Sal antes que nadie para tus vacaciones (o después de todos)

12114622944_0103210c0e_k
No te confíes, la carretera te espera para acogerte y transportarte a tu destino vacacional, pero también espera a otros millones de conductores que, como tú, solo piensan en llegar, desempaquetar y salir al fresco de la playa, la terraza o el campo. Salir a toda prisa porque ya nos parece que vamos tarde es perjudicial porque estaremos empezando el viaje con estrés, que con el paso de los kilómetros y las retenciones, o el tráfico muy denso, se irá incrementando.

Siempre que llegan estas fechas sabemos que las carreteras se van a llenar de coches, y sobre todo en esos días puntuales de Operación Salida y Retorno. Y todos los años nos encontramos encerrados en el coche mientras avanzamos al 10% de la velocidad que querríamos, en medio de una retención. Las ciudades grandes son las que más atascos acumulan, y hay una serie de horas clave que deberíamos evitar. La pregunta eterna es, ¿qué día y a qué hora salimos, y por qué no lo hemos hecho ya?

Salir antes que nadie, ¿es posible?

Esta es la pregunta del millón. ¿Puedes salir antes que los demás, en plena vorágine de la Operación Salida? Si, y no. No puedes si no puedes organizarte y dejarlo todo preparado para salir alguna hora antes de lo que sería normal, y no puedes si además no es posible salir antes del trabajo el último día. La posible solución sería incluir ese viernes en tus vacaciones, pero todos sabemos que no siempre es posible. Salir un par de horas antes de la hora no parece factible, tampoco, pero es un esfuerzo menor. Lo realmente importante es que sepamos tener todo a punto para salir en el minuto cero: equipaje preparado, niños preparados, coche preparado.

Sea como sea, si no salimos horas antes que el grueso de conductores, o un día antes, en algún momento nos vamos a encontrar con el temido “mogollón”.

Es mejor salir después de que se haya ido todo el mundo?

¿Qué son las vacaciones? La respuesta varía dependiendo de cada persona. Para el que firma, vacaciones son sinónimo de vivir una vida diferente a la de la dura rutina del trabajo. No significa nada relacionado con el estrés, y por supuesto ponerme una meta como salir inmediatamente de viaje no es lo que yo creo que son las vacaciones. A menos que todo sea estupendo y vaya rodado como en el punto anterior. El inicio de las vacaciones, y disculpad si llevo esto al terreno personal, es un periodo de “desintoxicación” de la mente, dejamos de trabajar y nos acostumbramos al nuevo ritmo: dormir mejor, hacer algo de ejercicio, preparar las cosas de viaje con calma.

Manteniendo esa filosofía, llega el momento de salir de viaje y todo el mundo lo hizo ya: ya no están, y sus coches no ocupan espacio en la carretera. Hay tráfico, porque en verano siempre lo hay en determinados días de la semana, y a ciertas horas del día, pero no es el tráfico masivo que tenemos en la famosa Operación Salida. Poniendo un margen a las salidas, ganamos todos porque “ayer” estaba el coche ya preparado, cargado con lo más importante a falta de meter dos bolsas pequeñas con lo último, e instalarnos todos en el coche. Salir temprano es otra guerra, sobre todo con niños, pero si son suficientemente pequeños podemos instalarlos en su SRI aun dormidos. Eso ya depende de cada familia.

La conclusión es que, sí, escalonar las salidas está bien (en teoría), pero como no lo hagamos nosotros, no podemos esperar milagros. Y el día de operación salida siempre tendrá un tráfico ingente, por muchas personas que practiquemos el viaje relajado.