Objetivo: reducir un 30 por ciento los accidentes de tráfico

II Jornadas Divulgativas sobre Seguridad Vial

A pesar de la tendencia al descenso en el número de fallecidos año tras año en los accidentes de tráfico, durante las II Jornadas Divulgativas sobre Seguridad Vial: “Informar para Prevenir”, organizadas por la FUNDACIÓN MAPFRE, se ha llegado a la conclusión de que todavía hay margen para reducir hasta un 30 por 100 el número de accidentes y víctimas de tráfico.

Tres ponencias fueron las principales durante las jornadas divulgativas. Por un lado, el uso de los SRI o Sistemas de Retención Infantil, por otro los accidentes producto de salidas de vía y en tercer lugar los fallecimientos por atropello, sobre todo en zonas urbanas en las que tan sólo se ha reducido la siniestralidad un nueve por ciento desde el 2003.

Agustín Galdón, Responsable de Empresas del Instituto de Seguridad Vial de FUNDACIÓN MAPFRE, fue el encargado de analizar el uso de los Sistemas de Retención Infantil. Las cifras todavía asustan ya que cuatro de cada diez niños que pierden la vida en accidentes de tráfico, no utilizaban ningún sistema. A veces por pereza de los padres y otras por la mala costumbre de pensar que “como vamos sólo hasta aquí al lado…”.

Elena de la Peña, Subdirectora General Técnica de la AEC, analizó los accidentes producidos por la salida de la vía en las carreteras convencionales. Se realizó especial hincapié en mantener los márgenes libres de obstáculos y con pendientes reducidas que minimicen el peligro de vuelco, uno de los accidentes que mayor índice de mortalidad presenta. En los sitios en que no sea posible, los sistemas de contención a instalar deben ser los adecuados desde el punto de vista del usuario y no de la vía en si.

Por último, David Gallegos, Responsable de Proyectos de Cátedra Applus, fijó la atención de los presentes en los usuarios más vulnerables de la vía y que han tenido un menor descenso de víctimas entre peatones. Para ello, los frontales de los vehículos deben sufrir un profundo rediseño y que permitan optimizar los sistemas de seguridad activos.

Vía | Revista Travesía
Foto | Javier Costas