Peatón anciano cruzando de noche por un lugar inadecuado

pic001.jpg

El título resume los resultados que hemos conocido del último estudio sobre la conducta de los peatones. Pero por desgracia ese sólo es un patrón y hay muchos más implicados en este tipo de accidentes.

Del lado “fuerte”, aún un gran porcentaje de conductores no respetan la prioridad de los pasos de peatones. Es verdad, molesta (por no decir otras palabras) tener que pararnos en cada paso de peatones, pero a que también es verdad que nos molesta mucho más cuando somos peatones y una vez tras otra el conductor no tiene en cuenta que en un paso de peatones, es el viandante quien tiene prioridad. Los datos no mienten. Casi la mitad (41%) de los fallecidos en accidentes de tráfico urbano fueron peatones atropellados.

Aunque eso cambia según que edad tenga el peatón. El estudio refleja que los conductores respetan más un paso de peatones cuando quien está cruzando es un mayor de 65 años o un menor de 12. Sin embargo, los mayores son quien más llenan estas cifras. Son el mayor grupo de riesgo debido a los reflejos y las capacidades motoras mermadas.

Por desgracia, una parte importante de que haya tantos fallecidos por atropello la tienen los propios peatones. El 43% de los fallecidos no cruzaba por un lugar apropiado. Osea, que deliberadamente y conscientemente jugaron con su vida con fatales conclusiones. El resto, el 57%, se debe al caso contrario. Descuidos, falta de atención, velocidad excesiva…¿hora de que las autoridades se fijen en estas cifras? Únicamente en Europa mueren por atropello 8000 peatones al año.

Otro de los datos aclaratorios es el cuando se producen los atropellos. El cuando se circunda a las horas de menor luz, la noche y el atardecer. Momentos en que todos los gatos son pardos, y en los que tanto peatones como conductores tienen más dificultad de percibir lo que les rodea.

En esto nuestro país, a pesar de los grandes avances que se están haciendo en seguridad vial, suspende. Y esto no es nuevo. España es el segundo país de Europa donde más peatones mueren, únicamente superados por Eslovenia y estamos a la cabeza en fallecidos ocurridos por cruzar fuera de los pasos regulados.

En Circula Seguro | Consejos para ser un buen peatón
Vía | elpaís.com
Foto | Autoescuelasur

  • En muchas ocasiones, la saturación del entorno (con vehículos estacionados y con contenedores de basura situados en emplazamientos surrealistas) hace que el conductor no vea al peatón que tiene intención de cruzar. En esas condiciones el conductor tiene la obligación legal de aminorar su velocidad pero no todo el mundo lo hace, entre otras cosas porque la máxima aspiración de los conductores en las ciudades suele ser llegar hasta el semáforo antes de que se ponga en rojo.

    Situémonos en un entorno ideal en que todo el mundo aminorase la velocidad al pasar ante un paso de peatones sin visibilidad. ¿Sabes qué sucedería? Que la fluidez de la circulación se vería seriamente afectada. Es lo que ocurre, por ejemplo, cuando vamos varios coches de autoescuela seguidos uno del otro con alumnos que ya van “sueltos”. Aunque nuestro ritmo sea bueno y adecuado a las circunstancias, la inmensa cantidad de pasos para peatones mal resueltos que encontramos ralentiza el tráfico una barbaridad. Y liamos unos “pollos” que ni te cuento. Y estamos haciendo lo correcto, lo que manda la Ley.

    Así, pues: ¿qué es lo que falla ahí? La ubicación del paso, no, ya que se suelen situar (y he dicho “suelen”) en los lugares más convenientes para el peatón, cosa que evita que crucen por cualquier otro sitio. ¿Nuestra observancia de la Norma? Tampoco, porque quitamos velocidad para observar bien el entorno y dejar pasar a quienes tienen prioridad. Es el entorno del paso de peatones, que resulta impropio para una intersección en la que se cruzan dos usuarios de la vía tan dispares: un vehículo y una persona.