Neumáticos, del circuito a la carretera

gama_michelin_pilot_5.jpg
Hace mucho, mucho tiempo, en una gal…, bueno, en nuestro país, los neumáticos que calzaban nuestros coches eran piezas a las que se les daba la importancia justa: se montaban, se gastaban, se cambiaban. Incluso la rueda de repuesto era exactamente igual que las demás, y cuando sufríamos un pinchazo la utilizábamos junto a las demás sin pensar en igualar las presiones, sin pensar en la diferencia de desgaste entre los cuatro neumáticos. Poco a poco hemos evolucionado hacia un escenario en el que las ruedas de repuesto son especiales y de obligada sustitución, estamos más concienciados sobre la mínima profundidad permitida para el dibujo de un neumático (¿la sabes?) y mucho más.

Hoy en día los neumáticos son una de las piezas de nuestros coches que combinan las tecnologías más avanzadas. Los neumáticos duran más, pueden aguantar mayores velocidades, pueden aguantar más fuerzas laterales, agarrarse más al asfalto, evacuar más agua, ahorrar más combustible… que nunca. Y es más, hoy en día los neumáticos están heredando mucha tecnología y avances directamente de la competición. Estos avances nos llevan a una generación nueva de neumáticos con más prestaciones, como veremos a continuación.

Los neumáticos pueden describirse teniendo en cuenta muchos parámetros: precio, durabilidad, sonoridad, agarre, impacto en el consumo, comodidad… También depende de si estamos hablando de condiciones de asfalto seco o mojado. Para cada necesidad específica hay un neumático concreto que maximiza las prestaciones, y aquí empiezan las diferencias entre la competición y la “vida normal”. En nuestra vida diaria le pedimos al neumático que se comporte lo mejor posible dentro del abanico de posibilidades que nos vamos a encontrar cada vez que nos movamos.

gama_michelin_pilot_1.jpg
Al contrario, las condiciones de competición son concretas por lo general (llueve o no llueve, el asfalto tiene más o menos agarre…) y por eso se puede uno permitir elegir la mejor opción de neumático, por ejemplo el neumático liso o slick, perfecto para condiciones de asfalto seco. Tiene la mayor superficie de contacto con el asfalto y proporciona más agarre y tracción que otros neumáticos con más “dibujo”, siempre que no haya humedad de por medio. Si las condiciones fuesen asfalto mojado, muy mojado, entonces se podría pensar en el neumático con mayor dibujo, el que más agua desalojase por unidad de superficie y unidad de tiempo. Lo mismo si hablamos de tierra, gravilla, barro, nieve… Las condiciones pueden ser cualesquiera pero las sabremos de antemano mientras que en el día a día serán imprevisibles.

Para uso diario también podemos fijarnos en las prestaciones estándar de los neumáticos. Lo que ocurre es que intentaremos que el neumático sea “bueno en la mayor cantidad de situaciones diferentes” antes que “el mejor en dos o tres situaciones”. Por eso existen los neumáticos de invierno, cualquiera de nosotros puede montar diferentes neumáticos en las estaciones más secas y las húmedas. La experiencia del circuito nos beneficia a todos en materia de neumáticos, de hecho existen gamas que heredan directamente compuestos y tecnología de competición y proporcionan prestaciones de infarto para muchos (yo incluido). Ejemplo, de casa claro: los Michelin Pilot, con compuestos como el Pilot Sport, Pilot Sport Cup +, Pilot Super Sport,… y podríamos seguir con los neumáticos más pensados para usos “callejeros”.

A un neumático le podemos pedir muchas cosas: que sean asequibles, que nos duren muchos kilómetros, que sean cómodos, que no tengan excesiva sonoridad. Pero una de las más importantes es que nos agarre al asfalto, que sea capaz de ayudarnos activamente a corregir un pequeño error, un imprevisto, de forma que consigamos recuperar el control que perdimos, o que consigamos detenernos antes con total seguridad. Y si tienes alguna duda siempre puedes consultar a un experto o ver en la web de Michelin qué neumático te va mejor gracias a la guía interactiva.

  • menos_16

    Publireportaje

    • Hola menos_16, este blog es propiedad de Michelin y Fundación MAPFRE. Lo tienes bien especificado aquí (sigue el enlace): http://www.circulaseguro.com/acercade

      Publicamos mucha información mensual sobre seguridad vial, sobre neumáticos (menos veces), seguridad activa y pasiva, normativas, debates…, procuramos fomentar el sentido común y también informar sobre cosas que probablemente no todo el mundo sepa, siempre con respeto hacia el lector y tratando de ser muy coherentes.

      Gracias por tu escueto y extraño comentario, no se, a título personal, qué quieres conseguir con él. Parece que quieras denunciar algo, pero la verdad es que esto no es un publirreportaje.