en España, y otros 1670 heridos graves. Debemos tomarnos muy en serio que como peatones debemos ser igualmente responsables y prudentes.

Nueve claves para ser peatones más seguros

– Los peatones debemos caminar por la calle atentos a lo que sucede, sin distraernos, y con nuestros sentidos plenamente operativos. Desplazarse por la ciudad escuchando música con auriculares y el volumen alto es contraproducente pues necesitamos oir qué sucede a nuestro alrededor. No podemos ir leyendo noticias, mensajes o vídeos en el teléfono móvil, no mirar por dónde caminamos es todavía peor. Nunca debemos cruzar, ni siquiera por un paso de peatones, mientras estamos absortos mirando la pantalla del smartphone (y esto lo hacemos mucho).

– Los peatones tenemos que transitar por las aceras, no podemos hacerlo por la calzada, salvo que sea de una calle peatonal. Hay que caminar alejados del bordillo para evitar tropezar y caer a la calzada, ni involuntaria ni voluntariamente.

– Los peatones solo pueden cruzar la calle por los pasos para peatones destinados para tal acción, tengan o no semáforo. No podemos cruzar por cualquier parte pues el riesgo de ser atropellados es mucho mayor. Esto que es tan fundamental, se incumple lo que más.

– Si el paso de peatones está regulado por semáforo solo podemos cruzar cuando esté en verde para los peatones. No podemos cruzar en rojo. Esto es algo que nos enseñan casi en la guardería, y aún así no lo cumplimos siempre.

– Por supuesto antes de cruzar hay que mirar siempre, y además a ambos lados, y nunca podemos fiarnos solamente de nuestro oído, pues cada vez hay más vehículos tanto más silenciosos que casi no se oyen cuando se mueven despacio.

– Los niños pequeños no pueden cruzar la calle solos, deben hacerlo acompañados de un adulto y cogidos de la mano. Los niños se distraen y echan a correr sin avisar, sin percartarse de los peligros, con el riesgo que eso supone. Son responsabilidad de los adultos.

Las condiciones meteorológicas adversas no son excusa para incumplir estas normas y cruzar las calles de cualquier manera, a prisas y por cualquier parte. De hecho en estas condiciones el riesgo de atropello es todavía mayor, pues la visibilidad de los conductores empeora y la distancia de frenado aumenta.

– Si usamos gafas, es importante que las llevemos puestas, o bien lentillas en su caso, cuando caminamos por la calle, pues ver bien es fundamental para no cometer un error y cruzar solo cuando estamos seguros de que realmente no viene ningún vehículo. No hay excusas que valgan, ni eso de que me las dejé en casa, ni eso de que voy más guapo sin ellas. Por cierto, las personas mayores y ancianas, habitualmente con la vista deteriorada, y con una movilidad más reducida, suelen sufrir más este fenómeno.

– Si tenemos que caminar por carreteras y caminos fuera de la población, tenemos que llevar alguna luz y alguna prenda reflectante para que seamos visibles. Si el conductor de un vehículo no nos puede ver a tiempo, el siniestro es casi seguro. En carretera caminaremos por el lado izquierdo (el contrario, para ver los coches venir).

Foto | Fiskfisk (Flickr)
En Circula Seguro | Los usuarios de patines también son peatones

  • Vicente Lara

    Añadiría también que si hablas por el móvil debería ser obligatorio detenerse y no continuar andando.

    No obstante, me gustaría hacer varias matizaciones. En primer lugar, no creo que los conductores sean también peatones. Hay muchos conductores que no son peatones, aunque de vez en cuando se desplacen a pie (trayectos generalmente cortos). En segundo lugar, creo que las ciudades españolas están principalmente diseñadas para los coches (y de ahí algunos de los comportamientos imprudentes de los peatones). En tercer lugar, yo, como peatón, estoy harto de tener que cruzar con miedo los pasos de peatones o tener que dar las gracias porque el conductor de turno te cede, graciosamente, el paso en un paso de peatones.

  • Pablo

    Pues es mi opinión, hay una carencia muy grande en la sociedad occidental, o al menos en la española: el sentido de RESPONSABILIDAD de los peatones. Si un peatón, por acción u omisión provoca un accidente, HA DE HACERSE RESPONSABLE DE ÉL, tanto desde el punto de vista penal como económico. Si el paisano que cruza de cualquier forma sin las debidas precauciones provoca la caída de un ciclista, debe hacerse cargo del pago de sus gastos médicos, reparación o compra de la bici, traslado al hospital, etc. Y lo mismo en caso de atropellos por parte de vehículos a motor, en aquellos casos debidos a la incorrecta actuación del peatón. Ese faro roto y ese capó abollado por haber cruzado sin mirar, ya sea en un paso de peatones o fuera de él, lo pagas.

    De esa forma, la gente andaría con mucho más cuidado y habría menos atropellos. Amén de que no se producurían casos de gente que se tira delante de los coches para cobrar una indemnización, como ocurre en algunos países.

    • José

      Totalmente de acuerdo Pablo, al 100%.

      Ibáñez, creo que partes de una premisa falsa cuando dices:<>.

      Donde yo vivo la inmensa mayoría de los niños aprenden de sus padres a cruzar por donde no se debe, con el semáforo en rojo para los peatones, a andar por la calzada. Y así nos va.