No, no nos quedaremos a oscuras en la carretera

Carretera oscura

Más cambios de esos que, según cómo se enfoquen, dan como para liarla en los medios. El Ministerio de Fomento quiere ahorrar un 50% en la iluminación de nuestras carreteras, que dicen que el Estado se gasta 25 millones de euros al año y eso no puede ser.

Y de ahí más de uno (yo, el primero) ha interpretado que José Blanco iba a armarse con un tirachinas para romper las bombillas de toda carretera y que ya está bien eso de dejarse las lámparas encendidas cuando no hacen falta, que era lo que decía mi madre siempre que le llegaba la factura de la luz.

Nada más lejos de la realidad. Desde Fomento han aclarado en cuatro palabras que lo que van a hacer es sustituir las bombillas halógenas por luces de bajo consumo. Vamos, que lo que quieren en el Gobierno es iluminar igual pero a menor coste. Pues haber avisado, hombre, que con tanto ir y venir nos llevan locos a todos ya.

La incontinencia legislativa con que se está llevando la gestión de nuestra movilidad durante las últimas semanas ha desembocado en una propuesta de esas que a uno le hace dudar sobre si ayer fue 28 de febrero o de diciembre, día de los Santos Inocentes que somos cada vez más los usuarios de las vías públicas. Sea como fuere, nos estamos acostumbrando ya a que un día nos comuniquen una medida de lo más extraña y a renglón seguido se nos dé un matiz, una explicación complementaria o incluso una contramedida. Curiosa forma de comunicar, esta de los políticos (me da igual el color).

Volviendo a la noticia en sí, es de cajón que la vía tiene que estar bien iluminada tanto de día como de noche. Y a pesar de ser tan de cajón, no nos sorprende lo más mínimo que al gobierno de turno se le ocurra la peregrina idea de recortar gastos en alumbrado. Que ya sabemos que no es lo que parece, pero no nos resulta sorprendente. ¿No será por el patético y lamentable estado que presenta ya la iluminación de muchas de nuestras vías?

Semáforo de alta visibilidad

Hileras de farolas que nunca se encienden, túneles con los dispositivos de iluminación sucios, barreras con captafaros que la última vez que vieron un cubo de agua fue el día de su inauguración. Y, en el lado opuesto, oasis lumínicos en medio del más oscuro de los desiertos que causan todo tipo de deslumbramiento para luego dejarnos a oscuras en medio de la carretera, a poder ser antes de una curva, túneles en los que son necesarias las gafas de sol, barreras metálicas que de tan brillantes parecen anunciar la presencia de un vehículo que no es otro que el propio, y así hasta el aburrimiento.

Bueno, y ya que estamos, y dejando de lado Fomento para meternos a fondo en los pueblos y ciudades de nuestro país, que levante la mano quien no haya sido atacado por océanos de luces urbanas que hacen invisibles a los usuarios más débiles de la vía, señales que quedan justo delante de una farola y pasan inadvertidas, semáforos que sirven para ponerse moreno con la luz que dan.

Sí, desde luego, hace falta una seria reorientación en el asunto de la iluminación de la vía. Si los dispositivos que emplee Fomento, seguramente de tipo led, cumplen con su cometido a un coste menor, bienvenidos sean. Si además esta actuación sirve para que se repasen los muchos defectos de iluminación que tienen nuestras vías, mejor que mejor.

Vía | El Correo, Europa Press
Ilustraciones | Josep Camós

  • s63aut

    Por lo de apagar farolas sí que no paso, la seguridad vial está por delante del ahorro y no se puede ahorrar asumiendo que va a haber más muertos, y no unos pocos, sino una cifra que puede llegar a ser cuantiosa, ya que hay infinidad de tramos peligrosos que incluso iluminados siguen siendo peligrosos, otra cosa es racionalizar el uso de las farolas, eso se puede hacer siempre, pero apagar sistemáticamente es malo, incluso es malo para la seguridad ciudadana ante robos y asaltos, por lo tanto no es aceptable y punto.

