Operación especial 1º de Mayo 2011

carretera nubes

Estas fechas son el comienzo de las grandes fiestas nacionales como la pasada Semana Santa y el fin de semana próximo con el puente 1º de Mayo, coincidiendo además con fiestas autonómicas como la festividad de la Comunidad de Madrid y locales como el incio de la Feria de Sevilla.

Fiestas que son muy esperadas tras el largo invierno y que esperamos disfrutar en compañía de la familia. Por eso la DGT, como viene haciendo cada año, nos pone en alerta sobre la previsión de 5 millones de desplazamientos que habrá entre el viernes 29 de abril y 2 de mayo.

Si a la inestabilidad ambiental, por las anunciadas aguas que caeran en los próximos días, le añadimos los importantes movimientos previstos, tenemos que asumir riesgos si decidimos coger nuestro vehículo. Por lo tanto, toda precaución al volante es poca. Veamos algunos consejos:

¿Por qué es importante tomar precaución?

La primavera es la época del año de transición climática donde se producen importantes variaciones en las precipitaciones atmosféricas, suelen ser muy intensas y repentinas. Lo mismo tenemos un sol espléndido como que se pone a llover en un intervalo de tiempo relativamente corto.

Existe una leyenda urbana que dice que cuando caen las primeras gotas por lluvia es cuando hay más siniestros en carretera. Esto es porque el pavimento, además de participar en el desgaste de los neumáticos, con la caída de agua se forma una fina capa resbaladiza (agua + barrillo) y que resulta ser peligrosa si utilizamos de forma brusca el sistema de frenado de nuestro vehículo.

No obstante, cuando debido a una precipitación importante o por causas meteorológicas extremas (nieve, hielo, viento, niebla) la circulación se realice con dificultad y peligro para la seguridad vial, lo mejor es detenerse fuera de la carretera en un lugar adecuado y esperar hasta que las condiciones climatológicas permitan seguir con el viaje.

pista mojada

Todos estos cambios repentinos de las condiciones ambientales influyen negativamente en la conducción y durante nuestro viaje. Por ello, es aconsejable antes de emprender el viaje por carretera, tener un plan de viaje programado con antelación. Es decir, tener prevista la hora de llegada en relación al trayecto elegido así como el estado de la carretera para evitar sorpresas de última hora.

Especial atención se merecen las carreteras secundarias, o para que me entiendan, carreteras de tramos normalmente cortos entre poblaciones y que tienen una sóla calzada para los dos sentidos de circulación. Hay que tener en cuenta, que la velocidad es menor en este tipo de vías y al no ser frecuentada habitualmente puede sorprendernos la presencia de ciclistas o vehículos agrícolas.

Consejos y normas de seguridad vial relativas al estado del vehículo

Es fundamental antes de salir de viaje realizarle al vehículo una revisión completa en un taller de mecánica para ver su estado. Es decir, comprobar los niveles de líquido de frenos, aceite y líquido limpiaparabrisas y anticongelante, escobillas del limpiaparabrisas y estado de la batería.

Verificar con el motor frío el estado de los neumáticos, sin grietas, ni estrías y con el dibujo de rodadura profundo, entre otras cosas para evitar el efecto “aquaplaning” que se produce circulando con unos neumáticos desgastados y con una banda de rodamiento cuya profundidad es inferior a 1,6 milímetros.

Y por último comprobar que se lleva en el vehículo los recambios imprescindibles como son: la rueda de repuesto a su presión necesaria y herramientas para su instalación, chaleco debidamente homologado así como ir provisto de dos triángulos homologados de señalización de peligro.

Consejos y normas de seguridad vial relativas al conductor

En todo momento hay que mantener una atención en la conducción, respetando la señalización tanto fija como la de paneles de señalización variable, así como los límites de velocidad específicos ante la proximidad de un tramo peligroso y genéricos de la carretera previstos por el titular de la vía.

excursión en bici

El incumplimiento por parte del conductor de las limitaciones de velocidad puede constituir una infracción grave o muy grave según el reglamento de circulación, además en ambos casos, la pérdida de puntos dependiendo del exceso superado. Incluso podría calificarse de delito en los casos de superar en más de un 50% la limitación de velocidad, según el tipo de vía, condiciones del vehículo o limitaciones del conductor.

Si nuestro viaje es largo, hay que tener en cuenta que al menor síntoma de cansancio lo mejor es parar el coche fuera de la carretera y descansar lo suficiente para continuar después. Durante el viaje hay que evitar las comidas copiosas ya que producen efectos negativos para la conducción como son la fatiga y la somnolencia. Una simple cabezada al volante nos puede costar la vida.

Y ojo con la ingesta de alcohol que para nada es compatible con la conducción. Circular habiendo consumido bebidas alcohólicas y arrojar en los controles preventivos de alcoholemia una tasa superior a la permitida puede ser una infracción muy grave al reglamento de circulación con la consiguiente retirada de puntos o un delito contra la seguridad vial, tipificado en nuestro código penal, que puede acarrear además de la sanción pecuniaria, la retirada del carnet de conducir.

Sobre todo sentido común y si tenemos precuación al volante aplicando la fórmula prevención + prudencia, obtenemos = seguridad vial.

Más información | Ministerio del Interior
Foto | M.Peinado, Christian Frausto Bernal, chuchurex
En Circula Seguro | Nos vamos de vacaciones