¿Otro Plan Prever a la vista?

Desguace

Aunque el Prever ya no sea nombrado en los anuncios de coche de nuestro país, ni esté disponible en ninguno de los concesionarios, las malas cifras de ventas de automóviles y la obsesión por reducir las emisiones de CO2 pueden conducir a que se regule un *nuevo incentivo para renovar el parque automovilístico*. O al menos, eso es lo que esperan los fabricantes del Gobierno que salga de las próximas elecciones.

Los principales partidos políticos incluyen en su programa electoral algún sistema de incentivo al achatarramiento, llámese Prever o no. Desde luego, el éxito cosechado por el Plan Prever en sus 11 años de existencia (eliminación de 3,5 millones de vehículos viejos) justifica de sobras que *se siga trabajando en esa dirección*.

El final del Plan Prever dio paso al nuevo impuesto de matriculación, con incentivos fiscales vinculados con las emisiones de CO2, aunque de momento, las cifras de ventas de automóviles nuevos han sufrido un importante retroceso, que aunque no tenga nada que ver con el nuevo impuesto, demuestra que *todo empujón para incentivar la compra de nuevos vehículos menos contaminantes y más seguros es poco*.

Tampoco escapa que otros países europeos, como Francia, han complementado la ventajosa fiscalidad de los coches nuevos poco contaminantes con una ayuda adicional en caso que se envíe al desguace un vehículo con más de 15 años. O hacemos algo parecido, o tendremos colgada la etiqueta de “uno de los parques automovilísticos más viejos de Europa” durante muchos años.

Vía | El Mundo Motor