    Ya puestos, si apagamos todo, vayamos por ciudad de noche con las luces de posición, como hace 40 años, pero no, no hagamos eso, mejor poner un tope de 100 en autopistas antes que apagar farolas donde realmente son necesarias, aunque con ello no defiendo ese tope de 100, simplemente digo que mejor eso que los inventos del inefable Pepe Blanco, que tiene unas ideas de bombero que hay que ver (con perdón de los bomberos).

  • amparo19

    Venga, vamos a sugerirles más ideas peregrinas (aunque no necesiten ayuda).

    Porque no apagar todos los semáforos a partir de las 00:00h hasta las 07:00 en días laborables?, salvo los que regulen alguna intersección problemática. Los que regulen pasos de peatones ya disponen de la marca vial (paso de cebra), que debería de valer lo mismo. En cruces que exista señalización vertical adicional, a esas horas para que tener semáforos gastando inútilmente, o si no la prioridad de la derecha…

    • Josep Camós

      Eh, eh, mucho cuidao, que eso en mi pueblo ya lo hacen. Hay un semáforo que regula una intersección con raqueta que a partir de las diez o así se queda en modo “extremar la precaución y ceder el paso en su caso” (amarillo intermitente, para los no-frikis). Más divertido, oye…

      Yo propongo otra medida: que para ahorrar energía todas las calles sean de doble sentido, aunque los coches no quepan, y que desaparezcan de una vez por todas las prohibiciones de giro. Así no hay que dar tantas vueltas absurdas para ir a los sitios, hombre ya.

  • busgosu

    ¡¡Que no panda el cúnico!! No me había llegado a enterar muy bien del tema, pero me comentaban que la cosa se trataba de cambiar luces de semáforos por luces LED, racionalizar el alumbrado público en ciudad y sustituir las lámparas de las farolas por lámparas LED. No es tan mala idea, el único pero es el de la inversión inicial que necesitará en el caso de las farolas.

    Quiero decir, lo de los semáforos con LED, gastan mucho menos y teóricamente no se funden “nunca”, así que si todo va bien, no volveremos a ver semáforos en “silencio administrativo”.

    Lo del alumbrado público en ciudades… hay que reconocer que hay muchas vías que están sobreiluminadas. Y otras que todo lo contrario. Lo curioso es que si estamos en una calle que está suficientemente iluminada y pasamos a una que está sobreiluminada, la sensación es que la primera está insuficientemente iluminada. Además, ¿cuántos ayuntamientos habrá que encienden tooodas las lámparas de una farola antes de que anochezca? En mi ciudad, por ejemplo, utilizan farolas de tres brazos para calles peatonales con un carril para circular, y encienden las ¡¡¡tres!!! lámparas hasta que empieza a hacerse noche cerrada, momento en el cual apagan dos, quedando una única lámpara encendida toda la noche ¿¿?? Eso es derrochar energía y además, utilizarla mal. Lo sensato sería encender una lámpara al atardecer, encender todas si es necesario cuando empieza a hacerse de noche cerrada, y apagar dos cuando apenas haya tránsito por la calle. Hay una tendencia ahora que es construir luminarias que ofrezcan al menos dos niveles de iluminación para adaptarlo a las condiciones de tránsito y luz ambiente. Pude parecer que no, pero el alumbrado público es un trozo importante del pastel de gasto energético. Eso en ciudad. En carretera ya es otro cantar. Si una vía tiene que estar suficientemente iluminada…tiene que estarlo.

    La última medida que me comentaban habían propuest, era cambiar las farolas de las carreteras por farolas LED. Ahí ahorro…sería a largo plazo, y con una inversión inicial importante. Las ventajas serían que la luz es mucho más cómoda que la de las farolas de vapor de sodio, y tienen el doble de vida útil, supuestamente.

    El caso es que se empeñan en explicarse mal, ¿eh?

    Un saludo!