Pantallas fotocromáticas para nuestros cascos

Pantalla fotocromatica

Cuando haces un viaje largo en la moto o si por ejemplo, sales por el invierno después de comer, aprovechando que la temperatura en el asfalto es un poco más alta y no es tan peligroso ir con tus amigos a dar una vuelta, siempre se te presenta el hándicap de decidir que pantalla usar con el casco, si una clara, una ahumada o bien una oscura.

Si está nublado la elección es sencilla pero si hace sol, lo ideal es poner la oscura. El problema es que en estas fechas, la noche se te echa encima con relativa facilidad y os aseguro que no hay nada más incómodo y peligroso que circular en moto de noche y con poca visibilidad por culpa de una pantalla demasiado oscura. Y si llueve ya ni os cuento. Siempre podemos optar por algo intermedio, es decir, la ahumada, pero también hay otras soluciones.

Desde hace varios años, existen en el mercado cascos que llevan una pequeña visera para el sol oculta en la parte superior y que podemos extraer con una palanca situada en el lateral, de forma similar a los pilotos de los aviones de combate.

Otra solución son las gafas de sol, pero no todo el mundo se siente cómodo con ellas debajo del casco. Dependiendo del acolchado interior y de la forma de las patillas, puede llegar a hacerte daño en las orejas. Incluso puedes tener problemas con la zona de la nariz si las gafas y la naricera no acoplan de forma correcta. Unas patillas extrechas y una montura lo más pegada a los ojos es lo ideal. Incluso nos protejera del aire si nos levantamos la visera.

La última novedad en el mercado son las viseras que cambian de color en función de la luz exterior, de una forma similar a los cristales fotocromáticos de algunas gafas que se venden en las ópticas. Raleri, el primer fabricante en ofrecerlas comercialmente ha presentado dos versiones diferentes.

La primera es igual a las gafas y va cambiando su tonalidad progresivamente según las condiciones ambientales. El cambio es relativamente lento pero nos permitirá protegernos de los rayos del sol por el día y ver perfectamente durante la noche. Además, su instalación es relativamente sencilla, tal y como podemos ver en el siguiente vídeo.

El visor va colocado sobre la pantalla de una forma similar a los sistemas anti empañamiento tipo pin-lock o similares. Además, el precio es bastante asequible, unos 37 euros.

Pantalla electro-fotocromatica

La segunda versión que nos ofrecer Raleri ya es mucho más sofisticada y se trata de un visor LCD que que cambia de color de forma inmediata. Su funcionamiento es como el de los cristales de las pantallas de soldadura y es ideal para gente que vive en zonas con grandes cambios de luz, como por ejemplo, carreteras con muchos túneles, desfiladeros o similares. El inconveniente del visor LCD es su precio, de 216 euros, aunque te puedes olvidar por completo de las molestias por la luz, de las gafas de sol y de los cambios de pantalla.

Más información | Raleri
Vía | Bikes in the fast lane