Nuestras áreas de descanso suspenden

area-descanso-ap7.jpg

Cuando realizamos un viaje largo, uno de los consejos que deberiamos seguir a rajatabla es el de realizar paradas de descanso cada dos horas o doscientos kilómetros. Nuestro cuerpo necesita desconectar, refrescarse y aunque sea por diez minutos dejar de tener la carretera en la cabeza.

Pero de nada sirve que las autoridades se empeñen en que les hagamos caso, si los lugares, al menos una parte de ellos, en los que tendríamos que descansar tienen un estado insatisfactorio. Con éste último calificativo, e incluso con el de muy insatisfactorio, es como califica un estudio europeo las áreas de descanso de nuestro país. Y eso que en su estudio sólo valoraron ocho situadas en tres autopistas de peaje.

Las deficiencias son múltiples y variadas. Falta de iluminación, inseguridad, sin vídeovigilancia, ausencia de teléfonos de emergencia, deficiencias en las instalaciones sanitarias o ausencia de las mismas, suciedad…Por todo esto, tenemos el honor de contar en conjunto con las peores áreas de descanso de Europa. Vamos que se nos quitan las razones de parar. Así que no tenemos otra opción que hacerlo en las gasolineras.

La proliferación de gasolineras con una infinidad de servicios adyacentes ha hecho que las administraciones se olviden de las áreas de descanso. O al menos lo parece. Pero bien pensado, de la conservación de un área de servicio se encarga una empresa privada, la propietaria de la misma. Igual servicio, coste cero. La ecuación perfecta. Aunque en esta ocasión el palo es para las empresas concesionarias de las autopistas de peaje en las que se realizaron el estudio. Son ellas las que deben mantener en buen estado las mismas, ya sea la propia carretera como todo lo que la circunda. Porque es de suponer que el dinero recaudado sirve, al menos en parte, para ello. ¿No?.

Pero aunque quisieramos (siempre es mejor que la culpa la tengan otros), los resultados también indican que los usuarios de las áreas de descanso ponen su granito de arena para conseguir estos malos resultados. Por la misma rázón que no tiramos la basura al suelo, mantenemos la limpieza y cuidamos las cosas en nuestra casa, deberíamos hacerlo en estos lugares. Aunque eso, más allá de la educación vial, se trata de pura y dura educación.